La CHE declara la "situación excepcional por sequía extraordinaria" en la cuenca del Huerva y el Guadalope alto y medio

En la actual campaña, si bien presenta un estado mucho más favorable que la del 2023, no va a estar exenta de problemas respecto a las sequías

Embalse de Calanda.

Embalse de Calanda. / CHE

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Carlos Arrazola, ha declarado la “Situación excepcional por sequía extraordinaria” en las unidades territoriales UTE 06 (Cuenca del Huerva) y UTE 09A (Guadalope alto y medio). La CHE recuerda que el pasado 9 de abril de 2024 se declaró el final de esta situación en la UTE 11 (Bajo Ebro) y con ello se daba fin a la dura sequía en la cuenca del Ebro en el año 2023, pero también es sabido el carácter tan irregular de la climatología de la cuenca del Ebro, tanto desde el punto de vista espacial como temporal.

En la actual campaña, si bien presenta un estado mucho más favorable que la del 2023, no va a estar exenta de problemas respecto a las sequías y en esta ocasión la acuciante falta de lluvias ha sido en la margen derecha aragonesa de la cuenca del Ebro.

Según recoge el “Informe mensual estado de indicadores a 31 de mayo de 2024” en el que según el índice de sequía se encuentran en situación de sequía prolongada las unidades territoriales UTS 06 (Cuenca del Huerva), UTS 07 (Aguas Vivas), UTS 08 (Martín) y UTS 09 (Guadalope). En este mismo informe, según el índice de escasez se encuentran en situación de emergencia las unidades territoriales de escasez UTE 06 (Cuenca del Huerva) y UTE 09A (Guadalope alto y medio).

Situación de sequía prolongada

Así, en la Cuenca del Huerva están en situación de sequía prolongada desde septiembre de 2023 (9 meses) y en situación de emergencia por escasez desde noviembre de 2023 (7 meses). A 12 de junio de 2024, el embalse de Las Torcas contiene 1,53 hm3, que equivale al 22,9 % de su capacidad total, y el embalse de Mezalocha contiene 0,78 hm3, el 24,9 % de su capacidad total. Con estos volúmenes y si no hay aportaciones de agua adicionales, la cuenca va a sufrir prorrateos significativos en la campaña de riego del 2024.

El Guadalope alto y medio está en situación de sequía prolongada desde septiembre de 2023 (9 meses) y en situación de emergencia por escasez desde abril de 2023 (2 meses). A 12 de junio, el volumen acumulado en todos los embalses del sistema del Guadalope es de 56,45 hm3, que supone el 22,4 % de su capacidad total. Con estos volúmenes y si no hay aportaciones de agua adicionales, apunta la CHE, la cuenca va a sufrir prorrateos significativos en la campaña de riego del 2024.