Concurso de acreedores

Juguettos gana la puja de Imaginarium y se queda con sus marcas y patentes

La empresa alicantina se impone a Toys R Us y ATAA en la subasta abierta por los emblemas de la juguetera aragonesa, que cesó su actividad en febrero

Una tienda de Imaginarium en Zaragoza.

Una tienda de Imaginarium en Zaragoza. / Ángel de Castro

Juguettos gana la partida por los últimos activos de Imaginarium, que anunció su cierre definitivo hace cuatro meses tras 32 años de trayectoria. La empresa alicantina se ha impuesto a sus rivales Toys R Us y ATAA Interactive en la subasta llevada a cabo para adjudicar las marcas, imágenes, moldes y patentes de la fallida juguetera aragonesa, según informaron a este diario fuentes conocedoras del caso. El resultado de la puja se enmarca en el concurso de acreedores que sigue la compañía bajo la batuta del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Zaragoza.

Imaginarium entró en suspensión de pagos a mediados de 2022 debido a los graves problemas financieros que arrastraba desde hacía años, una crisis a la que no ha sobrevivido. Como parte de este proceso, hace dos meses se abrió la fase de liquidación de los últimos activos, que despertó un notable interés en el sector, conocedor del carisma que la fallida empresa tenía entre los consumidores.

Juguettos fue la primera en formalizar una oferta de compra por un paquete de bienes y derechos que incluyen el dominio web de la juguetera o emblemas de la empresa quebrada como el peluche Kiconico o la icónica doble entrada en arco a sus tiendas. En concreto, ofreció 100.000 euros (IVA no incluido), una cifra que fue elevada a 150.000 por ATAA Interactive, firma propietaria de marcas como Ataa Cars, y a 200.000 por Toys R Us, un competidor directo de la compañía levantina.

A la vista de estas tres propuestas de compra, se decretó la celebración de una subasta que tuvo lugar la semana pasada. En ella se impuso finalmente la compañía alicantina con una cuantía que ronda los 240.000 euros, una adjudicación que debe ahora validar el juzgado para que sea oficial. Solo una impugnación podría frustrar la transacción.

Del éxito al fracaso

Ahora está por ver qué hará Juguettos con estos activos y si entra sus planes la revitalización de la emblemática enseña y su concepto de juego educativo y experiencial. Desde de la compañía declinaron hacer valoraciones por el momento al considerar que el proceso no está totalmente cerrado.

Imaginarium, fundada en 1992 por el empresario zaragozano Félix Tena, pasó de caso de éxito a juguete roto. En su día rompió moldes en el sector y llegó a contar en su capital con el grupo francés de lujo Louis Vuitton (LVMH), pero el crecimiento desmesurado y los fiascos en sus aventuras internacionales hundieron el negocio.

En sus mejores tiempos llegó a superar las 400 tiendas (426 en 2013) en una veintena de países y más de 800 trabajadores. De aquello ya no queda nada, tan solo los valores intangibles de una marca que sigue presente en el imaginario de los consumidores.  

Suscríbete para seguir leyendo