Servicios sociales

El programa para la Atención Integral a personas con enfermedades avanzadas acompaña a 15.000 aragoneses

En 2023, el programa de la Fundación La Caixa atendió a más de 1.000 pacientes y 1.400 familiares en las tres provincias, ofreciéndoles apoyo psicosocial y espiritual en hospitales, residencias y a través de equipos de atención domiciliaria

Este innovador proyecto, desarrollado en el Hospital San Juan de Dios de Zaragoza y el apoyo del Departamento de Sanidad, se enfoca en la atención integral al final de la vida y la humanización de la salud en situaciones de cronicidad avanzada y vulnerabilidad

Equipo de atención domiciliaria del hospital San Juan de Dios.

Equipo de atención domiciliaria del hospital San Juan de Dios. / HSJD

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

El Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas de la Fundación La Caixa ha alcanzado un hito significativo en Aragón, ofreciendo su apoyo a cerca de 15.000 personas desde que se lanzara el 1 de noviembre de 2008. Este innovador proyecto, desarrollado en el Hospital San Juan de Dios de Zaragoza y el apoyo del Departamento de Sanidad, se enfoca en la atención integral al final de la vida y la humanización de la salud en situaciones de cronicidad avanzada y vulnerabilidad.

El programa ha proporcionado acompañamiento en 2023 a más de 1.000 pacientes y cerca de 1.400 familiares en Aragón. En total, desde su implementación en la región, se ha atendido a 7.088 pacientes y 7.884 familiares, subrayando su compromiso con la mejora de la calidad de vida de estas personas. Esta atención ha supuesto una inversión de más de 2,5 millones de euros.

El programa se implementa en Aragón a través de 3 Equipos de Atención Psicosocial (EAPS) vinculados al Hospital San Juan de Dios, uno en cada provincia. En Zaragoza, los profesionales intervienen en el Hospital San Juan de Dios de Zaragoza, y en los equipos de atención domiciliaria del Sector I y Calatayud, pertenecientes a la OHSJD en dos Equipos de Atención Domiciliaria y en cuatro residencias: Fundación Tobías, Cáritas, Romareda, San Eugenio y, hace menos de dos meses, también la residencia pública de Alagón. En las provincias de Huesca y Teruel (perteneciente al Salud), los EAPS también actúan en dos Equipos de Atención Domiciliaria cada una, para llegar a las poblaciones rurales (Barbastro y Alcañiz).

Este proyecto se reafirma como un pilar fundamental en la humanización de los cuidados al final de la vida, garantizando una atención integral de calidad y centrada en las personas más vulnerables de nuestra sociedad. Las evaluaciones cualitativas realizadas bajo la dirección científica destacan que la atención psicosocial ofrecida por el programa responde efectivamente a las necesidades de los pacientes, mejorando los síntomas emocionales en el 90% de los casos. Asimismo, el 92% de las personas con enfermedades califican de excelente o muy buena la atención recibida, y cerca del 90% han podido resolver temas difíciles, principalmente relacionados con la comunicación y las relaciones familiares, gracias a este apoyo.

Un programa pionero

Este Programa, impulsado de la mano del Ministerio de Sanidad y las Consejerías de Salud de las comunidades autónomas, consolida su misión de complementar el modelo actual de atención a las personas que se encuentran al final de su vida para lograr cubrir distintos aspectos psicosociales: tanto la esfera emocional, social y espiritual del paciente y su familia como la atención al duelo y el apoyo a los profesionales de cuidados paliativos.

Desde su puesta en marcha en 2008, en España, el Programa ha atendido a más de 680.000 personas: 301.572 pacientes y 385.743 familiares, interviniendo en centros sanitarios, equipos domiciliarios de las áreas de influencia y residencias. Actualmente, se implementa en 153 centros sanitarios, 173 equipos domiciliarios y 165 residencias de toda España a través de 65 Equipos de Atención Psicosocial (EAPS) formados por profesionales de la psicología, el trabajo social, enfermería, medicina, agentes pastorales y personas voluntarias.