El Juzgado de Primera Instancia número tres de Zaragoza ha perdona una deuda de 42.442 euros a una joven camarera gracias a la ley de segunda oportunidad, que permite eximir a los autónomos y particulares de lo que deben a sus acreedores siempre que demuestren que han actuado de buena fe y que no tiene capacidad de pagar. La justicia le ha concedido lo que se conoce técnicamente como beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI), con lo que se cancelan los créditos que tenía contratados con cuatro bancos y entidades financieras

La mujer que se ha beneficiado de la sentencia solicitó préstamos para gastos ordinarios. Posteriormente, pidió otros créditos para pagar los anteriores, hasta que "la situación se volvió insostenible y se vio en la obligación de no devolverlos para continuar haciendo frente a los gastos básicos”, explican los abogado que han llevado su caso, del despacho Repara tu Deuda, especializado en segunda oportunidad.

La trabajaba del sector de la restauración, que no tenía ningún tipo de bienes, presentó la solicitud para la condonación de la deuda en abril de 2021, una petición que ha sido concedida por la justicia en octubre del 2022.

A pesar de que la ley de segunda oportunidad todavía no es muy conocida en España, este mecanismo legal es cada vez más habitual. Para que particulares y autónomos puedan ser beneficiarios de esta norma deben cumplirse una serie de requisitos. En líneas generales, el importe de la morosidad nunca tiene que ser superior a los 5 millones de euros, no puede haber sido condenado por delitos socioeconómicos en los diez últimos años y debe ser considerado deudor de buena fe.

El citado despacho de abogados ha logrado hasta ahora 28 sentencias en Aragón en las que se ha autorizado un BEPI. Dice tener además en esta comunidad autónoma otros 83 clientes en proceso judicial para acogerse a este mecanismo.

Repara tu Deuda Abogados puso en marcha su actividad en septiembre de 2015, mismo año en el que entró en vigor la ley en España. Como consecuencia de su alto grado de especialización en este mecanismo, el despacho ha superado la cifra de 120 millones de euros en concepto de cancelación de deuda de sus clientes con la aplicación de la Ley de la Segunda Oportunidad.

Cuenta con un porcentaje de éxito del 100% en los casos presentados ante los juzgados españoles. Este despacho representa en los juzgados a más de 20.000 particulares y autónomos que han puesto su confianza en ellos para cancelar las deudas que han contraído. Aún así, “muchas personas tienen aún miedo de iniciar los trámites porque creen de forma errónea que el proceso va a ser mucho más complicado de lo que finalmente resulta”, afirman.