La descarbonización del planeta es uno de los objetivos cara a 2050, y el hidrógeno es un pilar clave en este proceso. Aragón comprendió su importancia y creó la Fundación del Hidrógeno hace 20 años ¿Cuál es el camino que se ha recorrido en este tiempo?

En estos 20 años hemos preparado, sensibilizado y formado a las empresas aragonesas para el escenario que tenemos ahora, que para nada es el de entonces. En 2003 el contexto era otro y decidimos comenzar a trabajar en materia de hidrógeno desde las perspectivas empresarial, industrial e investigadora. Gracias al esfuerzo de muchas personas, Aragón y sus empresas tienen hoy oportunidades en materia de hidrógeno que no tendrían si no se hubiera hecho todo ese trabajo.

Iniciar esta carrera mucho antes que otros del entorno nos ha posicionado como un referente.

Indudablemente. Aragón fue una de las primeras regiones europeas que apostó por el hidrógeno, y eso nos convirtió en referente. Como tales nos consideran en Europa, como demuestran algunos hechos. Por ejemplo, que Aragón, con sus empresas y distintos actores, con la coordinación de la fundación, sea la comunidad autónoma española que más ha participado en proyectos de hidrógeno demostrativos e industriales financiados por la Comisión Europea. Aragón ha sido fundadora de HYER, la antigua Asociación de Regiones Europeas para la Electromovilidad e Hidrógeno, y ahora estamos en la directiva de Hydrogen Europe, la asociación europea que representa los intereses de la industria del hidrógeno y sus públicos de interés.

Asimismo, la única edición del Congreso Mundial del Hidrógeno celebrada hasta la fecha en España ha sido la que tuvo lugar en 2016 en Zaragoza. Ese mismo año fuimos la única comunidad invitada a la firma de un memorando de entendimiento entre el principal instrumento de la Comisión Europea en el campo del hidrógeno (FCH 2 JU) y las principales regiones europeas para acelerar la implantación de las tecnologías del hidrógeno y las pilas de combustible. En Aragón, Europa ha identificado dos proyectos con el sello IPCEI (Proyecto Importante de Interés Común Europeo), y hay varios evaluados dentro de las convocatorias del Perte ERHA. Cuando en Europa se habla de Aragón, todos reconocen que aquí se sabe de hidrógeno y que tenemos capacidades.

 ¿Qué entidades integran la fundación?

 Actualmente más de 90 entidades forman parte del Patronato de la Fundación Hidrógeno Aragón, ecosistema que representa a todos los sectores económicos en los que el hidrógeno tiene implicación. En los últimos años hemos tenido numerosas incorporaciones, ya que esta tecnología ha cobrado mucha actualidad como vemos todos los días. El concepto ecosistema no es una extravagancia, en muchos proyectos europeos se ha buscado a la fundación porque tenemos acceso a empresas y centros de investigación y de formación de muchos tamaños y sectores.

¿Qué proyectos se han desarrollado hasta la fecha y cuáles son los retos del futuro?

La fundación sigue trabajando en proyectos pertenecientes a toda la cadena de valor del hidrógeno, no solo en el plano tecnológico sino también en todas las áreas transversales (regulación, normativa, formación…) que la fundación detectó como claves hace 20 años y que hoy son esenciales a la hora de ejecutar cualquier proyecto industrial. También desde el Gobierno de Aragón se ha trabajado a niveles más elevados para que el hidrógeno esté recogido en aquellas políticas afines, y el ejecutivo se ha implicado en aquellas parcelas en las que es competente relativas a los procedimientos de implantación y ejecución de los proyectos.

¿Qué proyectos están en marcha y para cuáles ha llegado financiación europea?

La fundación trabaja simultáneamente en más de 25 proyectos promovidos al amparo de diferentes convocatorias por instituciones como la Comisión Europea, los ministerios del Gobierno de España o el propio Gobierno de Aragón. La principal fuente de financiación es europea pero hay otros muchos proyectos empresariales que no son liderados propiamente por la fundación.

¿Qué papel juega la Administración en el desarrollo de esta tecnología y qué importancia tienen las empresas privadas?

La Administración ha sido el catalizador y ha incentivado una actitud de impulso permanente, pues ha visto en estas tecnologías una vía de desarrollo tecnológico e industrial. Por otra parte, los retornos que ha obtenido Aragón desde el punto de vista económico con la apuesta que ha hecho respaldando el hidrógeno van siendo notables y es de esperar que sean crecientes. La Administración ha impulsado una estrategia bien definida y plasmada en sucesivos planes directores para que las empresas recapacitaran, identificaran oportunidades y pudieran diversificar su actividad hacia las tecnologías del hidrógeno, que para muchas era terreno ignoto. Ahora vemos como las compañías de nuestro territorio desarrollan y ponen con éxito en el mercado productos y servicios relacionados todos los días. 

Otro gran paso fue entrar a formar parte de la directiva de la Hydrogen Europe, ¿qué beneficios pueden encontrar las empresas aragonesas en ella?

Hydrogen Europe es la principal asociación europea relacionada con el hidrógeno y está en conexión directa con la Comisión Europea, lo que nos permite acceder a un entorno de conocimiento y proyectos muy interesante. Además, es útil como canal para posicionar a las empresas aragonesas y acercarles contactos y oportunidades que son buenos para su crecimiento. En Hydrogen Europe conocemos y somos conocidos, teniendo acceso a la mejor información y a las mejores relaciones.

LA FUNDACIÓN DEL HIDRÓGENO

  • Trabaja en más de 25 proyectos promovidos por instituciones como la CE
  • Representa a todos los sectores económicos en los que el hidrógeno tiene implicación
  • La principal financiación de los proyectos proviene de los fondos Europeos

En investigación siempre es importante formar alianzas, ¿en qué colaboraciones se encuentra la comunidad actualmente? 

La colaboración y la búsqueda de sinergias es fundamental. La experiencia de la fundación en el trabajo previo en otros valles del hidrógeno se concretó en la colaboración entre comunidades autónomas que ha permitido sacar adelante el Corredor del Hidrógeno del Ebro. También hemos colaborado en la definición de planes de acción de movilidad basados en hidrógeno: el IAF ha liderado el proyecto Smart Hy Aware, trabajando con regiones holandesas, escocesas, francesas, italianas y griegas, entre otras. Y con el sur de Francia, a través de instrumentos como la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP). 

¿En los próximos diez años se extenderá el uso del hidrógeno?

Es lo más probable. Buena parte de los esfuerzos que se hacen desde Aragón persiguen que se asiente aquí la mayor parte de la cadena de valor. Somos conscientes del potencial que tenemos para producir hidrógeno verde, pero además deseamos que gran parte se consuma aquí y liderar la fabricación de bienes de equipo.