Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

solidaridad

La petición de ayudas al Banco de Alimentos de Zaragoza podría incrementarse un 20% en 2022

La Gran Recogida se celebrará del 25 de noviembre al 3 de diciembre con donación de productos y monetaria y esperan recaudar unos 500.000 euros / La oenegé ha reclutado a 2.000 voluntarios en la capital aragonesa y necesita llegar a los 3.000

José Ignacio Alfaro (en el centro), junto a Alberto García Tejedor (a la derecha) y tres miembros de bvocal.

“La situación es dura y complicada” y parece que todavía puede empeorar ya que se espera un incremento del “20% de peticiones” de ayuda y ahí tiene que estar el Banco de Alimentos de Zaragoza, que actualmente ayuda a alrededor de 23.000 zaragozanos, una cifra que “va in crescendo”. Y de hecho, José Ignacio Alfaro, responsable de la oenegé en la capital aragonesa, ha asegurado que desde el verano reciben “cuatro o cinco llamadas semanales”. Así lo ha manifestado durante la presentación de la Gran Recogida de alimentos, cuyo lema es Comer no puede ser un lujo, que se realizará en todo Aragón del 25 al 3 de diciembre. El 25 y el 26 de noviembre será en formato mixto, ya que se recogerán alimentos y dinero, mientras que a partir de esa fecha solo serán donaciones monetarias.

Alfaro ha estado acompañado por Alberto García Tejedor, coordinador de la Gran Recogida y tres miembros del grupo bvocal, Augusto González, Alberto Marco y Juan Luis García, que aportarán su granito de arena siendo voluntarios de la asociación en la explanada de Carrefour y recogiendo alimentos para la campaña.

Su objetivo es llegar a los 500.000 euros y los voluntarios estarán presentes en alrededor de 200 tiendas tanto de la capital aragonesa como de la provincia, ya que recogerán alimentos en Caspe, Calatayud, Borja, Maluenda o Épila, entre otros. El responsable ha señalado que para esta campaña se necesitan alrededor de 3.000 voluntarios y de momento, cuentan con 2.000.

Alfaro ha reconocido que “el año pasado fue ya regular y por eso hemos llegado de esta manera” y es que las estanterías de la asociación en MercaZaragoza están vacías, por lo que apeló a la solidaridad de los aragoneses para que colaboren con lo que puedan.

El almacén del Banco de Alimentos de Zaragoza, la semana pasada, casi vacío. ANDREEA VORNICU

La intención es “respetar la voluntad del donante” y de ahí que se recojan alimentos y dinero (en el caso de Carrefour, Eroski o Alcampo); mientras que otras como Mercadona, El Árbol o El Corte Inglés, solo aceptarán dinero. ¿El motivo? Dos, según Alfaro, uno, que tiene un “coste” porque hay que llevarlo al Banco de Alimentos y el segundo, porque si se pide leche o aceite, muchos usuarios compran y se terminan las existencias y “tiene que llamar para reponer”.

Pero esa donación dineraria también es beneficiosa para el Banco de Alimentos porque “teníamos que alquilar una nave en la Feria de Zaragoza y autobuses para llevar a los voluntarios” porque una vez terminada la recogida es necesario clasificar los productos. Además, los alimentos entregados tienen fecha de caducidad y, por ejemplo, la leche donada ahora “caduca en marzo” y en abril las estanterías están vacías. El dinero “nos permite comprar lo que necesitamos” puesto que las tiendas nos dan un plazo de 6 u 8 meses para gastarlo y “podemos comprar poco a poco”. En este sentido, ha insistido en que el dinero “no va la los bancos sino que se queda en las tiendas y vamos disponiendo poco a poco de él”. Por eso, ha dicho que “transformamos el dinero en alimento”.

El dinero recaudado el año pasado permitió comprar segundos platos, como huevos, salchichas, sardinas, atún, lo que hizo que “se mejorara la dieta" y de cara a lo que viene se sigue intentando aportar esas dosis de proteína.

12.000 euros mensuales en gastos

Todos los miembros del Banco de Alimentos de Zaragoza son voluntarios salvo un administrativo que está media jornada. Los gastos de la oenegé son de alrededor de 12.000 euros mensuales o 150.000 al año, aproximadamente. Preguntado por las aportaciones de las administraciones, Alfaro ha reconocido que actualmente reciben 65.000 euros por parte del Ayuntamiento de Zaragoza -de anteriores corporaciones, 8.400 (PSOE) y 1.800 (Podemos) y 25.000 aporta Mercazaragoza-. La DPZ aportó hace dos años diez mil euros y hace tiempo una furgoneta y el Gobierno de Aragón, “nada”. El presidente ha estado "tres veces" en la consejería de Derechos Sociales y le han atendido "muy bien, pero hasta allí, todo el dinero es para dependencia".

Sin embargo, Alfaro asegura que “sí que se ha incrementado el bizum proveniente de particulares, que aportan 50, cien o 500 euros”, así como de empresa, lo que hace “que el presupuesto esté cubierto pero no si hay que hacer algún extra” como alguna compra o algún arreglo en el almacén.

Compartir el artículo

stats