No fue la intensa niebla, ni el tramo sin desdoblar de la N-232 lo que truncó la vida de Luismi, como le conocían los amigos y familiares de Luis Miguel López Andrés, de 23 años. Detrás de su trágica muerte está el alcohol y las drogas que consumió horas antes Víctor G. H., de 40 años y sin antecedentes. El resultado del test de alcoholemia no solo llevó a la Guardia Civil de Tráfico a detenerle, sino a ser enviado a prisión como supuesto autor de un delito de homicidio imprudente, otro de conducción temeraria y otro contra la seguridad vial por dar positivo en alcohol.

El siniestro vial en el que murió el jugador del CD Fuentes se produjo a las 22.40 horas en el punto kilométrico 315, es decir, a la altura de la Saica en la localidad zaragozana de Fuentes de Ebro. Hasta allí se trasladaron varias dotaciones del instituto armado que asistieron a la víctima mortal, así como a su acompañante, que resultó ileso, y a otras dos personas más implicadas en la colisión. De todas, destacó el posteriormente arrestado, quien fue sometido a un test de alcoholemia. Según pudo saber EL PERIÓDICO DE ARAGÓN, en el primero realizado dio 0,78 mg/l. Fue a las 23.12 horas, siendo 0,75mg/l a las 23.25 horas. Destaca que el primer soplo que dio ante los agentes dio nulo y el segundo 0,82, si bien en los siguientes el positivo marcado fue el de triplicar la tasa permitida de 0,25mg/l. También dio en estupefacientes. 

El equipo de atestados de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil determinó que el conductor, no solo iba ebrio y drogado, sino que circulaba a gran velocidad en horas nocturnas y con niebla intensa, llegando a colisionar en varias ocasiones con un primer vehículo al que adelantó con la línea continua para seguir circulando por el centro de la calzada. En esa posición rebasó a otro vehículo al que también golpeó en el lado derecho, desplazándolo contra un muro. Ambos conductores resultaron ilesos hasta que colisionó contra el Kia Ceed que llevaba la víctima. 

Luismi murió fruto del impacto frontolateral directo. Su compañero y copiloto, Pablo, tuvo que coger el volante, redireccionar el turismo lográndolo frenar en el arcén. 

La tragedia se produjo solo unas fechas después de que el Fuentes viviera una jornada histórica con motivo de su duelo de Copa del Rey con Osasuna, equipo de Primera División, que guardó un minuto de silencio antes del entrenamiento de este viernes. Luismi López jugó aquel partido como titular con el número 4 a la espalda.

«Estamos destrozados. Luismi era muy buen chaval que siempre estaba con una sonrisa en la boca. Estaba trabajando y andaba algo preocupado porque se le acababa el contrato en dos semanas», lamentan entre lágrimas desde la directiva del CD Fuentes, que ha decidido aplazar su partido de este fin de semana ante el estado anímico de la plantilla y el resto de integrantes del club. «El día histórico que jugamos la Copa ante el Osasuna se lo pasó en grande. Disfrutó muchísimo con la gente. Se hacía querer porque era muy buen chico», añaden.

López firma autógrafos tras el partido contra Osasuna en Fuentes, el 12 de noviembre Ángel de Castro

Luismi es la víctima mortal número 67 que se cobran las vías interurbanas y urbanas aragonesas en lo que va de año, tres más de todas las que se registraron en el 2019 y cerca de las 68 de 2013 y las 71 de 2015.

Por provincias, 26 han fallecido en Zaragoza, cuatro más que en 2019; 24 en Huesca, las mismas que en 2019, y seis en Teruel, una menos que durante ese año. Lejos queda el récord de víctimas mortales en vías urbanas e interurbanas de los últimos diez años, cuando las carreteras aragonesas se cobraron la vida de 86 personas. En 2018 se estuvo a punto de alcanzar esta cifra con 85 muertes. No obstante, ya se ha superado el número de fallecidos que se registró en 2019 (63) y, en lo que queda de año, todavía se estaría en disposición de superar otros años como 2013 (68) o 2015 (71).

En lo que va de mes, dos personas han muerto en las carreteras aragonesa y una tercera en la capital aragonesa, tras no poder superar las heridas de un atropello de bus urbano ocurrido en noviembre.