El sindicato Stepa ha denunciado este lunes que el nuevo centro de salud del Barrio Jesús de Zaragoza no mejorará la atención sanitaria en la margen izquierda de la ciudad porque "su personal se quita a otros centros ya saturados y para cubrir la plantilla se ha convocado un proceso de traslados". De esta manera, seguirá "el mismo número de profesionales para atender a la misma población, cuando actualmente se sufren esperas de hasta tres semanas para tener una cita médica ", han indicado.

Apuntan que este lunes el Boletín Oficial de Aragón (BOA) publica una resolución firmada por el director gerente del Salud en la que se explica que la plantilla del centro Barrio Jesús se compondrá, entre los turnos de mañana y tarde, de 6 médicos de Atención Primaria, 3 pediatras, 9 enfermeras, 2 enfermeras especializadas, 1 fisioterapeuta y 2 auxiliares administrativos, en total, 21 sanitarios y 2 administrativos.

El sindicato ha criticado en un comunicado que para cubrirlas se haya convocado un procedimiento de traslados, primero voluntario y forzoso si quedan vacantes. Se trata de un "mero reparto de la plantilla actual de una consulta a otra, que no va a suponer para los ciudadanos más ventaja que un camino más corto cuando visiten al médico, pero no una mejor atención sanitaria porque un simple edificio nuevo no es una nueva zona de salud”, inciden.

Fuentes del Departamento de Sanidad han negado las afirmaciones de Stepa y han asegurado que sí habrá grupos de nueva creación. En este sentido, han apuntado que habrá tres cupos nuevos de Medicina de Familia y tres de Enfermería, así como una matrona, una trabajadora social, una técnica en cuidados auxiliares de enfermería, dos administrativos y un celador. "Todo es personal nuevo", han insistido.