El Parador de España con las vistas más bonitas a la montaña: es un remanso de paz en el corazón de Monte Perdido

Nos adentramos en el Pirineo más salvaje para descubrir un Parador que aparece ante el viajero como un coqueto refugio de montaña.

El Parador con las mejores vistas a la montaña: un refugio en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

El Parador con las mejores vistas a la montaña: un refugio en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. / Paradores España

Alba Armida

Hay viajeros que disfrutan alojándose en edificios históricos como conventos, monasterios, palacios o fortalezas. Sentir que se recorren los mismos pasillos que hace siglos ocupaban reyes, monjes o caballeros es una sensación única que se puede vivir en muchos de los establecimientos que la Red de Paradores tiene diseminados a lo largo de toda la geografía española.

Hoy, en cambio, dejamos a un lado la Historia y estos alojamientos tan singulares para conocer un Parador que cuenta con el sello Naturia, ya que se ubica en un entorno natural único y constituye el punto de partida ideal para practicar cualquier tipo de actividad en los mejores parajes de nuestro país. Y es que el Parador de España con las vistas más bonitas a la montaña es un remanso de paz en el corazón de Monte Perdido.

Bielsa y el valle de Pineta

Ponemos un pie (o los dos) en el corazón del Valle de Pineta. El paisaje no puede ser más bucólico ya que nos encontramos a las puertas de entrada del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Y ante nosotros aparece el Parador de Bielsa con apariencia de un refugio de montaña en el que predominan la piedra y la madera.

Una terraza perfecta para reponer fuerzas en el Parador de Bielsa.

Una terraza perfecta para reponer fuerzas en el Parador de Bielsa. / Paradores España

El edificio se levantó en 1968, pero fue renovado en 2002 ampliando el número de habitaciones hasta un total de 40. En ellas, la madera ocupa un papel protagonista tanto en algunas paredes como en techos y suelos. Un ambiente de lo más acogedor para los duros frías de invierno. Además, el viajero podrá escoger entre tres categorías diferentes: habitación doble, junior suite o suite (con un saloncito en el que poder desconectar tras un largo día de turismo activo).

Bielsa: parador pet friendly

Seguimos descubriendo las instalaciones de este parador y nos topamos con su parque infantil, sala de juegos, jardín, así como un pequeño espacio dedicado a la venta de regalos. También cuenta con el servicio de alquiler de bicicletas y, muy importante para todos aquellos que tienen mascotas, es pet friendly.

A pesar de estar en un enclave natural y poseer cierto toque rústico, no hay que olvidarse que el Parador de Bielsa cumple con todos los estándares de calidad de la Red de Paradores y, por tanto, ofrece servicios de lavandería y planchado, WiFi gratis, servicio de prensa y revistas digitales y un completo servicio de habitaciones.

Con estas vistas al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido todo tiene mejor sabor.

Con estas vistas al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido todo tiene mejor sabor. / Paradores España

Y llega uno de nuestros momentos favoritos cuando se habla de la Red de Paradores, ya que su gastronomía es siempre un placer para los sentidos. En este caso, el Parador de Bielsa nos presenta una cocina de montaña que destaca por su contundencia y autenticidad. Y lo hace, además, en un marco incomparable gracias a un cálido espacio con suelos y vigas de madera, decorado con lámparas de forja, y que regala espectaculares vistas al valle de Pineta y a las cascadas del río Cinca.

Ternasco de Aragón, migas aragonesas, trucha del Cinca a lo fino o un guiso de jabalí son algunos de los suculentos manjares que se pueden probar en el parador y que harán que el viajero conozca de primera mano la rica gastronomía oscense.

¿Cuánto cuesta alojarse en el Parador de Bielsa?

Cualquier viajero que se aloje en la Red de Paradores sabe que los precios van fluctuando en función de la oferta y la demanda y, por tanto, no hay un precio fijo. Ahora bien, mirando su calendario de tarifas, descubrimos que la opción más económica arranca en los 92 euros (para estancias en algunos días de noviembre), mientras que la más cara puede ascender hasta los 240 (en septiembre). Ahora bien, conviene tener siempre presente que suele haber formas de conseguir una tarifa más económica gracias al programa de fidelidad ‘Amigos de Paradores’.

¿Qué hacer si te alojas en el Parador de Bielsa?

Como hemos comentado, este parador se encuentra a las puertas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y es el mejor punto de partida para contemplar un paisaje de cascadas o la impresionante vegetación en la zona. Y quien prefiera pisar civilización, también debe acercarse hasta la preciosa villa de Bielsa, que cuenta con un interesante casco histórico en el que podemos destacar la ermita románica de Nuestra Señora de Pineta.

En definitiva, si estás buscando un refugio de montaña que cuente con las ventajas de un alojamiento exclusivo con todas las comodidades, el Parador de Bielsa ofrece las vistas más bonitas a la montaña y se presenta como un remanso de paz en el corazón de Monte Perdido.