POSIBLE TRAMA DE CORRUPCIÓN EN CANARIAS

El Gobierno de Aragón defiende la legalidad del contrato que se investiga en el 'caso Mediador'

La DGA asegura que para la adquisición del dron se le pidió oferta a tres empresas / Sánchez Quero dice que la DPZ «nunca» ha comprado nada a esta empresa ni les conoce

El exdiputado socialista, Juan Bernardo Fuentes, puesto en libertad con cargos por la jueza canaria del ‘caso Mediador’.

El exdiputado socialista, Juan Bernardo Fuentes, puesto en libertad con cargos por la jueza canaria del ‘caso Mediador’. / RAMÓN DE LA ROCHA

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Al Gobierno de Aragón, que su nombre aparezca en la investigación judicial abierta en Canarias por una presunta trama de sobornos y extorsión le ha cogido por sorpresa pero se muestra tranquilo y convencido de que no hay irregularidad alguna en el único contrato que está bajo sospecha. Se trata de la compra de un dron a la empresa Asesoramiento y Servicio de Drones SL y, según afirmaron fuentes oficiales del Ejecutivo autonómico, «este contrato de adquisición de material tecnológico es el único adjudicado» a esta firma valenciana, y que se hizo «por un importe de 7.450, 64 euros, tal y como figura en el Portal de Transparencia del Gobierno de Aragón». Y tal y como aparece en la causa que investiga la magistrada canaria María de los Ángeles Lorenzo-Cáceres. Pero lo más importante es la defensa a ultranza de su «legalidad», tanto en la adjudicación como en el pago por una adquisición que aseguran que se hizo efectivamente.

La causa, que supuso la detención de doce personas la semana pasada, en el marco de la operación del llamado caso Mediador, se incluye este contrato de la DGA como una de las adjudicaciones que se están investigando desde diferentes administraciones públicas con esta firma levantina. Dentro de una trama en la que resultaba beneficiada siempre la misma empresa, la misma que le vendió aquel dron a la DGA en 2022, y que pertenece a José Santiago Suárez, un empresario valenciano amigo del general de división Espinosa Navas, imputado en la causa junto a otros empresarios, los exdirectores de Ganadería del Gobierno de Canarias Taishet Fuentes y Juan Bernardo Fuentes, este último exdiputado nacional del PSOE, y el mediador Antonio Tacoronte Navarro, que hacía de bisagra entre las dos tramas de la organización corrupta: una especializada en evitar inspecciones al sector ganadero a cambio de sobornos y pequeñas mordidas, entre otros favores urbanísticos, y otra que cobraba comisiones

«Se trató de la compra de un dron, para lo que se siguió el procedimiento legalmente establecido. Al tratarse de un contrato menor de suministros por una cuantía superior a 5.000 euros, se solicitaron tres ofertas y se adjudicó el contrato a la más ventajosa», explicaron las fuentes oficiales del Gobierno aragonés. Estas, además, añadieron que la ley aragonesa es incluso más garantista que la ley estatal de Contratos del Sector Público, que «no obliga en el caso de contratos menores a solicitar tres ofertas».

«La legislación autonómica sí que lo hace cuando el contrato de servicios y suministros supere los 6.000 euros sin IVA, por lo que la política de contratación es especialmente garantista en nuestra comunidad. Más aún, la Dirección General de Interior y Protección Civil tiene, en el caso de los contratos menores, la política de solicitar tres ofertas en todos los casos, sea cual sea el importe. Una vez recibido el artículo, y constada la conformidad del mismo, se procedió al pago», respondieron.

Además, respecto a las conversaciones filtradas entre el empresario valenciano José Santiago Suárez asegura a su conseguidor, Taroconte Navarro, tener «mucho trato con la Diputación de Zaragoza» y luego responde afirmativamente al segundo a la pregunta «¿Zaragoza es del PSOE?», la respuesta de la institución provincial es contundente: «La Diputación de Zaragoza no ha suscrito ningún contrato ni ha mantenido conversación alguna con la empresa Asesoramiento y Servicio de Drones S. L. ni con nadie que la represente», aseguró el presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero.