Industrias López Soriano

50 años trabajando por un mundo más sostenible

La empresa aragonesa acumula décadas de experiencia en el sector del reciclaje y aspira a convertirse en un referente en Europa

Industrias López Soriano apuesta por la diversificación dentro de sus políticas de sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente.

Industrias López Soriano apuesta por la diversificación dentro de sus políticas de sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente. / Servicio Especial

Monográficos

Industrias López Soriano acaba de celebrar este sábado medio siglo de vida. Esta compañía abrió sus puertas hace 50 años como evolución de los negocios anteriores de José López Soriano y Presentación Villalba Gracia junto a sus hijos José Luis, Valero y María Isabel López Villalba. Tras desarrollar la actividad en varias ubicaciones en Zaragoza, la empresa se trasladó a la carretera de Castellón donde continúan las oficinas centrales y el desguace de coches.

Desde sus inicios, la historia de Industrias López Soriano es la historia del desarrollo de las políticas de sostenibilidad y cuidado del medioambiente. «Hace 50 años todo se tiraba junto, nadie hablaba de descontaminar, ni de separar materiales en casa. Hace medio siglo llegaba a Industrias López Soriano todo tipo de maquinarias y materiales. Algunas se salvaban de la cizalla, ya que una inquietud coleccionista hizo que se guardaran objetos que hoy día son parte de la memoria colectiva y de la nostalgia: campanas, máquinas de escribir, herramientas…», destaca la gerente del grupo, María López Palacín

Poco a poco, la compañía aragonesa comenzó a diversificar su actividad, incorporándose en el sector del acero plano y, más tarde, en el del automóvil, con negocios punteros en logística como Tier 2 de Opel España, o montando un desguace de barcos durante los años 80 en Vilanova y la Geltrú.

Pero, volviendo al ámbito del medioambiente, además de la inquietud coleccionista, si algo ha destacado en Industrias López Soriano ha sido «la inquietud de estar siempre innovando, estar adelantándose a lo que iba a venir», por eso han visitado muchas ferias y han estudiado los cambios legislativos que se venían anunciando.

Creación del polígono PTR

A finales de los años 90 surgió la iniciativa de crear un polígono en Zaragoza dedicado a las diversas facetas del reciclaje. Así nació el Parque Tecnológico del Reciclaje López Soriano, o más conocido como PTR López Soriano. «Fue un hito importante para la ciudad, ya que permitió que empresas como Arcelor Mittal siguieran apostando por Zaragoza, en lugar de deslocalizar su fábrica fuera de España cuando tuvieron que salir de su anterior emplazamiento», comenta María López

En el propio PTR López Soriano continúa el crecimiento del grupo, ya que con los cambios normativos que se anunciaban, que finalmente vieron la luz en el año 2007 con la primera ley medioambiental europea, Industrias López Soriano decidió diversificar su actividad nuevamente, creando diferentes empresas cada una de ellas dedicada a una línea específica de reciclado. Así nació Reciclaje Aragonés de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (Raaee); Recieder, el grupo de las valorizaciones del automóvil repartidas por todo Aragón, la línea de reciclado de frío, el reciclaje de aviones… todo en el PTR López Soriano.

Allí, estas empresas permiten llevar a cabo «una mejor selección de los materiales que forman los productos cotidianos que usamos» y, al mismo tiempo, «obtener materias primas de segunda generación para que vuelvan a formar parte del ecosistema industrial, cerrando así el círculo de la economía circular», concluye la gerente de Industrias López Soriano.