POLÍTICA

Elena Allué quiere regresar al PAR tras acordar la confluencia de las dos escisiones

La plataforma Aragoneses, liderada por Elena Allué, y Tú Aragón, con Natalia Lascorz al frente, firman un acuerdo para "refundar el aragonesismo de centro" y enterrar el hacha de guerra y reconocen "conversaciones informales" con la actual dirección del PAR

Natalia Lascorz y Elena Allué, en la rueda de prensa donde han firmado el acuerdo de confluencia.

Natalia Lascorz y Elena Allué, en la rueda de prensa donde han firmado el acuerdo de confluencia. / EL PERIÓDICO

Las dos escisiones del PAR, la de los críticos (Aragoneses, liderada por Elena Allué), y la de los díscolos (Tú Aragón, con Natalia Lascorz al frente), han cerrado un acuerdo para confluir juntos en las próximas citas electorales. Es el primer paso, dicen, para "refundar el aragonesismo de centro", un proceso al que invitan a sumarse a "todas las asociaciones, formaciones y organizaciones aragonesistas". También, por supuesto, al Partido Aragonés, al que Allué ha reconocido que quiere regresar como afiliada de base para votar en la repetición del XV Congreso que abrió una guerra fratricida en el seno de la histórica formación, ahora judicializado tras constatarse irregularidades en el censo.

Se abre así un nuevo capítulo en la interminable historia reciente del PAR. Toca ahora cerrar las heridas para resolver "la grave crisis del aragonesismo" y para luchar contra "la brecha territorial que el sanchismo está abriendo" en el país. Para luchar contra ello han invitado a la actual dirección del PAR, encabezada por el diputado Alberto Izquierdo y por el presidente Clemente Sánchez Garnica, con quien ya reconocen la existencia de "conversaciones informales". "La existencia de un partido aragonesista, moderado y de centro es más necesaria que nunca y está por encima de los intereses partidistas y de los liderazgos", ha asegurado Allué, diputada ahora en las Cortes tras acudir con el PP a las elecciones autonómicas en calidad de independiente.

Dos son las cuestiones que han desencadenado este principio de entierro del hacha de guerra que martiriza al centro político aragonés desde hace más de dos años. La primera, la "quiebra absoluta de la unidad de España fomentada por Pedro Sánchez", lo que deja en situación "de obligada responsabilidad". La segunda, que Arturo Aliaga, el hombre al que acusan como único culpable de "quebrar la unidad del partido" auspiciado por las "injerencias" del PSOE de Lambán, ya no está al frente de la formación tras ejecutarse en febrero de este año una moción de censura aprobada por la Ejecutiva que él mismo había elegido 14 meses antes. Sigue teniendo el carné de afiliado.

Natalia Lascorz, cuya formación Tú Aragón acudió de la mano de Ciudadanos a las elecciones del 28-M, ha considerado que "el aragonesismo debe estar presente en esta inestabilidad que vivimos como país y como comunidad autónoma", abogando por "hacer verdaderos protagonistas a las personas que nos representan en el territorio". Lascorz ha llamado a rebajar el tono empleado entre los integrantes del PAR y de las escisiones, pues "el dedo acusador casi nunca es la mejor medicina para la salud".

La guerra fratricida que vive desde septiembre de 2021 el centro político aragonés sigue abierta en el seno de la Justicia. Fue aquella la fecha de celebración del XV Congreso del PAR, donde Arturo Aliaga fue reelegido líder del partido para después ser expulsado por la puerta de atrás tras una moción de censura a tenor de una sentencia judicial que anulaba el procedimiento congresual y obligaba a su repetición. La nueva dirección, encabezada por Sánchez Garnica y Alberto Izquierdo, quiso celebrar la repetición electoral el 23 de julio, pero lo aplazaron al día 29 por las elecciones generales.

Una semana antes, Xavier de Pedro, integrante de Aragoneses que había denunciado la inclusión irregular de 311 afiliados en el censo del Congreso, pidió la paralización de la ejecución de la sentencia provisional con un depósito de 6.000 euros. El próximo 5 de diciembre, la Audiencia Provincial ratificará o desestimará el recurso interpuesto por el miembro de los críticos sobre el censo que puede votar en la repetición del Congreso. La actual dirección mantiene la tesis de que solo tienen derecho a voto aquellos que no se hayan marchado del partido, mientras que De Pedro considera que todos los que eran afiliados en septiembre de 2021 pueden votar, anulando los 311 afiliados irregulares.