ATENCIÓN SANITARIA

Las nuevas Urgencias del hospital San Jorge de Huesca abrirán el 1 de marzo

La zona triplica la superficie actual y contará con varios servicios como dos puestos de triaje, sala de psiquiatría o pediatría

Lambán y Repollés, este miércoles, durante su visita a las instalaciones de Urgencias de Huesca.

Lambán y Repollés, este miércoles, durante su visita a las instalaciones de Urgencias de Huesca. / GOBIERNO DE ARAGÓN

El Periódico de Aragón

El hospital universitario San Jorge de Huesca estrenará el próximo 1 de marzo su nuevo servicio de urgencias médicas, unas instalaciones que triplican la superficie del área destinada hasta ahora a la atención urgente y en las que se han invertido más de 5,8 millones de euros en obra civil, más 900.000 en equipamiento.

Así lo han anunciado este miércoles el presidente de Aragón, Javier Lambán, y la consejera de Sanidad del Ejecutivo regional, Sira Repollés, durante el transcurso de una visita a las nuevas instalaciones del servicio, que permitirá mejorar la eficiencia en la atención sanitaria así como la comodidad de los alrededor de 105 pacientes que se atienden diariamente de media.

Estas instalaciones, financiadas con fondos europeos React, se ubican en un nuevo edificio adosado al actual área de urgencias del centro hospitalario oscense, paralelo al que alberga las consultas externas y con una superficie total construida de 2.194 metros cuadrados.

La sala de espera de Pediatría de las urgencias del San Jorge.

La sala de espera de Pediatría de las urgencias del San Jorge. / GOBIERNO DE ARAGÓN

El área de recepción, con dos accesos diferenciados para los pacientes que llegan en ambulancia y para los que lo hacen por sus propios medios, incluirá dos puestos de triaje para valorar la prioridad de las distintas solicitudes de atención así como una sala de espera. La zona médico quirúrgica dispone, entre otros servicios, de un box de reanimación con dos puestos (hay 1 actualmente), de 9 de patología general (hay 5 en estos momentos), de 1 de oftalmología, de 1 de psiquiatría y de 1 de otorrinolaringología, así como de sala de yesos y curas, además de sala de espera.

En cuanto al área quirúrgica, dispone de una sala blanca y de todos los servicios complementarios que precisa.

El nuevo inmueble cuenta también con una zona de psiquiatría, con consulta y sala de espera, y de otra de pediatría que, además de consulta y sala de espera, dispondrá también de baño pediátrico y sala de lactancia. En lo que se refiere a la zona de observación, hay 13 puestos (hay 9 en la actualidad) e incluirá también tres boxes de aislamiento, además de los servicios complementarios que precisa esta área.

24 profesionales más

En lo que se refiere a la plantilla, se ha previsto la ampliación de la misma en 24 profesionales sanitarios, pasando de 61 a 85, una medida que, ha subrayado Repollés, "consolida el incremento en personal que el hospital realizó durante la pandemia", ha dicho. De este modo, el número de facultativos médicos pasará de 19 a 25, de 21 a 28 el de los profesionales de enfermería, de 15 a 22 el de los técnicos auxiliares de enfermería, y de 6 a 10 el de celadores.

Acceso a las nuevas urgencias del San Jorge.

Acceso a las nuevas urgencias del San Jorge. / GOBIERNO DE ARAGÓN

Además, en las próximas semanas comenzarán las obras de construcción del búnker que albergará el primer acelerador lineal de la provincia de Huesca, cuya instalación está prevista el próximo mes de septiembre. En las obras del búnker se invertirán 2,9 millones de euros, a los que se sumarán los 2,1 millones correspondientes a la compra del aparato.

Lambán ha valorado el esfuerzo inversor realizado para mejorar la atención sanitaria en el conjunto de Aragón, aunque ha admitido que no de los "principales problemas" a los que se enfrenta la sanidad en el país es la falta de profesionales suficientes. "No necesitamos profesionales mejores, sino más profesionales", ha subrayado el presidente, para quien la pandemia de la covid no sólo "tensionó" el sistema sanitario del país sino que evidenció "la falta de previsión de las administraciones de cara a reemplazar a los profesionales jubilados".