Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

JORNADAS DE DERECHO DE AGUAS

A debate en Zaragoza el aumento de las sequías y las inundaciones

Ponentes de España y Latinoamérica analizan la seguridad hídrica en un contexto de cambio climático | Se busca el equilibrio entre satisfacer la demanda y proteger el agua como medio natural

Antonio García, Dolores Pascual, Ismael Jiménez y Antonio Embid, en las jornadas del Patio de la Infanta. CHE

Las XXIII Jornadas de Derecho de Aguas 2022, 'Seguridad hídrica y cambio climático', organizadas por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y el grupo de trabajo Agudema (Agua, Derecho y Medio Ambiente) de la Facultad de Derecho de la Universidad de Zaragoza, han comenzado este jueves en Zaragoza.

En el Patio de la Infanta se analizará el estado normativo dirigido a garantizar la necesaria seguridad hídrica que requiere la sociedad y el medio ambiente en un contexto de cambio climático con una previsible mayor presencia de sequías e inundaciones. Para ello se contará con 17 ponentes de España y Latinoamérica que expondrán interesantes visiones sobre este tema hasta el viernes a mediodía.

La presidenta de la CHE, María Dolores Pascual, ha explicado que de estas jornadas que cumplen 30 años "salen muchas grandes ideas" desde 1992. "Hoy seguimos colaborando con la universidad con la misma ilusión. Esa cohesión entre un organismo gestor y la visión académica puede darnos líneas de trabajo, sobre todo para la creación de un marco jurídico estable que nos permita responder a retos como la conservación del medio, la reducción de los recursos hídricos o las necesidades de las distintas actividades económicas".

Todo eso, ha proseguido, "es un cóctel al que el derecho tiene que dar respuesta para garantizar los derechos y las obligaciones de los ciudadanos y también para garantizar la resolución de conflictos en escenarios diferentes".

El concepto de seguridad hídrica se ha tratado más en el contexto internacional, "más de carácter social que un contenido jurídico estricto", pero en las últimas disposiciones normativas se ha incorporado el concepto de seguridad hídrica. "Se nota un cambio de lenguaje, con conceptos como resiliencia, compatibilidad o cambio climático. Al final todo va orientado a un necesario equilibrio entre la satisfacción de una serie de demandas sociales y económicas y, sobre todo, una prioridad de la protección del agua como un recurso natural y de la protección de los ríos y sus ecosistemas asociados".

Encontrar ese punto de equilibrio "es muy difícil" en la gestión "porque todos podemos estar de acuerdo en las ideas, pero luego es muy difícil llevarlas a la práctica cuando hay afectados o limitaciones de derechos". Ahí es donde empieza el conflicto. Así que reflexionar "en foros como este nos permitirá acotar, ver dónde está ese equilibrio y trasladarlo a las normas jurídicas", ha dicho la presidenta de la CHE.

Embalses y restricciones

Pascual también se ha referido a la situación de los embalses en el cauce del Ebro después de unos meses más secos de lo habitual. "Este otoño no está siendo especialmente lluvioso y lo que ha caído en los últimos días no ha mejorado las reservas en los embalses de la margen izquierda, que no se están recuperando y no tienen los niveles que cabría esperar en estas fechas".

Toda el agua que pueda embalsarse "estará reservada para los usos prioritarios como el abastecimiento y los caudales ecológicos, aunque todavía esperamos que haya precipitaciones en diciembre o enero", ha añadido Pascual. "Si no es así, el regadío sabe que la campaña siguiente puede tener problemas porque habrá que adoptar medidas para restringir las demandas".

Respecto al pantano de Mequinenza, su estado es el más bajo de la historia. "Parece que ha recuperado un poco, más Ribarroja que Mequinenza, pero son embalses que sufren la falta de aportaciones de los afluentes al eje del Ebro. La sequía está llegando a esos grandes embalses, pero en cualquier caso los usos prioritarios están garantizados. Se han adoptado medidas de restricción de regadíos en el Delta del Ebro y hay que esperar que haya una recuperación, aunque primero deben recuperarse los embalses de la margen izquierda para que luego puedan llegar aportaciones suficientes. Son embalses muy grandes y efectivamente la campaña que viene no parece que vaya a ser fantástica".

Compartir el artículo

stats