Los meses pasan y el euríbor no deja de subir para tormento de los alrededor de 120.000 aragoneses que tienen un hipoteca referenciada a este interés variable. Sus cuotas mensuales se encarecen cada vez en una mayor proporción cuando se revisa el cálculo de sus préstamos de vivienda.

El boquete abierto en los bolsillos de buena parte de las familias se ensancha a pasos agigantados, sin que en la mayoría de los casos sea posible compensar ese coste adicional con un incremento de los salarios. La cuesta de enero se ha puesto empinada a quienes les toque la revisión este mes. Si se hacen cálculos, para una hipoteca media de 150.000 euros a 30 años, la cuota mensual a pagar pasará de los 449,64 euros en 2022 a los 744,33 euros a partir de ahora. Una diferencia de casi 300 euros más y un salto de casi el 70%. Esto supone unos sobrecostes de 3.450 euros al año.

El euríbor ha cerrado enero con una nueva subida, lo que seguirá impulsando al alza el precio de los préstamos contratados para la compra de una vivienda. El indicador utilizado para calcular el precio de este producto financiero ha pasado el pasado mes del 3,018% al 3,337%, casi 32 puntos básicos, según los datos del Banco Central Europeo (BCE). Esta diferencia se notará en las cuotas de las hipotecas variables que haya que revisar porque los incrementos suponen un 70% en el préstamo medio, la mayor subida del último año tras doce meses de subidas ininterrumpidas.

Este indicador está en máximos desde 2008, cuando llegó a alcanzar el 5,393%. Y es que desde junio han subido seis veces los tipos de interés.

El encarecimiento de las hipotecas será inevitable, aunque dependerá de varios factores como el capital pendiente, el plazo y el diferencial que tenga sobre el euríbor y cuándo se contrató esta. En una hipoteca variable de 100.000 euros a 25 años y con un diferencial del 1%, el incremento se sitúa en los 191 euros mensuales, es decir, la cuota pasa de 355 a 456 euros. Esto equivale a una subida anual de 2.291 euros, según estimaciones de la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin). 

A la pérdida de poder adquisitivo provocada por el incremento generalizado de los precios se ha sumado en los últimos meses este nuevo quebradero de cabeza. El impacto de la inflación, que tiene su principal detonante en la guerra de Ucrania y la crisis energética desencadenada, se ha dejado sentir en el bolsillo de las familias, pero buena parte de ellas tiene otro motivo de preocupación en la evolución de las hipotecas, que representan su principal gasto mensual.

Al 4% en junio

Desde el pasado verano, el Banco Central Europeo (BCE) ha tirado de artillería pesada para combatir la escalada inflacionista encareciendo el precio del dinero y como consecuencia, tres de cada cuatro préstamos -los que tienen el euríbor de referencia- se encarecen conforme venza su fecha de revisión, que suele ser semestral o anual. 

Todas las previsiones apuntan a que el subidón del euríbor continuará en los próximos meses. «Nuestras estimaciones apuntan a que alcanzará el 4% en junio. Algunos expertos vaticinan que serán incluso antes. Hay que ser prudentes y veremos qué ocurre», señala Verónica Rodríguez, responsable de Comunicación de Asufin. Desde esta organización no se atreven a vaticinar cuando tocará techo el índice, que de momento está abocado a subir ante los claros indicios de que el BCE volverá a incrementar los tipos de interés en los próximos meses.

El organismo bancario europeo adopta esta medida al ser la receta más conocida para frenar la inflación, un calentamiento de precios que supone un grave riesgo para la economía por los desajustes que provoca en los consumidores de a píe y en toda la cadena de producción. Los efectos adversos del encarecimiento del precio del dinero es que también lo hacen las hipotecas. 

Adicae estima que los clientes pagarán 12.000 millones más y señala a la banca por las cláusulas abusivas

Por su parte, Adicae pidió ayer la «intervención inmediata» de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ante la «actuación oligopolística» de la banca en el mercado hipotecario. La asociación de consumidores anunció que presentará denuncias en varios organismos e instituciones como el Ministerio de Asuntos Económicos, el Ministerio de Justicia o el Consejo General del Poder Judicial para exigir la devolución a los clientes del «dinero defraudado por la banca», que cuantifica en 23.500 millones de euros. 

De esa cantidad, 17.500 millones corresponderían a «suelos» hipotecarios aplicados a 3,8 millones de familias y 6.000 millones a gastos de constitución de los préstamos, según Adicae. A su juicio, esto aliviaría el encarecimiento de las 5,5 millones de hipotecas con euríbor, cuyo incremento de cuotas alcanzará en conjunto los 12.000 millones.

La subida de los tipos de interés será motivo de debate este martes en las Cortes de Aragón, en cuya comisión de Economía comparecerá a petición de Ciudadanos la consejera del ramo, Marta Gastón, para informar sobre el impacto que el encarecimiento del dinero está teniendo en el desarrollo económico de la comunidad. En Monzón, el concejal de Cambiar propondrá en el próximo pleno municipal una serie de medidas de alivio, como congelar la revisión de hipotecas hasta 2024.