EL CAMINO A LAS URNAS

Jubilación de alcalde tras 40 años de servicio: "Mi mayor orgullo ha sido la traída de agua al valle"

El regidor Ramón Laplana Buetas, de La Fueva, y Pilar Mustieles, alcaldesa de Caspe, se retiran de la política

Ramón Laplana, en su etapa de diputado autonómico.

Ramón Laplana, en su etapa de diputado autonómico. / El Periódico de Aragón

Laura Carnicero

Laura Carnicero

El histórico socialista Ramón Laplana Buetas, alcalde de La Fueva, se jubila después de 40 años de servicio público a su municipio, a la provincia de Huesca y a Aragón. Alcalde de este municipio de la comarca de Sobrarbe desde 1983; también fue durante 22 años diputado autonómico y otros ocho, diputado provincial.

«Tengo 67 años y me retiro para dar paso a gente más joven; no hay ningún otro motivo», explicó Laplana, que reconoció que después de tantos años va a seguir colaborando con el PSOE hasta las elecciones del 28M, «apoyando en todo lo que pueda». La suya, claro está, no es una salida por desaveniencias con el partido ni con sus dirigentes. Simplemente, reconoce, va vinculada a su edad y la llegada de su momento para la jubilación.

Después de este tiempo, reconoce que se queda «con más cosas buenas que malas».

Para él, su paso en política ha servido para «tirar para adelante en el pueblo». Se confiesa como un «demócrata convencido» y asegura que, después de cada cita electoral, en su municipio se esforzó por colaborar con los distintos partidos políticos para «aunar esfuerzos». Y no son pocos los logros en este tiempo. «Mi mayor orgullo como alcalde es la traída de agua al valle y la conexión desde Tierrantona y Palo con Ligüerre de Cinca», recuerda.

En los últimos tiempos, señala, han logrado abrir una nueva escuela en Caneto. «Tener 18 o 20 críos en la escuela es de las cosas más importantes en este tiempo», concluye Laplana.

Pilar Mustieles: "Todo ciudadano debería pasar por la gestión pública"

Pilar Mustieles, alcaldesa de Caspe en esta última legislatura, conocida de la política aragonesa en los últimos 12 años ha tomado la decisión «meditadísima» de poner punto y final a una carrera política que finaliza «con buen sabor de boca».

La socialista asegura que, pese a «la espina clavada» de que la pandemia «nos ha robado dos años de la legislatura», afronta sus últimos meses como regidora y diputada provincial con satisfacción «por el apoyo» de sus vecinos y la cantidad de proyectos puestos en marcha.

Después de ocho años como concejala y diputada provincial, y los últimos cuatro como alcaldesa de Caspe, Mustieles asegura que la experiencia de la política más cercana es «muy enriquecedora». «Alguna vez en la vida todo ciudadano debería pasar por la Administración pública para saber cómo funciona y ver las dificultades con las que nos encontramos», reflexiona.

En lo concreto, Mustieles saca pecho de haber pasado de tener una deuda de 2 millones a unas cuentas saneadas en su etapa como responsable de Hacienda en el consistorio y hasta hoy. Además, se confiesa «muy orgullosa» por el proyecto de recuperación del río Guadalope con financiación europea. «Es un proyecto encaminado que nos permitirá recuperar 6,5 km de la ribera», dice, contenta.

La nueva potabilizadora también es un proyecto que culminará quien la suceda en el cargo. La lista socialista la encabezará Abraham Martínez que, según Mustieles, «viene con un empuje tremendo».

Suscríbete para seguir leyendo