Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

ENTREVISTA
Contracorriente La arquitecta zaragozana presenta un libro sobre los estragos que deja la guerra

Marta Miret: "Por ética, Ucrania debería ser reconstruida por los ucranianos"

Marta Miret, con su nuevo libro 'Los estragos de la guerra'. Ángel de Castro

Marta Miret, arquitecta zaragozana, ha publicado recientemente ‘Los estragos de la guerra’, un libro en el que reflexiona sobre las consecuencias bélicas de conflictos como el ucraniano, el cual le toca de cerca tras haber conocido Kiev por motivos laborales en 2012.

¿Por qué decide escribir este libro?

La de Ucrania es una tragedia que me toca muy dentro. Es una locura que en pleno siglo XXI permitamos destruir tantas vidas. También es una tragedia que destruyamos sus ciudades, que son la historia de un pueblo soberano como es el ucraniano. Deberíamos ser seres humanos éticos y conscientes. Además, es un país que conozco, estuve en Kiev hace diez años por motivos profesionales, donde dimos unas conferencias sobre la Expo de Zaragoza, y nos recibieron muy bien.

¿Todavía mantiene el contacto con gente de ahí?

Sí, dejamos buenos amigos que nos han visitado en Zaragoza varias veces. Hemos estado en contacto, aunque al principio de la guerra lo perdimos. Luego supimos que cambiaron de ciudad y se pudieron resguardar. Se me ponen los pelos de punta de recordarlo. Es muy trágico todo, un sinsentido.

La arquitectura es una buena forma de medir las consecuencias directas de una guerra.

Eso es. En el libro hablo de la importancia de los lugares en los que vivimos, que son nuestra vida, nuestro día a día. Ir al colegio, recorrer nuestros barrios con nuestras rutinas... La tragedia de las guerras es que destruimos todo eso, son los estragos que deja. Intento describirlo como ciudadana que conoció esas calles y como arquitecta, sabiendo lo trágico que es para las personas.

"Es una locura que en pleno siglo XXI permitamos destruir tantas vidas"

decoration

¿Qué papel deberá jugar la arquitectura tras la guerra?

Por ética, Ucrania debería ser reconstruida por los propios ucranianos. Cuando estuve, había muchos arquitectos jóvenes y muy preparados. Algunos están o han estado en combate, y deben rehabilitar sus ciudades y su país, tienen ahí su propia historia y sus creencias. Los demás países debemos ayudar económicamente, pero las cabezas tienen que ser las de los propios ucranianos.

En el libro menciona también otras guerras (Siria, Irak, Yemen…). ¿Por qué cree que ponemos el foco más intensamente sobre Ucrania?

Porque lo tenemos en la puerta de casa y nos asusta. Era un país soberano, y un país contiguo ha decidido acabar con eso. Está a las puertas de Europa, pero obviamente sigue siendo igual de trágico lo que ha pasado en otros lugares. Hablo por ejemplo de la ciudad amurallada de Shibam, en Yemen, que es maravillosa y ha sido destruida en la guerra. O de Alepo, en Siria, que es una ciudad que su gente ha confeccionado durante siglos, y de repente ha quedado destruida por los sinsentidos de la guerra. Algunos de esos lugares incluso son Patrimonio de la Humanidad.

"Sentía que tenía algo que contar. De alguna forma, decir que he estado, que he visto y que ha existido"

decoration

Las imágenes que incluye también son importantes.

Sí, en ellas se ve la vida de la ciudad. También incluí un par de fotos de noche, porque Kiev tenía su vida nocturna. Ahora no tienen luz y ni siquiera van a poder tener calefacción.

¿Cuáles son sus objetivos con esta publicación?

Sentía que tenía algo que contar. De alguna forma decir que he estado, que lo he visto y que ha existido, y como yo muchos. El otro día escuchaba a una anciana en el telediario que decía que solo esperaba tener un lugar al que volver. Ese lugar lo hacen los arquitectos, pero también las personas, que son el pulso de las ciudades.

Compartir el artículo

stats