Ola polar

Los efectos de 'Juliette': más de 130 incidencias en Zaragoza y 17 grados bajo cero en el Pirineo

La borrasca provoca una caída generalizada de las temperaturas en toda a la comunidad

Una rama partida de uno de los chopos del colegio Maristas, en el Actur.  | ÁNGEL DE CASTRO

Una rama partida de uno de los chopos del colegio Maristas, en el Actur. | ÁNGEL DE CASTRO / el periódico

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Las fuertes rachas de viento se han hecho notar en toda la comunidad aragonesa, con vientos de hasta 100 kilómetros por hora en el Pirineo y un desplome de las temperaturas. Zaragoza se ha llevado la peor parte y los Bomberos realizaron entre el domingo y el lunes cerca de 130 servicios por el fuerte viento que azota a la capital con rachas de hasta 94 kilómetros por hora, según la Agencia Estatal de Meterología (AEMET). 

Durante la jornada del domingo acumularon 84 servicios, de los que 65 fueron provocados por el cierzo, según explicaron desde el Ayuntamiento de Zaragoza. Este lunes todavía tenían otras 30 incidencias pendientes que se han ido resolviendo a lo largo de la mañana, a las que se han sumado 15 nuevas.

A lo largo del día, los Bomberos han realizado 45 servicios relacionados con la caídas de ramas y árboles, desprendimientos de cascotes, tejas de edificios, antenas y señales, entre otros. Lo más destacado fue el desprendimiento de parte de la cubierta de una nave situada en la localidad de Villanueva de Gállego.

Estos desperfectos, que se registraron prácticamente en todos los distritos y barrios de la ciudad, no provocaron daños personales, aunque sí materiales, principalmente a vehículos estacionados en la vía y a mobiliario urbano. Desde las 8 de la mañana cuatro dotaciones de bomberos, compuesta cada una por cinco agentes y vehículos, estuvieron trabajando para resolver cuanto antes todas las incidencias, dando relevo a las seis dotaciones que operaron el domingo, cuando decidieron cerrar los parques de la ciudad por seguridad y que volvieron a reabrirse ayer a primera hora. 

La capital aragonesa no ha sido la única afectada por las fuertes rachas de viento. También el resto de la ibérica zaragozana, las Cinco Villas, el Bajo Aragón de Teruel y el Pirineo oscense, donde se esperaban rachas de hasta 70 kilómetros por hora, según la Aemet. 

El cierzo viene acompañado de un bajada de las temperaturas generalizadas, principalmente en el Pirineo, donde los termómetros han caído hasta los 17 grados bajo cero en Cerler o Astún, aunque la sensación térmica era inferior por el viento. 

Hasta los menos siete bajará el mercurio en la provincia de Teruel, donde se registraran temperaturas de menos siete grados en Calamocha, Bronchales o Griegos. Un frío que hay que agradecer a la borrasca Juliette, que ha dejado temblando los termómetros y que no abandonará la Península hasta final de semana. 

Trabajos en las carreteras de la provincia

Los bomberos de la Diputación de Zaragoza han trabajado desde el mediodía de hoy en distintas carreteras de la provincia afectadas por las nevadas. Efectivos del parque de Tarazona con una quitanieves han actuado en la carretera entre Ambel y Talamamtes y en diferentes pueblos de la zona del Moncayo (Santa Cruz de Moncayo, San Martín de Moncayo, Lituénigo, Litago, Trasmoz, Vera de Moncayo, Añón de Moncayo y Alcalá de Monzayo). En estos pueblos han tenido que hacer labores preventivas echando sal por la tarde y también han tenido que acudir a Los Fayos.

Operativo de la diputación provincial limpiando las carreteras.

Operativo de la diputación provincial limpiando las carreteras. / DIPUTACIÓN DE ZARAGOZA

Efectivos del parque de Calatayud han quitado nieve en Viver de la Sierra (perteneciente al municipio de Sestrica) y han echado sal en las carreteras que conectan Morés con Sestrica y Sestrica con Viver de la Sierra.