Un graduado social es un profesional que se puede dedicar y especializar en diferentes materias. Entre ellas se encuentran tareas como la gestión y funcionamiento en todo lo referente a las materias de hacienda y seguridad social de una micro o pequeña empresa, correspondiente al 97% del tejido productivo de España, como especializarse en materia de prevención de riesgos laborales o en materias de referentes a la igualdad de género, además de la gestión y actuación en los juzgados de lo Social en materia laboral. Referente a la mediación, es necesario saber la diferencia entre la conciliación previa obligatoria, y mediación intrajudicial. La primera es un paso previo y obligatorio para poder acceder al juzgado de lo social. Se realiza, dependiendo de su ámbito, en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA), donde se resuelven la mayoría de los casos gracias a un equipo profesional altamente cualificado.

La mediación intrajudicial puede aplicarse a diferentes materias, siendo estas, civil, familiar, mercantil y laboral. El presidente del Colegio Oficial de Graduados Sociales de Aragón, David Oroz, asegura que «en España, actualmente no existe cultura de mediación y que la sociedad aún debe de madurar más en este aspecto, queriendo dar el paso a mediar llegando a un acuerdo entre las partes siendo esta una solución beneficiosa para todos y no esperar a que un tercero dicte salomónicamente».

Sr. Oroz desarrolla en este aspecto que «en la cultura judicial, se necesitan normas y leyes y algunas de ellas, debido al paso del tiempo necesitan ser actualizadas, por lo que esperamos que gracias a la nueva reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil, este paso de la mediación intrajudicial pueda ser más accesible para todas las personas y que los profesionales, que somos los que al fin y al cabo los que plantean la dirección a tomar sobre los expedientes de nuestros clientes, podamos acceder de una forma fácil, estructurada y bien organizada a este tipo de mediación».

Sr. Oroz hace especial referencia en que este tipo de mediación «podrá descargar de trabajo a los juzgados» y con ello, acortar los plazos de señalamiento, «por lo que todas partes saldrían ganando».

Además, «desde nuestro colegio estaríamos más que dispuestos a trabajar y colaborar para facilitar el empleo de la mediación intrajudicial en el ámbito laboral», concluye así el presidente del Colegio Oficial de Graduados Sociales de Aragón, David Oroz.