Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

LA DECISIÓN DEL CONSEJO DE MINISTROS

Aragón pierde la primera batalla por albergar organismos estatales

La Agencia Espacial Española, a la que aspiraba Teruel, se ubicará en Sevilla, mientras que la de Inteligencia Artificial, que quería Zaragoza, irá a La Coruña / La comunidad fía ahora toda su apuesta en la Agencia Estatal de Salud Pública, de la que todavía no se conocen los criterios

Presentación de la candidatura de Teruel. GOBIERNO DE ARAGÓN

Ni cielo, ni estrellas, ni galaxia. Ni tampoco innovación ni atracción de talento especializado. Aragón se ha quedado fuera en la primera batalla por albergar organismos estatales y, finalmente, ni Teruel albergará la Agencia Espacial Española ni tampoco Zaragoza será la sede de la Agencia de Inteligencia Artificial. Las elegidas han sido, respectivamente, Sevilla y La Coruña.

Ambas decisiones, comunicadas este lunes por la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, tras la reunión del Consejo de Ministros, eran la crónica de una muerte prácticamente anunciada, sobre todo en el caso de la Agencial Espacial.

En este caso, los criterios dados a conocer a principios de octubre ya alejaban de manera vulgar a Teruel de sus aspiraciones, ya que, entre otras cuestiones, se pedía un lugar con una amplia red de acceso a medios públicos de transporte, especialmente el tren de alta velocidad, y que se encontrara a menos de una hora de un aeropuerto internacional. Dos cuestiones inexistentes en Teruel.

Aragón había presentado y proyectado dos candidaturas firmes para albergar ambas sedes, para las cuales se ha buscando en los últimos meses aunar esfuerzos y apoyos de organismos y entidades, tanto públicas como privadas. En la idea y en el objetivo, tras el que se deslizaba una clara lucha contra la despoblación al descentralización organismos de Madrid. había un consenso común y un apoyo total. Finalmente, la sensación es que la dispersión territorial no ha jugado un papel tan importante como se creía al principio.

Tras este primer revés, la comunidad fía ahora toda su apuesta en la Agencia Estatal de Salud Pública, a la que aspira Zaragoza. En este caso, todavía no se conocen los criterios por parte del Ministerio de Sanidad, pero la DGA ya cuenta con un equipo técnico de trabajo que ha empezado a tener sus primeras reuniones. De hecho, la semana pasada tuvo lugar el primer encuentro institucional.

Recelos en la España vaciada

En el caso de la Agencia Espacial Española, la elegida ha sido Sevilla, la cuarta ciudad más poblada del país con 684.234 habitantes, 9.000 más que Zaragoza. Antes incluso de esta designación, los criterios para escoger este nuevo órgano ya levantaron suspicacias entre la España Vaciada, indignada porque entre los requisitos figuraba tener infraestructuras impensables en estas zonas de baja densidad demográfica.

Aquellas condiciones ya hicieron saltar al Gobierno de Aragón y al Ayuntamiento de Teruel, que recurrieron estos parámetros establecidos por el Consejo de Ministros por vulnerar "de forma flagrante" los principios de vertebración, equilibrio territorial y adecuación al sector.

También se rebeló Teruel Existe, que acudió a los tribunales al entender que las exigencias solo estaban al alcance de "las grandes ciudades y localidades próximas a metrópolis" y vulneraba la Ley de Ciencia, al fijar unos mínimos que solo cumplía a priori "un número tasado de localidades en España".

Finalmente, el Gobierno de España no admitió los requerimientos de las dos instituciones aragonesas al entender que los criterios establecidos "no producen indefensión o perjuicio irreparable".

En el caso de la Agencia de Supervisión de Inteligencia Artificial, Aragón tenía (y tiene) preparada una estrategia para convertir a la comunidad en un territorio líder en torno a esta tecnología de futuro. Con más de 390 agentes involucrados, 34 grupos de I+D+i en la materia y 294 proyectos en marcha, se consideró que las opciones para ser sede estatal eran altas y que Zaragoza podía competir en esa carrera.

De hecho, se elaboró un documento, fruto de un trabajo participativo de más de 18 meses, donde se constatan las potencialidades del ecosistema innovador aragonés, y que prevé la puesta en marcha de una Oficina del Dato y un entorno de pruebas para la experimentación en Inteligencia Artificial.

Compartir el artículo

stats