Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

ATENCIÓN SANITARIA

El acuerdo del Salud con los médicos de Aragón supondrá un coste anual de 8 millones de euros

El desembolso servirá para pagar pluses, horas extra y posibles contrataciones / El resto de sindicatos de la sectorial tildan el pacto de «meramente económico» y exigen ir «un paso más allá»

El gerente del Salud, José María Arnal, firma el documento en presencia de los representantes de los sindicatos. SERVICIO ESPECIAL

Ocho millones de euros al año. Este es el coste aproximado que le va a suponer al Gobierno de Aragón el acuerdo alcanzado con los sindicatos médicos de Atención Primaria el pasado miércoles y que ha permitido desconvocar la huelga prevista para la próxima semana.

La cifra, adelantada este jueves por la consejera de Sanidad, Sira Repollés, servirá para abonar, entre otras cuestiones, las horas extra de tarde de los facultativos cuando sus agendas estén llenas y se activen las bolsas de rebosamiento, el pago de 200 euros al mes a los médicos que ejercen como tutores, el plus acordado por suplencias o sustituciones y las retribuciones para cubrir jornadas de Atención Continuada, con evidente falta de profesionales.

Del mismo modo, estos 8 millones anuales se contemplan, también, para la posibilidad de tener que ampliar las plantillas de los centros de salud cuando las tarjetas sanitarias sean superiores a la media de 1.600 por médico y 1.000 por pediatra. Es decir, que cuando los pacientes por facultativos estén por encima de dicha cifra, el Salud incorporará a un médico o a un pediatra más.

En todo caso, esta opción de contratar a más personal sería el último recurso, según se pudo desprender de las palabras de Repollés. «Es más una cuestión de proporcionar herramientas a los facultativos que les permitan desarrollar su labor en condiciones de confortabilidad que de contratar a más personal», dijo.

Todo queda pendiente de la sectorial

En este sentido, apuntó a la desburocratización de las consultas, así como a la limitación de las agendas a 35 pacientes por médico y a 28 por pediatra para organizar las demoras y activar las jornadas de tarde cuando sea necesario aliviar la presión asistencial. «Cada centro de salud es diferente y no solo son medidas retributivas. Se ha firmado un documento que es para estar satisfechos porque redundará en el compromiso con el paciente», dijo.

Los compromisos que recoge el acuerdo, que fue firmado este viernes de forma oficial por los representantes de CesmAragon y Fasamet y el gerente del Salud, se prevén que puedan ponerse en marcha el 1 de marzo. Para ello, la mesa sectorial, en la que están representados el resto de sindicatos, deberá aprobar el documento.

«Es un acuerdo meramente económico para los médicos de familia y es excluyente para el resto de personal", considera Delia Lizana, de CCOO Aragón.

decoration

Esta reunión está prevista para «mediados o finales de febrero» y, por ahora, el visto bueno de todas las partes al acuerdo no está garantizado al 100%. Las organizaciones sindicales, según ha podido constatar este diario, exigen «otras cuestiones al Salud», al que piden «ir un paso más allá» para formalizar unos compromisos más amplios.

«Es un acuerdo meramente económico para los médicos de familia y es excluyente para el resto de profesionales de la sanidad pública, tanto de Atención Primaria como de Especializada. No aborda los principales problemas de Atención la Primaria», consideró Delia Lizana, secretaria general de la Federación de Sanidad de CCOO en Aragón. «No incluye cuestiones como la integración de los médicos de Atención Continuada en los equipos de Atención Primaria ni mejora otras condiciones laborales como la reducción de jornada a 35 horas», dijo.

"Las horas extra de consulta por la tarde, las peonadas, son ilógicas con el argumento de que el personal está cansado física y psicológicamente», reflexionó Elena Lahoz, de UGT Sanidad.

decoration

«Fasamet logra lo que quería, que son las peonadas (las horas extra de tarde), pero no se habla de cómo se va a reflejar el impacto de estas medidas al resto del personal de Atención Primaria o al de Gestión y Servicios, que son los que gestionan las agendas», consideró Lizana. «¿Y cómo queda la Enfermería con esta redistribución, van a tener la oportunidad de mejorar sus condiciones laborales al igual que el resto?», se preguntó. CCOO ya aseguró esta semana que, en próximas reuniones con el Salud, plantearán una serie de requisitos y si no son atendidos, no descartan movilizaciones.

"Echamos cosas en falta"

Desde CSIF Sanidad, Jessica Fessenden apuntó que «ya se verá si se aprueba el acuerdo», en referencia a lo que pueda pasar en la sectorial. «Es un documento que no hemos visto y que se ha negociado de forma unilateral con una parte», indicó. «Lo que sabemos lo conocemos por la prensa y, de inicio, echamos en falta reivindicaciones históricas como las mejoras para el personal de Atención Continuada», señaló. «A ver también cómo queda el personal de Admisión y de Administración con estos cambios que plantean», matizó Fessenden.

"Ya se verá si se aprueba. Se ha negociado solo en una dirección y lo que sabemos lo conocemos por la prensa. Echamos en falta reivindicaciones históricas como las mejoras para el personal de Atención Continuada", dice Jessica Fessenden, de Sanidad de CSIF

decoration

Desde la sección de Sanidad de UGT Aragón, Elena Lahoz se mostró tajante. «Desde UGT no firmaremos ningún acuerdo hasta que se pague la carrera profesional del nivel III a los profesionales y se desbloquee el IV», aseguró a este diario. «Lo que sabemos de lo que han acordado es un remiendo, porque traerá repercusiones como sobrecargas de trabajo entre compañeros, las agendas aumentarán y la ciudadanía tomará la decisión de ir a Urgencias, lo que saturará más el hospital», dijo.

 «Para todo esto se necesitará más contratación, cosa que es inviable puesto que todos sabemos que no hay médicos», dijo. Sobre las horas extra de consulta por la tarde, Lahoz lo consideró «ilógico» con el argumento de que el personal está «cansado física y psicológicamente», reflexionó.

Del mismo que otros sindicatos, UGT manifestó que «solo se ha firmado un acuerdo con los médicos, dejando atrás a todos los trabajadores que también han sufrido y sufren los resultados de la pandemia», indicó.

Satisfacción en el Colegio de Médicos

Por su parte, desde el Colegio Oficial de Médicos de Zaragoza se mostraron «muy satisfechos» de que la negociación haya llegado a buen puerto. «Nos consta que ha sido un proceso largo y hay aspectos que son mejorables, pero en esencia creo que en los puntos más precarios de la situación se han logrado avances satisfactorios», señaló Javier García Tirado, presidente de la institución.

"En esencia creo que en los puntos más precarios de la situación se han logrado avances satisfactorios", dice Javier García Tirado, presidente del Colegio de Médicos de Zaragoza.

decoration

«Creo que la limitación de las agendas es un paso muy destacable porque se va a ganar calidad y seguridad en la atención del paciente», indicó. «No va a ser fácil ponerlo todo en práctica y estamos expectantes, pero citar por la tardes es una buena medida porque optimizará la atención y ayudará a aliviar la presión», reiteró García. «Donde quizás habría que darle una vuelta más es en el tema de la Atención Continuada y sus condiciones», consideró

Compartir el artículo

stats