Jornada sobre la trata en Zaragoza: de cada víctima que sale a la luz, veinte quedan sin asistencia

La capital acoge una reunión que se celebra con el objetivo de visibilizar un problema que "pasa desapercibido", precisamente por la cantidad de víctimas ocultas, fundamentalmente mujeres, pero no solo con fines de sexuales, sino también de explotación laboral, matrimonios forzosos y en determinados países para el tráfico de órganos

Una operación de la Policía Nacional sobre la liberación de víctimas de trata.

Una operación de la Policía Nacional sobre la liberación de víctimas de trata. / POLICÍA NACIONAL

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Las organizaciones que luchan contra la trata de personas, fundamentalmente de mujeres y niñas, expresan su preocupación por lo que no se sabe y el hecho de que "por cada víctima que florece, veinte quedan sin asistencia". Son los datos que han aportado a los medios este jueves el delegado del Gobierno en Aragón, Fernando Beltrán, y la directora del área de mujer y lucha contra la trata de Diaconía España, de Eva Márquez, antes de inaugurar el encuentro profesional y de coordinación en materia de lucha contra la trata con fines de explotación sexual en la provincia de Zaragoza que se celebra en la capital aragonesa.

Una reunión que se celebra con el objetivo de visibilizar un problema, ha dicho Beltrán, que "pasa desapercibido", precisamente por la cantidad de víctimas ocultas, fundamentalmente mujeres, pero no solo con fines de sexuales, sino también, ha resaltado, de explotación laboral, para la mendicidad, para matrimonios forzosos y en determinados países para el tráfico de órganos.

Por ello, como ha apuntado Márquez, el objetivo de la reunión es mostrar la dimensión del problema, en todas sus vertientes, explicar en qué consiste el delito, cuál es el papel de la ciudadanía, cuál es la repercusión que ha tenido la tecnología en las relaciones y comunicaciones, actualmente, ha dicho, "el contexto número uno" para captar víctimas de explotación, y ver qué se puede hacer para atajarlo.

Romper mitos sobre la prostitución

Se trata de poner encima de la mesa el problema, "desmitificarlo" y "romper mitos" como los argumentos de la cultura popular de que "están ahí porque quieren" y hacer ver que la prostitución es "una de las formas más crueles de violencia de género, que se nutre de la trata", como ha explicado Eva Márquez, consciente de que en esta lucha no se va "a lograr nada si no es de forma unida".

"Si no se acaba con la prostitución no se va a acabar con la trata y si no se legisla bien y no se abordan todos los delitos conexos que alimentan la trata es difícil avanzar correctamente", ha insistido Márquez quien considera necesario caminar hacia la legislación abolicionista y poner ante la opinión pública que se trata de una vulneración de los derechos humanos.

Según Márquez, si se legaliza la prostitución "lo único que se hará es que un proxeneta sea un empresario" y ha advertido que "no se trata de perseguir por perseguir, prohibir por prohibir o penar por penar" sino que se necesita una ley para cambiar la cultura y la conciencia frente a una práctica que, como ha puesto de ejemplo, en Suecia, primer país en dotarse de una norma abolicionista, tienen ya desde la infancia "como algo aberrante".