20 millones para una reforma urgente en la Expo: el Pabellón de Aragón tiene hasta impactos de bala en la fachada

La DGA gastará más de 500.000 euros en una primera tanda de reparaciones en el edificio diseñado por Olano y Mendo, pero restaurar su piel exterior rondará los dos millones de euros.

El plan de restauración que se pretende en Ranillas incluirá el frente fluvial, las intervenciones artísticas y el mobiliario, así como la preparación de los 'cacahuetes', en los que se instalará la CARTV entre 2027 y 2028.

Estado actual del Pabellón de Aragón en el recinto Expo de Zaragoza, este jueves.

Estado actual del Pabellón de Aragón en el recinto Expo de Zaragoza, este jueves. / Miguel Ángel Gracia

David López

David López

El proyecto anunciado ayer para la Torre del Agua se enmarca en una primera fase de unas obras que Expo Zaragoza Empresarial tiene pensado lanzar en los próximos meses para que puedan estar culminadas a finales de 2025 o durante 2026 y que afectan también al Pabellón de Aragón, al frente fluvial y los llamados 'cacahuetes' (los edificios Ebro sin utilizar), así como los espacios sin acondicionar de su entorno y del parque empresarial Dinamiza. Se ha llegado a la conclusión en la DGA que tras 16 años sin una reforma en profundidad del recinto Expo, o se actúa de urgencia o los daños y deficiencias acumuladas por el deterioro serán ya irreparables.

Al margen de la Torre del Agua, destaca entre los trabajos de urgencia a realizar los que está previsto acometer en el Pabellón de Aragón. Solo en la fachada del edificio, diseñado por el estudio de Olano y Mendo para la Expo de 2008, se calcula que habrá que invertir más de dos millones de euros.

Los daños en algunas de las piezas que conforman la piel que envuelve este icono de Ranillas son ya más que visibles. Algunas de ellas rotas, otras deterioradas por el paso del tiempo y las inclemencias meteorológicas y, quizá lo menos conocido, otras dañadas por hasta cinco impactos de bala que hay presentes en esa fachada tan singular. Su fabricación, con materiales como la resina, complican mucho su reparación pero se ha constatado que es urgente actuar. 

Aunque lo más inmediato va a ser un contrato que oscilará entre los 500.000 y los 750.000 euros que se destinará a arreglar las goteras que hay, limpiar y restaurar los espacios exteriores del pabellón, especialmente la plaza que crean las tres grandes patas de hormigón que sostienen el edificio y que adornan múltiples grafitos y daños, así como el cerramiento de algunas zonas que quedaban al descubierto. Al parecer, lo que mejor estado presenta son las instalaciones interiores, aunque el paso del tiempo y el desuso también haya hecho mella en ellos.

No obstante, el interior quedará para fases posteriores de esa reforma, que más bien será de reconversión hacia un futuro uso que actualmente se debate entre dos posibles alternativas: la sede del nuevo Instituto de Salud Pública, que el pasado miércoles daba sus primeros pasos y que será la piedra angular de la futura sede de la Agencia Estatal de Salud Pública si finalmente eligen a Zaragoza para que lo sea, y otros usos, públicos o privados, dedicados al sector de la logística, la energía o el agua.

Al margen del Pabellón de Aragón, la DGA también está decidida a restaurar las intervenciones artísticas del frente fluvial de Ranillas y todos los elementos de mobiliario y alumbrado público. Elementos icónicos como el Banco Ecogeográfico (que supuso una inversión millonaria) y otros vestigios que se conservan de la Expo, como elementos de las Plazas Temáticas, requieren de una actuación de emergencia.

Uno o dos 'cacahuetes' para la CARTV

En paralelo, este año se iniciarán otras obras, las de la puesta apunto de los 'cacahuetes'. Hay tres edificios Ebro disponibles y está prácticamente decidido que la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión (CARTV) se ubique en el más próximo al Palacio de Congresos, que es el que más metros cuadrados tiene. Aunque ahora la duda es si utilizará solo uno de los tres o dos.

Se está barajando la posibilidad de desdoblar las instalaciones en dos edificios diferentes, uno para los equipos de informativos, tanto de televisión como de radio, además de administración y dirección, y un segundo, el que está justo al lado, para las productoras que trabajan para ella. Las obras las ejecutará Expo Zaragoza Empresarial, que adelantará la inversión, y se trabaja con el horizonte de finalizar el traslado entre 2027 y 2028.