Las Cámaras piden que la reducción de la jornada no sea decisión unilateral del Estado

Solicita al Gobierno de España que contemple el impacto de cada una de las medidas que se propongan en la productividad de la economía

Cámara de Comercio de Zaragoza

Cámara de Comercio de Zaragoza / EFE

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

El Consejo Aragonés de Cámaras reclama que el acuerdo para la reducción de la jornada laboral a 37,5 horas no se haga de manera unilateral por parte del Gobierno de España y contemple además el impacto de cada una de las medidas que se propongan en la productividad de la economía.

En una declaración institucional, este organismo señala que el crecimiento económico a largo plazo y el bienestar de toda la ciudadanía "depende del incremento constante de la productividad por ocupado, un indicador clave que explica la falta de convergencia económica entre España y los países europeos de referencia".

Según las cámaras aragonesas, la duración de la jornada laboral máxima es una de las claves de bóveda de la regulación laboral, por lo que entienden que el éxito de una medida incluida en el acuerdo de Gobierno firmado entre el PSOE y Sumar "debería descansar en el diálogo social, pues la negociación colectiva es el instrumento preferente para lograr grandes y estables acuerdos en materia sociolaboral".

El Consejo Aragonés de Cámaras se muestra a favor de que el Gobierno y la mayoría parlamentaria que lo sostenga en las Cortes Generales, tomen las medidas legislativas necesarias para favorecer la conciliación entre la vida personal y la laboral, pero también defienden que "una medida como la contemplada en el acuerdo de Gobierno no puede descansar en una unilateralidad que no ha argumentado las implicaciones de la misma sobre la productividad general de la economía".