Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

LA POLICÍA INVESTIGA LO OCURRIDO

El trabajador de Cermi denunciado por sustraer fondos de la entidad se delató a sí mismo

La organización ha presentado este miércoles ante la Policía la denuncia por el desfalco sufrido. El director técnico, apartado de su puesto, accedió a las cuentas con claves de otros responsables de la organización

Luis Gonzaga, presidente de Cermi, en un acto el pasado viernes 2 de diciembre en La Aljafería. ANGEL DE CASTRO

Cermi Aragón ha presentado este miércoles ante la Policía Nacional una denuncia por haber sufrido, según dio a conocer la propia entidad, una sustracción de fondos que asciende hasta los 115.000 euros. Esa es la cantidad que hasta ahora han podido comprobar, pero según fuentes internas de la organización la cuantía total alcanzaría los 130.000 euros, como ya publicó EL PERIÓDICO DE ARAGÓN. Y según ha podido saber este diario ahora, fue el mismo trabajador señalado por la entidad como presunto culpable el que se delató a sí mismo.

En la denuncia se apunta de nuevo al que fue, hasta el pasado mes de noviembre, el director técnico de esta entidad, que agrupa a diferentes organizaciones que defienden los derechos y la visibilidad de las personas con discapacidad. El presunto culpable de la sustracción de este dinero de las cuentas de Cermi fue apartado de inmediato en cuanto se conocieron los hechos y ahora se espera que la Policía haga sus propias investigaciones para remitirle un atestado al juzgado y que puedan aclararse en los tribunales los hechos denunciados.

En las últimas semanas, Cermi ha llevado a cabo su propia investigación antes de darle traslado de los hechos a la Policía. Así, según confirmaron desde la entidad a este diario, encargaron una auditoría de sus cuentas para conocer el alcance del desfalco sufrido. Según fuentes cercanas a la organización, se ha podido asegurar ya la sustracción de hasta 115.000 euros de las cuentas bancarias de la entidad, si bien habría otros 15.000 euros más pendientes de confirmarse.

Ahora se ha sabido también que el antiguo director técnico apartado tras lo ocurrido, Daniel B. , no tenía las claves para acceder a las cuentas bancarias de Cermi, por lo que utilizaba las claves personales del vicepresidente y el secretario para poder realizar las transferencias, que tenían como destino otra cuenta corriente que estaba a su nombre.

Y lo curioso es que Cermi se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo, según fuentes conocedoras de la organización, porque el ahora denunciado se delató a sí mismo cuando ya apenas no quedaban fondos en las cuentas corrientes de la entidad.

A juicio

Los hechos ocurridos podrían ser constitutivos de un delito de estafa o apropiación indebida, si bien todavía falta que la Policía haga sus propias indagaciones y que la Justicia dicte sentencia, algo que todavía queda lejos en el tiempo. La sustracción de fondos, eso sí, se limita al presente ejercicio y no se ha prolongado en el tiempo durante los años pasados, como sí que se especuló en un principio.

Desde Cermi, confirman fuentes que conocen los detalles de la denuncia, no se han puesto en contacto con Daniel B. en los últimos días, por lo que el juicio parece la única salida para resolver este asunto.

Desde que se dieron a conocer los hechos por parte de EL PERIÓDICO DE ARAGÓN Cermi solo ha emitido un comunicado en el que se lamentaban de lo ocurrido y en el que insistían que los principales damnificados por el desfalco sufrido es la propia organización y todas las personas a las que representa.

Informaron entonces de que iban a «tomar medidas» para que no volviera a ocurrir algo parecido. El Grupo de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía Nacional es el que se va a hacer cargo ahora de la investigación. 

Compartir el artículo

stats