Las urgencias hospitalarias en Aragón están “tensionadas, al igual que todos los años por estas fechas, pero contenidas y menos mal porque ha habido unas semanas comprometidas”. Así lo ha manifestado esta mañana la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, durante su visita al hospital Clínico de Zaragoza, donde se sitúa el primer TAC espectral de la comunidad.

“La gripe está también contenida”, con numerosos casos pero no ha habido un incremento excesivo, ha reconocido Repollés, quien ha precisado que el “covid está descendiendo”, nada que ver con la onda epidémica de la Navidad de 2021 cuando se dio el mayor número de contagios de toda la pandemia.. Esa presión en las urgencias se debe a que coexisten estos dos virus al que se une el sincitial que “el año pasado no hubo” y que afecta mayoritariamente a los más pequeños.

Es este virus el que tensiona también la Atención Primaria, porque se “diversifican las infecciones”. En el caso del virus sincitial, ha asegurado que se debe a que los niños tienen “deuda inmunitaria” ya que es un virus que no ha circulado durante dos últimos años por el covid, o que provoca “más casos” tanto en los puntos de atención continuada y en urgencias pediátricas, que hay más casos pero “no están especialmente más comprometidas de lo que es normal en estas fechas”.

En cuanto al estreptococo A, que el Ministerio de Sanidad ha asegurado que se encuentra en una "vigilancia activa" ante posibles nuevos casos de enfermedad invasiva tras la muerte de dos menores y 14 hospitalizados por esta causa en la Comunidad de Madrid, la consejera ha señalado que “desde Salud Pública no se ha recibido ninguna alerta”, aunque también ha reconocido que se está “vigilante” pero en el caso de Aragón “no hay constancia de casos más graves que en otras ocasiones”.

Te puede interesar:

"Las bolsas están a cero"

Preguntada también por el calendario de movilizaciones de los médicos de Atención Primaria, Repollés ha dicho que siguen el proceso de negociación con los sindicatos médicos y de “escucha activa”, ya que se ha producido un intercambio de propuestas y condiciones. Es por eso que ha señalado que las reuniones “siguen su curso normal y cuando lleguemos a un acuerdo pasará a la mesa sectorial”. Además, ha agregado que imagino que las movilizaciones y la posible huelga (prevista para el 23 y 24 de enero) seguirá “hasta que se resuelva la negociación”. En cuanto a la posibilidad de contratar a más profesionales, ha dicho que “las bolsas están a cero”, por lo que ve necesario “un cambio estructural interno que estamos abordando”.