Zaragoza y Canarias estrechan sus lazos por aire. La compañía aérea Binter, la aerolínea cuyos vuelos siempre tienen como origen y destino las Islas Canarias, reforzará con casi total seguridad su conexión con el aeropuerto de la capital aragonesa. Según diversas fuentes oficiales, la ruta ha dado unos buenos muy satisfactorios desde que se abrió en octubre de 2019 y arroja unos resultados que agradan a la dirección de la compañía.

De hecho, Binter ha trasladado a 75.000 pasajeros entre Zaragoza y Canarias en los últimos tres años, incluso con el batacazo que supuso la pandemia para el turismo insular, a lo que después se sumó el "histórico" episodio de calima del verano de 2020 y la erupción del volcán de La Palma, unos asuntos que han protagonizado parte de las jornadas técnicas para medios de comunicación que la compañía ha celebrado estos días en Gran Canaria. Pues incluso con esta concatenación de imprevistos, la ruta canario-aragonesa ha funcionado, por lo que desde la aerolínea se plantean ampliar las frecuencias de vuelo incluso a una diaria, siempre conectando con las islas capitalinas (Gran Canaria y Tenerife) aunque con saltos gratuitos al resto de islas.

Binter cuenta ahora mismo con cinco conexiones entre el territorio aragonés y el insular. En concreto, el aeropuerto de Zaragoza está conectada con Gran Canaria tres días, con un vuelo los lunes, los miércoles y los jueves. Además, la ruta con Tenerife Norte se realiza de forma diaria los viernes y domingos. Desde Binter no dejan de señalar que “muy contentos” con el funcionamiento de la línea, que ronda una ocupación “del 70%”, según explicó en una entrevista con este diario Juan Ramsden, el coordinador general de Binter. Por ello, desde la dirección de la compañía no descarta ampliar todavía más la frecuencia de esta ruta y que la conexión sea posible los siete días de la semana, una por día.

Hay más canarios que viajan a Zaragoza con Binter que aragoneses al archipiélago, aunque la demanda está próxima al 50% y la ocupación media ronda el 70% en las cinco conexiones semanales

No cuesta pensar en que podría ser una realidad dado que la conexión de Binter con Zaragoza ha pasado de dos a cinco conexiones semanales desde el inicio de los vuelos directos con el archipiélago canario, allá por octubre de 2019, pandemia mediante. Además, Binter ofrece conexión entre Zaragoza y destinos de África como Dakar (Senegal) o Nuakchot (Mauritania) haciendo escala en Canarias.

El hangar de Binter Technic, unas de las empresas 'hermanas' de la aerolínea que se encarga del mantenimiento de la treintena de aviones de la flota de Binter. Carlos Diaz-Recio

Y en cierto modo, sorprende que la demanda sea ligeramente superior si el origen del vuelo está en Canarias. Es decir, que hay más canarios que viajan a Zaragoza con esta compañía que viceversa y cabe destacar que “un 80% de los pasajeros viaja por ocio”, lo que pone de relevancia el potencial turístico aragonés y la incidencia sobre el mismo que tiene la apertura de líneas aéreas con nuevas rutas, más allá del servicio que supone tener vuelos directos para los aragoneses. Así lo explican fuentes oficiales de Binter en el marco de unas jornadas técnicas para medios de comunicación que la compañía ha organizado esta semana en Gran Canaria.

De hecho, según se anunció en el evento, Binter ha puesto a la venta la mayor programación de su historia para el próximo verano con más de 650.000 asientos en más de 45 rutas con hasta 10 países. Estos datos suponen un incremento del 12% frente a la temporada pasada y casi triplican la capacidad operada el verano anterior a la pandemia, poniendo de manifiesto el esfuerzo que ha realizado Binter en la recuperación de la conectividad aérea de Canarias, en su apuesta por consolidar su oferta de vuelos directos a destinos nacionales e internacionales.

Para completar ese servicio, Binter contará con una flota considerablemente superior desde mediados de 2023, fecha en la que empezarán a incorporarse los cinco aviones Embraer E195-E2 que acaban de adquirir por una suma de 389 millones de dólares. Cada uno de ellos dispone de 132 asientos, siendo así los aviones con mayor capacidad que la aerolínea canaria oferta, dispuestos en dos filas de dos asientos, por lo que se caracterizan es que solo se puede ir en ventana o pasillo.

Así lo anunció el nuevo coordinador general de la compañía, Santiago Guerra, que puso el broche final a unas jornadas que contaron con la participación de los grandes actores del sector aeronáutico, como AENA, Enair, ATR, Atlantis Technology, Aemet o Canair, así como varios de los primeros espadas de Binter. Especialmente reveladora fue la conferencia inaugural que al público brindó el actual coordinador general de la aerolínea, Juan Ramsden, que alertó sobre la "vergüenza de volar" por motivos medioambientales y el impacto que podría tener sobre el turismo.

Un momento de una de las jornadas aeronáuticas organizadas por Binter en Gran Canaria esta semana. Carlos Diaz-Recio

Ramsden alertó de que el posible cambio en los tipos de combustible a unos más ecológicamente sostenibles podría suponer un coste adicional por pasajero en los trayectos entre el la península y Canarias "de al menos 100 euros" y "de unos 50 euros" en los vuelos interinsulares" por cada billete. Es más, apuntó que en Canarias el avión es una necesidad para ir a trabajar o al médico, "y eso no se puede reducir", dijo Ramsden, al tiempo que aseguraba que la aviación "emite mucho menos dióxido de carbono que el transporte por carretera" y aún menos que otros sectores como la agricultura o la generación de basuras.