ENTREVISTA | Mayte Pérez Portavoz del PSOE en las Cortes de Aragón y secretaria general del partido en Teruel

Mayte Pérez: "Sánchez le viene muy bien a Azcón porque sale al rescate de sus ausencias"

La portavoz socialista en las Cortes de Aragón y secretaria general en Teruel analiza en este diario el momento político actual

Pérez deja patentes las diferencias del PSOE aragonés con el Gobierno central en materias como la financiación y carga contra el presidente Azcón

Mayte Pérez, portavoz socialista en las Cortes de Aragón, en la entrevista con este diario en La Aljafería.

Mayte Pérez, portavoz socialista en las Cortes de Aragón, en la entrevista con este diario en La Aljafería. / Laura Trives

Alberto Arilla

Alberto Arilla

En un momento de máxima crispación política y divisiones internas, la portavoz del PSOE en las Cortes de Aragón, Mayte Pérez, atiende a este diario para analizar el estado actual de su partido, tanto a nivel nacional como regional, y para hacer balance sobre su primer año como oposición, así como de los primeros meses de legislatura del Ejecutivo PP-Vox-PAR liderado por Jorge Azcón.

Venimos de semana electoral. ¿Cómo valora los resultados de las europeas?

Es una situación muy preocupante, pero hemos conseguido que la ultraderecha no sea decisiva, lo que es una buena noticia, porque ya hemos visto el impacto que tiene la ultraderecha en los distintos gobiernos, como aquí, en Aragón. También es preocupante que alguien (por Alvise Pérez) que lo único que ha hecho ha sido provocar y saltarse todas las reglas consiga tres eurodiputados. Esto nos debe llevar a una reflexión, especialmente a los grandes partidos, porque tenemos que bajar el balón al suelo y, desde la moderación y el respeto, hacer que el debate político vaya por donde tiene que ir y no por las mentiras, los bulos y la descalificación permanente. A nosotros como partido nos tiene que preocupar la inercia que viene desde las municipales y autonómicas en la que se entiende mejor el mensaje en las comunidades donde los nacionalismos tienen un arraigo que en el resto. Excepto en Cataluña, donde el PSC, que no es el PSOE, ha sacado 12 puntos a Junts. Esto nos tiene que llevar a una reflexión, porque el proyecto debe entenderse también en las comundiades del interior, sobre todo de cara a los próximos comicios en 2027.

¿Y cómo se consigue eso? Al final, por las circunstancias, el único gobierno posible para el PSOE en Madrid es precisamente con el apoyo externo de los nacionalismos.

El PSOE es un partido socialdemócrata, con ambición de amplias mayorías, y eso es lo que tenemos que seguir siendo. Dentro de la raíz de nuestro proyecto está la protección y el fortalecimiento de los servicios públicos, dar seguridad a la gente que realmente necesita de la política para vivir mejor. Objetivamente, seguro que habremos tomado decisiones equivocadas en todos los sitios, pero tenemos que tener prioridades políticas que respondan a la realidad del conjunto del país, respetando, claro, la singularidad de cada comunidad.

Habla de singularidad. Esta semana, la ministra Montero defendió una financiación especial para Cataluña. ¿Está de acuerdo con esas declaraciones el PSOE aragonés?

Estas cosas ya han salido en bastantes ocasiones porque, al margen de lo que haga el gobierno, el PP tiene un ánimo especial en alimentar esa polémica. Desde luego, nosotros no vamos a admitir ninguna discriminación en materia de financiación ni ninguna medida que beneficie a una comunidad frente a otra, e iremos donde haga falta. De hecho, lo decimos ahora desde la oposición (en Aragón), pero también lo dijimos en la pasada legislatura como gobierno. En 2021, el presidente Lambán compartió un documento con el resto de las fuerzas políticas de las Cortes en el que participaron todos, excepto Vox, que no quiere ningún tipo de consenso. No nos vamos a mover ni un ápice de ese documento, que además se hizo junto a la sociedad civil. Insisto, ahí el PP y el Gobierno de Aragón van a tener nuestra complicidad.

Es decir, que si se plantea ese conflicto de intereses no descartan apoyar a la actual DGA.

