Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Elecciones de mayo

El PP apuesta por el talento femenino para conquistar las tres capitales de Aragón

Chueca presume del «cambio» impulsado en Zaragoza entre ataques a Lambán | Buj hace gala del proyecto popular en Teruel y Orduna busca el cambio en Huesca

Las candidatas a la Alcaldía de las capitales de provincia, Lorena Orduna, Natalia Chueca y Emma Buj. PP-ARAGÓN

Los populares han iniciado la precampaña con fuerza. Tan solo una semana después de reunir en Zaragoza a los candidatos a las elecciones autonómicas, este domingo ha hecho lo propio con los nombres con los que se presentará a las municipales del 28 de mayo. Las aspirantes a gobernar las tres capitales de Aragón, Natalia Chueca (Zaragoza), Emma Buj (Teruel) y Lorena Orduna (Huesca), han asumido el reto de trabajar para «teñir» el territorio aragonés de azul, revalidando Zaragoza y Teruel y recuperando la capital altoaragonesa. 

Los populares han vuelto a apelar al cambio, a la unidad y a clamar por la mayoría «absoluta» con la que quieren gobernar en el territorio en un acto preparado para que los aspirantes a las alcaldías tuvieran su minuto de oro. Literal. Porque los 52 candidatos han tenido 60 segundos para presentarse ante un teatro, el de la madrileña Gran Vía, con ganas de victoria.

«Traigo un mensaje de esperanza, el cambio funciona», ha asegurado la aspirante a revalidar la Alcaldía de Zaragoza, Natalia Chueca. La actual concejala de Movilidad y Servicios Públicos en el ayuntamiento ha presumido de los logros alcanzados por su gobierno --en coalición con Cs-- tras «acabar con 16 años de izquierdas», «dándole la vuelta» a una ciudad que, ha dicho, vivía bajo la sombra de la deuda. 

La candidata del PP al Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca. PP-ARAGÓN

«Donde antes había deterioro institucional, hoy hay estabilidad. Donde había una deuda desbocada, hoy tenemos menos impuestos, mejores servicios públicos y sociales. Y donde antes se ponían trabas a las empresas y autónomos, hoy tenemos una plataforma de atracción de inversiones y de creación de empleo», ha resumido Chueca. Un balance que, ha subrayado, demuestra que «el cambio funciona». 

De ahí que se haya comprometido a continuar con el proyecto transformador impulsado durante la actual legislatura que ha conseguido que «Zaragoza mire al futuro con ilusión», ha presumido bajo la atenta mirada de Alberto Núñez Feijóo. 

Huesca y Teruel a la vanguardia

La misma ilusión con la que se presenta a la Alcaldía de Huesca Lorena Orduna, que ha asumido el reto de desbancar a los socialistas del sillón de mando. «Quiero una ciudad europea, vanguardista», y para ello, ha avisado, «vamos a pedir y pedir. Voy a pedir en Zaragoza, en Madrid, en Bruselas y donde sea para recuperar la esencia de Huesca» y «darle un futuro a los jóvenes». 

También ha hablado de futuro la turolense Emma Buj, que ha optado por recapitular los logros del PP al frente de la ciudad de los amantes. «Cuando entramos a gobernar sacamos al ayuntamiento de la ruina, creamos espacios de convivencia, infraestructuras verdes en los barrios y apostamos por el turismo. Teruel es una ciudad con proyecto que mira al futuro», ha declarado Buj, que ha puesto la nota romántica a la cita, sacando pecho de que Teruel es la ciudad «donde pasan grandes cosas como la más bella historia jamás contada», en referencia a los Amantes de Teruel, una de las citas más importantes de la provincia.

Del futuro al presente

En una jornada con la mirada puesta en el 28 de mayo, Natalia Chueca ha hablado del presente. Lo ha hecho antes de que se iniciase el acto oficial y con el único propósito de responder a Javier Lambán, que el sábado acusó a Jorge Azcón de no permitir que la DGA invierta en Zaragoza. 

En medio del fuego cruzado entre el presidente aragonés y el líder del PP en Aragón, Chueca ha instado al socialista a que «deje de poner sus intereses partidistas por encima de los zaragozanos» y no ponga palos en la rueda --una frase muy utilizada últimamente-- en proyectos de ciudad como La Romareda o la construcción de 437 viviendas. 

Se refería la actual concejala de Movilidad al retraso en la firma del convenio de vivienda con la DGA. Una firma que arrastra 15 millones de euros de los fondos europeos y que, según el consistorio, podrían perderse si antes del 31 de enero no se rubrica el acuerdo. Desde el Gobierno de Aragón, dicen, hay tiempo.

Compartir el artículo

stats