El crecimiento del aeropuerto de Zaragoza en cuanto a vuelos comerciales ha ido parejo al importante peso que la aerolínea irlandesa Ryanair ha adquirido las dos últimas décadas. La apuesta de los viajes de bajo coste para conectar la capital araogonesa con algunas de las principales capitales europeas le ha funcionado a la compañía, que siempre ha oteado la posibilidad de establecer en Zaragoza una de sus bases permanentes, algo que todavía no descartan para el medio plazo pero que no está sobre la mesa ahora mismo, según reconoce en esta entrevista Elena Cabrera, la portavoz de Ryanair en España y Portugal y una tinerfeña con un vínculo especial con el valle del Ebro: su padre es zaragozano. 

El aeropuerto de Zaragoza ha registrado la segunda mejor marca de su historia en pasajeros al superar los 600.000. ¿Podría convertirse en terminal de referencia comercial en España?

Llevamos operando en Zaragoza desde 2004 y siempre hemos ido, paso a paso,aumentando operativa. Tiene muchas oportunidades y las conexiones que tenemos con el aeropuerto de Zaragoza son casi todo grandes ciudades o capitales europeas: Bruselas, Londres, París o Milán. Hemos aumentado un 10% la capacidad de tranporte con respecto al verano pasado.

Londres es la ruta de referencia. ¿Alguna les ha sorprendido este año por su buen funcionamiento?

Londres ha sido 'top 1' desde que la instalamos en 2004. Milán y París también funcionan muy bien, y este año en especial ha destacado Marrakech y Palma de Mallorca, que teníamos tres frecuencias y ahora tendremos cinco.

¿En qué se basa Ryanair para poner y quitar destinos?

Somos una compañía muy ágil en todos los sentidos. Operamos y nos movemos de una manera muy rápida. Cuando vemos que hay rutas que en un momento no funcionan tan bien decidimos poner la ruta en otro sitio. Pero la verdad es que ahora lo que estamos haciendo es crecer. En cifras nacionales, hemos pasado de 46 millones de pasajeros en 2019 a 50 millones para el año fiscal de 2023. Prevemos que para el próximo curso alcanzaremos los 52 millones. Nos han llegado ya 88 aviones de los 210 adquiridos. España es un mercado muy importante para la compañía, es el segundo de Europa tras Italia. Para nosostros tiene todo el sentido del mundo abrir una ruta doméstica como Santiago, que por otro lado, es base permente nuestra.

¿Por qué quitan Viena con un 80% de ocupación? ¿Pueden volver después del verano?

Tienen que ver muchas cosas. A veces, en un momento dado, necesitamos poner una capacidad de viaje en otro punto. No depende siempre de que funcione bien, sino que creemos que esa capacidad iba a funcionar mejor en otro aeropuerto. Movemos más de 3.000 vuelos al día en Europa. La compañía que viene detrás mueve unos 1.500. Tenemos que hacer encaje en función de lo que necesitamos, por eso no significa que esa ruta vaya a desaparecer. No obstante, seguimos apostando por el aeropuerto de Zaragoza y aumentando el tráfico.

¿Qué destinos son interesantes para Ryanair en Zaragoza?

Más allá de los anunciados no hay perspectivas. No están cerradas las rutas de invierno.

Siempre se ha dicho que el vuelo directo con Roma funcionaría muy bien. O Centroeuropa.

Italia es el primer mercado para Ryanair y España, el segundo. Tiene mucho sentido la conexión entre ambos países.

"Somos una compañía muy ágil. Quitar una ruta no significa que no pueda volver"

Esas bases permiten que los aviones duerman en el aeropuerto y que la plantilla esté fija en la ciudad. Y hace años que Zaragoza está en las quinielas y aspira a ello. ¿Está sobre la mesa?

Ahora mismo, no. Estamos en 27 aeropuertos y tenemos 12 bases, con dos nuevas en Tenerife-Sur y Lanzarote que empiezan a operar este verano. Hay oportunidades de seguir creciendo en España en cuanto a número de bases y pensamos que deben ubicarse en aeropuertos medianos y pequeños. Existen esas oportunidades, pero por ahora no está sobre la mesa, aunque no hay que descartar nada.aragoza

¿Qué haría falta para convencer a Ryanair?