Es que compartimos un diagnóstico. La sociedad espera de nosotros es que resolvamos sus problemas y que nos pongamos de acuerdo en este sindiós que es ahora mismo la política. Y, precisamente, con la financiación defendimos la pasada legislatura que tenía que haber un consenso político y, excepto Vox, que se excluyó, lo conseguimos, incluidos los agentes sociales. Y de ese marco no nos vamos a salir.

"En materia de financiación, el PP y el Gobierno de Aragón van a tener nuestra complicidad"

Mayte Pérez

— Portavoz del PSOE en las Cortes de Aragón y secretaria del partido en Teruel

Volviendo a las elecciones, mencionaba antes los próximos comicios en 2027, que es lo que marca el calendario. ¿Se atrevería a hacer un pronóstico sobre si se va a cumplir?

Para nada. Creo que a las instituciones hay que darles estabilidad, porque estar en una convocatoria electoral permanente devalúa la política. Las elecciones paralizan las instituciones y, por tanto, mi deseo es que tengan esa estabilidad. Aunque no tengo ni idea de lo que va a pasar en este contexto líquido de la política, que ya no sé si es líquido, fluido o cómo definirlo. Pero lo lógico sería esa estabilidad para que los gobiernos puedan gestionar y, en función de ello, luego los ciudadanos valoren objetivamente. Mi deseo es que haya estabilidad, y se lo digo desde la oposición.

En este contexto, además, afloran las divisiones internas. Se ha visto de nuevo en las europeas, cuando Ferraz impuso a una candidata aragonesa (Rosa Serrano) que no era la que la militancia había elegido (Isabel García). Eso tampoco contribuye a calmar los ánimos...

Bueno, yo soy la portavoz del grupo parlamentario socialista y me circunscribo a mi labor. Además, soy la secretaria general del PSOE en Teruel y me remito a mi responsabilidad orgánica ahí. Nosotros siempre hemos cumplido las reglas del juego, que son las que marcan nuestros estatutos. Dicho esto, el partido está por encima de las personas, tiene más de 140 años de historia y por él han pasado miles y miles de personas y líderes. Al margen de que no se cumpliese el dictamen de los militantes, hemos hecho una campaña absolutamente activa en la que ha participado todo el partido, al margen de preferencias o de esos procesos que puedan sorprender y seguramente sorprendan fuera.

Usted fue cesada en enero de la Ejecutiva de Pedro Sánchez, dejando a Pilar Alegría como única aragonesa. ¿Cómo se tomó esa decisión?

Siempre he dicho que nunca pregunté por qué me nombraron y tampoco lo hice cuando me cesaron. Respeto que quien tiene la voluntad y la capacidad de elegir su equipo, también tiene la capacidad y la libertad de prescindir de él.

"Las primarias en este partido están, de momento, para quedarse"

Mayte Pérez

— Portavoz del PSOE en las Cortes de Aragón y secretaria del partido en Teruel

El próximo enero, si todo va según lo previsto, se producirá el relevo de Lambán al frente del PSOE aragonés. Con estos antecedentes, no sé si teme algún tipo de injerencia en el proceso, o si ya tiene alguna apuesta de quién podría ser el sustituto o sustituta.

Las primarias están en este partido, de momento, para quedarse, y por ese método se elegirán a los candidatos que quieran presentarse, que tienen todo el derecho. La verdad es que soy muy pragmática y vivo muy intensamente el día a día, y con la portavocía y la secretaría en Teruel estoy tremendamente ocupada. No suelo hacer especulaciones.

Pero no es ningún secreto que en el PSOE aragonés hay dos facciones, con la federación oscense en auge. Como secretaria general en Teruel, ¿cómo ve la situación? ¿Cree que puede afectar a esas primarias?

Mi obligación es ser leal al partido y a mis secretarios generales, y así lo he sido siempre. Solo puedo hablar de lo que hago como secretaria general en Teruel y de cómo intento compartir con el equipo que dirige el partido nuestros problemas para intentar buscarles soluciones. Insisto, a nivel de partido, siempre he sido leal a mis secretarios generales y así seguiré actuando.

Cambiando de tercio, este agosto se cumplirá el primer año del Gobierno PP-Vox-PAR. ¿Qué balance hace?

