EL FUTURO DE LA NIEVE

El PP no logra los apoyos en las Cortes para pedir el cese de Bayona por Canal Roya

Campoy denuncia que el Gobierno "boicotea" el proyecto de unión de estaciones. Leticia Soria (PSOE) se va de la tribuna sin defender la enmienda por las interrupciones

El diputado del PP, Javier Campoy, en el pleno.

El diputado del PP, Javier Campoy, en el pleno. / CORTES DE ARAGÓN

Laura Carnicero

Laura Carnicero

La oposición sigue intentando sacar petróleo de la división del cuatripartito en cuanto al proyecto de la unión de estaciones de esquí entre Astún y Formigal a través de Canal Roya. Y una vez más, los bloques siguen donde estaban en 2019. Dos socios a favor (PSOE y PAR), dos socios en contra (CHA y Podemos); un PP por la unión pero en contra del Gobierno; Ciudadanos y Vox afeándoles sus rifirrafes e Izquierda Unida clamando contra la "aberración" del "destrozo" del paraje natural de Anayet-Partacua en este contexto de cambio climático. El diputado del PP Javier Campoy no logró ayer los apoyos necesarios para pedir el cese del director general de Medio Natural, Diego Bayona.

Aunque nada en el fondo ha cambiado, las formas cada vez se tensan más. Tanto que este jueves la diputada socialista Leticia Soria, que defendía una enmienda a la moción del PP, abandonó la tribuna antes de acabar por los gritos desde la bancada popular. Como era de esperar Campoy no admitió la enmienda de los socialistas e insistió en que el PSOE, con sus socios, "no es de fiar" para sacar adelante el proyecto.

La diputada socialista Leticia Soria, en un pleno.

La diputada socialista Leticia Soria, en un pleno. / EL PERIÓDICO

El presidente de las Cortes, Javier Sada, tuvo que intervenir después de la bronca. Pidió "tranquilidad y educación" a los diputados. "Faltas de respeto ni una voy a tolerar. No voy a decir quién, pero quien lo ha hecho ya lo sabe que lo ha hecho", reprendió desde la presidencia de la Cámara, después de que Soria volviera a su escaño.

Todo porque los socialistas trataron de colar una enmienda en la que denunciaban el "boicot" del presidente del PP de Aragón y alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, a los fondos europeos que permitirán hacer la unión de estaciones. Era su respuesta a la petición de ceses de los directores generales de Medio Natural y Cambio Climático, hasta del consejero de Agricultura y Medio Ambiente, Joaquín Olona, y hasta de Lambán.

"Es el propio Gobierno el que boicotea el proyecto al iniciar el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN)", dijo Campoy, que añadió que si los directores generales no defienden el plan, si el consejero no conocía que se iba a activar el PORN, y si no les puede cesar por culpa del pacto de Gobierno, "entonces quienes firmaron el pacto tienen que cesarse a sí mismos".

La socialista Leticia Soria aseguró que "el único obstáculo al plan es el PP, porque dicen lo uno y lo contrario" en las Cortes y en el Pirineo.

Desde Cs, el diputado Javier Martínez mostró su sorpresa porque "quien está de acuerdo en el fondo discuta por estar en bandos contrarios", y denunció que el proyecto "está en peligro" por los socios del Gobierno de Aragón. Marta de Santos, portavoz de Podemos, pidió seguir con la tramitación del PORN y aseguró que el Inaga preferiría que no existiera alguna ley (de protección ambiental) "para podérsela saltar".

Jesús Guerrero, del PAR, que votó en bloque con el Gobierno, señaló que actúan "con hechos", como la firma del convenio para lanzar la unión de estaciones.