Son temas comerciales: debe haber interés, instalaciones aeroportuarias, capacidad, facilidades para la tripulación. Y tiene que ir acompañado de un flujo del tráfico al alza, por supuesto.

¿Cómo puede Aragón contribuir a generar esas nuevas rutas?

Siempre colaboramos con las ciudades y las regiones, hablamos constantemente de ello. Los impulsos de las instituciones son siempre interesantes para conocer qué destinos son estratégicos para la comunidad.

Te puede interesar:

LA AEROLÍNEA AÚN NO NEGOCIA UNIFICAR CREAR VIAJES MULTIMODALES 

El acuerdo de la operadora de servicios ferroviarios Iryo con la aerolínea Air Europa para crear viajes multimodales en un mismo billete ha revolucionado el mercado del transporte. Existen muchas conversaciones en el sector, pero Ryanair, una de las grandes buscadas para emular el convenio antes citado, descarta por el momento que la intención esté sobre su mesa. «Sabemos que hay negociaciones en el sector, pero no en nuestro caso particular. En la página web de Ryanair, cuando compras un billete, se te da la opción de alquilar un coche, así que no tenemos problema para avanzar con esos mecanismos y generar nuevas conexiones. Sin embargo, por nuestra parte no hay nada sobre la mesa, aunque siempre estamos abiertos a incluir este tipo de conexiones», revela a este diario la portavoz de Ryanair en España y Portugal, Elena Cabrera. 

En el caso de Iryo y Air Europa, el sistema de venta de la compañía italiana se ofrecerá a partir de enero para que con el mismo billete se pueda viajar desde Zaragoza a Bogotá, Buenos Aires o Nueva York con un acuerdo en el que los pasajeros que vayan en el tren van a tener un acompañamiento de Iryo en la llegada a Atocha, la conexión con el Cercanías y hasta el aeropuerto.

¿Si el Gobierno de Aragón decidiera aumentar el contrato de publicidad ayudaría?

Si algún día llega ese punto, se comentará cuando llegue. En ese sentido somos muy transparentes, a todos los concursos públicos que nos presentamos son los que abren las instituciones para todas las compañías aéreas. Un billete de Ryanair son 37 euros, así que como compañía tenemos que ir a sitios donde sea rentable y económicamente más viable. Es todo un conjunto de cosas: colaboraciones, destinos, comercializaciones que la ruta sea interesante para los usuarios.

¿Hay alguna conversación para elaborar convenios con las operadoras ferroviarias para conectar servicios de tren y avión?

Sé que hay conversaciones en el sector, pero no en nuestro caso particular. En la página web de Ryanair, cuando compras un billete, se te da la opción de alquilar un coche, por ejemplo. No hay problema con esos mecanismos para elaborar conexiones. Por nuestra parte no hay nada sobre la mesa, pero siempre estamos abiertos a incluir este tipo de conexiones.

¿Cómo ha sido 2022 para Ryanair? El turismo poscovid ha relanzado al sector y el 'low cost' triunfa entre los jóvenes, pero también ha sufrido la huelga de los tripulantes de cabina.

La balanza ha sido muy positiva. Hemos tenido muy buen año a nivel comercial, con récords de lleno de aviones. Respecto a la huelga, fue convocada por tan solo dos sindicatos y no tuvo impacto real en la operativo de la compañía. Los aviones seguían volando y los turistas viajando. Nosotros siempre estamos abiertos al diálogo: llegamos a un acuerdo con CCOO y estamos ya negociando el primer convenio colectivo y los tripulantes de cabina han tenido mejoras salariales, en horarios y en condiciones de temporalidad. El balance de 2022 es positivo y del 2023, a pesar de la situación económica, ha empezado estupendamente. El fin de semana pasada registramos dos millones de billetes comprados, el récord de la compañía. Cada minuto llenamos un avión de Ryanair.