Un negocio en expansión

Las consultoras echan raíces en Zaragoza y alcanzan ya los 7.500 empleos

La plantilla del sector en Aragón crece un 51% en seis años por el empuje tecnológico

Las grandes firmas ponen el foco en la capital aragonesas, que emerge como plaza estratégica en España

La oficina de Deloitte en Zaragoza, situada en el centro de negocios World Trade Center (WTC).

La oficina de Deloitte en Zaragoza, situada en el centro de negocios World Trade Center (WTC). / EL PERIÓDICO

Las consultoras han echado fuertes raíces en Zaragoza, que ha emergido en los últimos años como una de las principales plazas del sector en España. Hay grandes compañías para las que es incluso la tercera de mayor peso tras Madrid y Barcelona, los dos epicentros por antonomasia en este ámbito. Las firmas de servicios profesionales han experimentado un intenso crecimiento en todo el país, una progresión que ha sido más acentuada si cabe a nivel local gracias a la apuesta por esta ubicación de los gigantes del sector, pero también a la pujanza de las empresas locales, una tendencia que va a continuar a tenor de los planes de expansión que tienen buena parte de los operadores.

El auge de esta actividad es patente. Las empresas de consultoría emplean a 7.466 personas en Aragón, un 51,3% más respecto a los 4.935 que se contabilizaban en 2016, según los datos facilitados a este diario por Informa D&B, compañía filial de Cesce. El volumen de empleo actual seguramente sea aún mayor ya que el último dato disponible es de 2022.

La cifra de negocio del sector ha experimentado igualmente un significativo crecimiento, en un contexto de positivo comportamiento de la demanda, y de aumento de los honorarios. La facturación agregada de las empresas aragonesas se sitúa en los 826,4 millones euros en 2022, casi el doble –un 94% más– que seis años atrás (426,5 millones), según la base de datos Sabi Informa. Todo ello con una rentabilidad económica nada despreciable, con un margen del 9,5% (en 2016 era del 5,8%). Solo en el último año analizado, el empleo creció un 3,5% –250 personas más– y las ventas, un 12,6%.

Las siete multinacionales con mayor presencia en Zaragoza superan los 3.300 puestos de trabajo, el doble que hace apenas una década, y con previsiones de incorporar un millar de profesionales en los próximos años, según la información recabada por este diario. Solo las conocidas como Big Four, las cuatro más grandes a nivel global (Deloitte, EY, PwC y KPMG), suman 1.300 trabajadores y su trayectoria es un fiel reflejo del apogeo que viven a nivel local. 

El despegue de las ‘Big Four’

De este grupo, destaca Deloitte, con 650 trabajadores en dos sedes de Zaragoza y Walqa, una consultora que «apuesta por Aragón dada su cantera de talento, el empuje del tejido empresarial y las perspectivas futuras», asegura David Álvarez, socio responsable de la misma en la comunidad, donde la empresa piensa «seguir creciendo a futuro».

También tiene una sólida y creciente presencia KPMG, cuya oficina de Zaragoza ha pasado a ser la tercera de la compañía en España en volumen de empleados. De hecho, una de cada diez horas de servicio a clientes de la firma se realizan en esta sede, que tiene más de 500 trabajadores y acoge desde hace diez años el Centro de Calidad y Eficiencia de l grupo en España (CCE). «Se ha convertido en una punta de lanza en diferentes aspectos», afirma Jorge García Costas, socio responsable en Aragón. «Nuestro objetivo pasa por incrementar el empleo en los próximos dos años, hasta como mínimo los 750 profesionales», añade.

«Además de Madrid y Barcelona, Aragón se está posicionando como una de las regiones más dinámicas del país», asegura Raúl Rodrigo, socio de auditoría responsable de la oficina de EY en Zaragoza, formada por 80 profesionales. «La idiosincrasia de esta tierra nos ha hecho tener un ámbito de actuación global, con una visión amplia y generalizada», explica.

La oficina de PwC en la ciudad también se encuentra en «un proceso de crecimiento significativo» y con una «firme apuesta por el potencial de la economía y las empresas aragonesas». Así lo explica Javier Campos, socio responsable de esta sede, quien pone el acento en el buen momento que vive este territorio, con sectores como la logística, la tecnología y la sanidad «con alto potencial de crecimiento».

La tecnología tira del sector

«El crecimiento ha sido continuado en los sectores más innovadores», afirma José María Beneyto, presidente de la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC), que representan al 67% del sector. Atribuye su pujanza a la creciente demanda de proyectos tecnológicos vinculados a ciberseguridad, inteligencia artificial, transformación digital o «todo lo que viene de computación cuántica». 

En este contexto, sitúa a Zaragoza como «un punto geográfico muy importante y clave», a lo que se une la irrupción de un «interesante ecosistema» desde el punto de vista tecnológico._«Supone una gran oportunidad. La ciudad tiene más demanda y un enorme potencial», asevera. 

«Cada vez tiene más valor el conocimiento y las consultoras son materias gris», incide Beneyto. Por ello, cree que va a continuar «en expansión» en los próximos años, un sector que se ha consolidado además como «la puerta de entrada al mundo profesional para muchos jóvenes».