El Instituto Aragonés de Servicios Sociales amortizará 25 puestos de la sección de Tutela de Adultos el próximo miércoles. Así lo ve CCOO tras el fin de una reunión que fue «mal», en la que estuvieron presentes representantes del organismo público y de los tres sindicatos: CCOO, UGT y CSIF.

Una experiencia negativa para la masa sindical que concluye con «la amortización de 25 de las 27 plazas que estaban sobre la mesa». Los dos puestos restantes finalmente han sido recolocados.

Los ajustes en el servicio de Tutela de Adultos se deben a la privatización de este, con la creación de una nueva Fundación Pública. «Ya sabemos que crean este tipo de fundaciones para escapar del control», critica Francisco González, secretario de la sección de CCOO en el Ejecutivo aragonés.

«Consideramos que se puede hacer un esfuerzo mayor para mantener estos puestos», señala González, que adelanta que el sindicato solicitó ayer «más documentación, para asegurarnos de que el proceso se realiza bajo criterios objetivos». 

Desde el Gobierno de Aragón aseguran que la negociación sigue en pie. El Ejecutivo autonómico mantiene que esta reestructuración es «un cambio de modelo de gestión que permita atender a las personas bajo medidas de protección de una forma adecuada a sus necesidades». El miércoles se celebra una nueva reunión.