Malo. En las formas y en el fondo. Podría decir decepcionante, pero cuando algo te decepciona es porque esperabas algo más, y la verdad es que conociendo la trayectoria del presidente Azcón, que se ha fajado en la oposición, y lo vimos cuando estuvo de alcalde de Zaragoza, pues ves el balance. Estamos empezando a ver que Azcón era más fachada que otra cosa, y no digo fachada con ninguna connotación, aunque podría. Ha inaugurado una forma de hacer política a la que no estamos acostumbrados en este parlamento, con una falta de respeto total. Azcón lleva año y medio viviendo de rentas y, al mismo tiempo, echándonos la culpa de la gestión ordinaria. Eso sí, con una agenda ideológica que le facilita la cobertura de Vox. Lo hemos visto con la memoria democrática o con una modificación fiscal que beneficia directamente a los ricos. Aragón ha estado muy poco presente en los discusos de Azcón, al igual que él ha estado muy poco presente en el territorio aragonés.

Mayte Pérez, en la entrevista con este diario en el palacio de La Aljafería.

Mayte Pérez, en la entrevista con este diario en el palacio de La Aljafería. / Laura Trives

Por su respuesta doy por hecho que su diagnóstico es que la agenda ideológica de este gobierno no viene necesariamente de Vox, que ha vuelto a resucitar fantasmas como el del trasvase.

Azcón presume de estabilidad, pero tiene un socio que reivindica el trasvase, a lo que él se opone, pese a que todos los varones del PP y su líder (Feijóo) defienden también el trasvase del Ebro. De hecho, la única garantía que tiene el señor Azcón para que no se produzca es que Pedro Sánchez siga siendo presidente del Gobierno de España. Sánchez le viene muy bien a Azcón, porque sale al rescate de muchas de las ausencias que su gobierno está teniendo y, además, le sirve como excusa para no rendir cuentas de su gestión. Y hay que reconocerle que, de momento, no le ha ido mal, pero creo que a medida que vaya pasando el tiempo, cuando los vecinos de Ayerbe vean cómo tienen un médico menos... Es que están amortizando plazas en el medio rural. ¡Amortizando! Hay una descapitalización de la sanidad pública a la privada y una descapitalización de profesionales del medio rural hacia la ciudad, especialmente Zaragoza. Eso también es ideología. Por cierto, la DGA tiene el presupuesto más alto de la historia gracias a la política que el propio Azcón estuvo denostando los últimos cuatro años. No está cerrando aulas con menos de seis alumnos, como hacía Rudi, pero está eliminando programas y horas en muchos colegios que, a lo largo del tiempo, veremos que es un recorte claro al servicio público educativo. Vemos el modelo ideológico de Azcón claramente en sanidad y educación.

Quedan tres años de legislatura. Para recuperar el poder, por aritmética, el PSOE necesita al resto de partidos de izquierdas, que han tenido una debacle electoral en Europa.

Lo que me interesa no es hablar de aritmética, sino de propuestas. El PP se ha encontrado del gobierno anterior inversiones públicas, por ejemplo en centros de salud y hopsitales que deberá inaugurar próximamente, si no lo retrasa para que parezca que son proyectos propios. Tenemos que reivindicar ese proyecto político que ha conseguido un Aragón pionero, que se codea con las comunidades más prósperas del país. Nosotoros no somos Izquierda Unida o Podemos, que tienen un proyecto político del que discrepamos en varios asuntos. Y eso tiene que seguir siendo así para que el electorado defina claramente lo que defendemos y representamos cada uno. Pero, insisto, me gusta más hablar de proyectos que de aritmética, que ya vendrá después. Si pensamos solo en cálculos electorales nos estaremos equivocando.

Con el clima político actual, ¿ve posible alcanzar esos grandes acuerdos entre los dos grandes partidos, como defiende Lambán?

Tenemos que liderar la política útil, que es aquella en la que el ciudadanos percibe que pones en el foco sus problemas. Sin ir más lejos, volviendo a la sanidad, nosotros ofrecimos en febrero un pacto, estando ya en la oposición, cuando lo fácil hubiese sido dar estopa como hicieron ellos, que fueron inmisericordes. En cambio, pensamos que, al margen de los intereses partidistas, está por encima el interés de Aragón. Pero, sorprendentemente, PP y Vox votaron en contra y al mes y medio escuché al consejero de Sanidad (José Luis Bancalero) decir que quiere liderar ese pacto. Al final, dos no se entienden si uno no quiere, pero creo que es obligado encontrar consensos. Y no solo entre el PP y el PSOE. Pero claro, para eso hay que querer.