El nuevo colegio Ricardo Mur de Casetas ya lleva unas semanas en funcionamiento tras una inversión de 5 millones de euros. El centro era necesario porque la anterior instalación (de los años 70) llevaba años con numerosos desperfectos debido a la sima que atravesaba el terreno. De hecho, ya en 2018 y tal y como adelantó este diario, se anunció que se tendría que proceder al traslado porque la viabilidad de la estructura no daba garantías.

El nuevo colegio, ubicado en la calle Baleares del barrio de Casetas, se compone de 6 unidades de Educación Infantil, 12 unidades de Educación Primaria, comedor, gimnasio y sala de usos múltiples. El consejero de Educación del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, ha visitado este lunes el centro.

El aulario de Infantil se organiza en la planta baja con una distribución en forma de “L” abierta al patio de Infantil. En la parte posterior se sitúan las circulaciones, AMPA y asociación de alumnos y acceso directo al aparcamiento.

El aulario de Primaria se organiza en las dos plantas superiores y reproduce el modelo de organización en “L” del aulario de Infantil. En este sentido, las 12 aulas se abren a los espacios exteriores, situándose en la parte posterior las aulas de música, plástica, informática y desdobles.

Durante la visita al nuevo centro, Faci ha destacado el importante esfuerzo presupuestario que durante toda la legislatura ha llevado a cabo el Gobierno de Aragón para impulsar la construcción de nuevas infraestructuras educativas. En la actualidad están en ejecución el colegio Ana María Navales, con un presupuesto de 9,7 millones de euros, y un plazo de ejecución de 18 meses. Se ha previsto una ocupación parcial en el plazo de doce meses tras la construcción de 9 aulas de Infantil y 9 de Primaria.

Por otra parte, también están en ejecución las obras de construcción del edificio de Primaria del colegio María Zambrano, por importe de 6.331.552 euros. El equipamiento, que contará con 18 unidades, viene a sumarse al aulario de Infantil, que dispone de 9 unidades y al que se han destinado un total de 4,1 millones de euros. Se establece un plazo de ejecución parcial de nueve meses, de manera que se pueda realizar una ocupación parcial de las instalaciones para el inicio del curso 2023/2024.