Nueva alerta sobre el comercio en la red. Esta vez, en el entorno de las aplicaciones móvil de compra y venta de ropa entre particulares. Una situación que ha hecho emitir a la Jefatura Superior de Aragón una advertencia sobre los riesgos que hay detrás de estas aplicaciones de comercio, animando así a ser más previsores cuando se haga uso de estas plataformas de venta.

En las últimas semanas, las Oficinas de Denuncias y Atención al Ciudadano de las diferentes Comisarías de Distrito de la ciudad de Zaragoza han registrado un incremento de denuncias por estafa en la compra o venta de artículos de ropa en conocidas aplicaciones específicas para ello.

La Jefatura Superior de Policía de Aragón ha explicado en una nota de prensa que los delincuentes seleccionan principalmente a personas que acaban de descargar la aplicación, que desconocen cuál es el funcionamiento de la misma y qué datos personales y bancarios son requeridos en el momento de realizar las transacciones.

Se han detectado varias modalidades de actuación, siendo la principal el hacerse pasar por un comprador interesado en uno de los artículos del vendedor y, mediante cualquier excusa, pedir el número de teléfono para continuar la conversación por WhatsApp.

A través de esta vía y una vez que se ha ganado la confianza del vendedor, el supuesto comprador solicita los datos bancarios y pide que se le facilite el código que se recibe por SMS del banco para poder realizar el pago.

Cuando se comprueba la cuenta bancaria, en vez de un ingreso, aparece que se ha retraído una determinada cantidad, que el propietario de la cuenta ha autorizado al no leer atentamente el SMS. En otras ocasiones, los estafadores se hacen pasar por el servicio técnico de la aplicación, dando las instrucciones de pago también vía WhatsApp y siguiendo el mismo modus operandi.

Desde Policía Nacional han recomendado desconfiar ante las propuestas de realizar pagos en plataformas fuera de la aplicación y en el caso de acceder, se han de tomar las medidas oportunas y realizar las comprobaciones necesarias para evitar ser estafado.