Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

SEMANA DE ACTOS CON MOTIVO DEL DÍA MUNDIAL

Las entidades de salud mental de Aragón ponen el foco en los programas preventivos

Las asociaciones que integran el Fórum apuestan por reforzar la detección y también por una atención "temprana" en los primeros episodios / Abogan porque el personal sea «más transversal» para dar una atención «integral

Varias personas en una zona de consultas de salud mental, en una imagen de archivo. JAIME GALINDO

El concepto de salud mental abarca un amplio abanico de escenarios en los que la intervención puede ser necesaria. Problemas psicológicos, ansiedad, depresión, soledad, ideas suicidas, trastornos alimentarios... El listado es tan variado como el perfil de pacientes susceptibles de ser atendidos, pero en todos los problemas hay un nexo de unión: la prevención.

Por esto mismo y con motivo del Día Mundial de la salud mental que se celebrará el próximo 10 de octubre, desde el Fórum de Entidades Aragonesas de Salud Mental ponen el foco en los programas preventivos y también en las intervenciones tempranas cuando se desencadenan los primeros episodios. «Los retos son muchos, pero hay dos elementos que son clave: evitar que aparezca un caso de salud mental y si lo hace, que sea intervenido de forma rápida», explica Paco Galán, presidente del Fórum de Entidades Aragonesas, que aglutina a una quincena de asociaciones que trabajan por la salud mental en la comunidad.

"A una persona con un problema de salud mental no hay que asociarla con violencia, sino más bien con una situación de sufrimiento", insiste Paco Galán, presidente del Fórum de Entidades Aragonesas de Salud Mental.

decoration

«Todo lo que sea luchar contra la psiquiatría pesada, que es aquella que se cronifica y requiere recursos especializado, es muy positivo. Pero claro, no llegamos a todas las situaciones y la enfermedad desencadena sus primeros episodios. Actuar ahí también es clave», detalla Galán.

La estigmatización continúa

Desde Fórum consideran que «en toda rehabilitación» se debe contar con la participación de la sociedad civil, de tal manera que eso ayuda a «luchar contra el estigma», indica Galán. «Hay que cambiar las impresiones desde la base porque la sociedad sigue creyendo ciertos conceptos como que los pacientes están en un manicomio. Eso ya es un error», dice.

«A una persona con un problema de salud mental no hay que asociarla con violencia, sino más bien con una situación de sufrimiento. Si la sociedad acepta esta realidad, el efecto del estigma desaparece», indica Galán, que precisamente por esto incide en la labor de las entidades sociales. «A los servicios públicos, sin la participación de las asociaciones, les sería mucho más costoso y menos eficaz toda actuación en salud mental», incide el presidente.

"A veces pensamos que un servicio tiene que estar liderado por un psiquiatra pero a costa de que no haya otros perfiles que se ha demostrado igual de válidos", reitera Galán.

decoration

A pesar de que la «humanización» en el tratamiento de los pacientes de salud mental es «cada vez mayor», la realidad «exige un esfuerzo más» porque «todavía falta mucho por recorrer», señala Galán. Esto adquiere relevancia porque se producen «situaciones coyunturales», inesperadas en muchos casos, que afectan a la vida más cotidiana. La más reciente ha podido ser la pandemia del covid. De hecho, tras ella se han detectado «alarmantes» cifras de suicidio o de intentos del mismo. «No quiere decir que antes del covid no los hubiera, pero ahora se han evidenciado todavía más unos desajustes que antes no se veían. El tema del suicidio hay que abordarlo todavía más», matiza Galán.

No se debe abusar de los fármacos

El presidente de Fórum también matiza que, de esos problemas sociales, «no todo hay que hacerlo motivo de atención psiquiátrica», señala. De hecho, apunta que por momento se cae en una «vulgarización» de la especialidad. «No hay que abusar de los recursos médicos ni tampoco de los farmacológicos. Hay que hacer un uso adecuado y para ello también necesitamos educación para la salud», explica Galán, que considera que hay un «exceso de la cicatrización de todos los problemas», indicó el presidente. «Se pueden llevar hábitos buenos sin tener que hacer un abusivo de las intervenciones. No podemos cosificar. Hay que acompañar la medicación con acciones más cercanas y humanas», insiste.

Ejea, el «germen» de toda una comunidad terapéutica

El Fórum Aragonés de Salud Mental ha elegido Ejea de los Caballeros para celebrar hoy su acto institucional porque la localidad es considerada como el «germen» de muchos de los proyectos terapéuticos de salud mental que actualmente están vigentes en Aragón. «En 1986 se inició en Luesia un proceso de orientación terapéutica para atender a menores y pacientes psiquiátricos de una comunidad vecina. Lo encargó la Diputación Provincial de Zaragoza, que es quien tenía las competencias. De este proyecto de Luesia surgió después el centro de rehabilitación psiquiátrica de Sádaba», explica Paco Galán, presidente del Forum.

«Los profesionales que estaban allí fueron haciéndose eco, progresivamente, de todos los programas de rehabilitación a nivel europeo. De este modo, se empezó a ofrecer una serie de recursos a toda la comarca de las Cinco Villas», cuenta. «Después, el salto a Zaragoza tiene lugar en 1991, cuando la Fundación Rey Ardid se pone en marcha la primera unidad de intervención. A partir de ahí, ya entrados los años 90, se empezó a trabajar en un amplio entramado de recursos de salud mental y que ahora configuran las líneas de actuación de las entidades que formamos el Fórum», detalló el presidente del colectivo.

Ejea de los Caballeros centralizará, por tanto, el acto institucional, pero las actividades se llevarán a todo el territorio porque hay previstos actos en las tres provincias con motivo del Día de la Salud Mental, el próximo 10 de octubre.

Para conseguir el equilibrio que buscan las asociaciones son necesarios los recursos, con los que atender a los pacientes, pero también el personal. En este aspecto, Galán demanda una «formación en transversalidad» porque «no puede ser que solo haya un perfil concreto» de profesionales en este sector. «Es decir, no todo deben ser psicólogos y psiquiatras. Son igual de importantes ellos que una enfermera de salud mental o un terapeuta ocupacional», explica el presidente de Fórum.

"No hay que abusar de los recursos médicos ni tampoco de los farmacológicos. Hay un exceso de la cicatrización de todos los problemas, pero no podemos cosificar. Hay que acompañar la medicación con acciones más cercanas y humanas», insisten desde Fórum.

decoration

«Tenemos que tener suficiente experiencia como para poder intervenir desde todos los puntos de vista. Hay profesionales que deberían potenciarse más para estar todos al mismo nivel. A veces pensamos que un servicio tiene que estar liderado por un psiquiatra pero a costa de que no haya otros perfiles que se ha demostrado igual de válidos. De hecho, la atención al paciente es mucho mejor si se extiende la labor a otros perfiles », reclama.

En este sentido, Galán advierte de que esta realidad deriva en la existencia de numerosos pseudoprofesionales que, a la hora de abordar las patologías, no lo hacen de manera integral. «Hay que tender a la especialización en salud mental», finaliza.

Compartir el artículo

stats