UN SECTOR EN AUGE

Los gigantes de la consultoría: las 'Big Four' y las tecnológicas se enganchan a Zaragoza

La capital aragonesa alberga centros de trabajo de siete de las mayores compañías internacionales del sector, que han reforzado su presencia local en los últimos años

Deloitte, EY, PwC, KPMG, Accenture, DXC y NTT Data emplean a 3.300 trabajadores en Aragón y con planes de seguir creciendo y ampliando sus plantillas

El centro tecnológico de la consultora KPMG en Zaragoza.

El centro tecnológico de la consultora KPMG en Zaragoza.

Las siete multinacionales con mayor presencia en Aragón --básicamente en la ciudad de Zaragoza-- superan los 3.300 puestos de trabajo, el doble que hace apenas una década, y con previsiones de incorporar un millar de profesionales en los próximos años, según la información recabada por este diario. Esto supone la mitad aproximadamente de todo el empleo que tiene el sector en la comunidad, que ronda los 7.500 profesionales.

Solo las conocidas como Big Four, las cuatro más grandes a nivel global (Deloitte, EY, PwC y KPMG), suman 1.300 trabajadores y su trayectoria es un fiel reflejo del apogeo que viven a nivel local. 

Esta es la historia, trayectoria y situación actual de estas siete compañías en Zaragoza.

David Alvarez Sanchez,

David Alvarez Sanchez, socio responsable de Deloitte en Aragón y La Rioja. / El Periódico

Deloitte: 45 años y más de 650 profesionales

Deloitte abrió su primera oficina en Zaragoza en 1980, hace casi 45 años atrás, con un equipo de cinco personas que tenía el objetivo de prestar servicios de auditoría y de fiscal y legal al tejido empresarial aragonés. En 1992, desde esta sede se empieza a prestar también servicios de consultoría. En 2006 pone en marcha una segunda oficina en el Parque Tecnológico de Walqa (Huesca) con una firme apuesta por la consultoría tecnológica desde Aragón con una orientación no solo local sino nacional e internacional. 

La expansión local de la empresa subió otro peldaño en 2021, cuando la red global de Deloitte elige España para implantar su centro de desarrollo tecnológico en Europa, Medio Oriente y África (EMEA), con más de 600 profesionales, ubicados en Aragón -en su mayor parte-, Andalucía y Galicia. Y en 2023, Deloitte apuesta también por Zaragoza como sede de su nuevo centro internacional de excelencia especializado en transformar y operar procesos de finanzas, contabilidad e impuestos. La plantilla actual supera los 650 profesionales. El crecimiento del equipo en Aragón en los últimos cinco años ha sido de un 70% aproximadamente.

Desde Aragón se prestan todos los servicios que ofrece Deloitte a nivel nacional que, para responder mejor a los cambios que se están produciendo en la agenda estratégica de sus clientes, facilitar la integración de capacidades e impulsar la colaboración a nivel internacional, a partir del 1 de junio se reorganizarán en cuatro grandes líneas: Auditoría & Assurance; Fiscal y Legal; Estrategia, Riesgos y Transacciones; y Tecnología y Transformación. 

Deloitte apuesta por Aragón ·dada su cantera de talento, el empuje del tejido empresarial aragonés y las perspectivas futuras de la región», asegura David Álvarez, socio responsable de la consultora en la comunidad. La red de comunicaciones y ubicación geográfica de este territorio, añade, «permiten dar una cobertura tanto local, como nacional e internacional».

«El talento del equipo de Aragón y sus dos centros de excelencia posiciona a las oficinas de Aragón como activos estratégicos para Deloitte», afirma. «Nuestro crecimiento se sustenta en tres pilares», sostiene. El primero «es estar cerca y conocer profundamente a nuestros clientes, su negocio, su sector y tener en cuenta el triángulo personas, procesos y tecnología». El segundo, «nuestro talento». «Trabajamos en equipos integrados formados por grandes especialistas en distintas disciplinas», explica. Y el tercero es «nuestra cultura, orientada a impactar de forma positiva y relevante en nuestros clientes, talento y sociedad y que define nuestra estrategia».

Jorge García Costas, socio responsable de KPMG en Aragón:

Jorge García Costas, socio responsable de KPMG en Aragón: / El Periódico

KPMG: Zaragoza, la tercera capital en España

KPMG presta servicios en Aragón desde los años 80. A partir del año 1998, y debido al elevado volumen de trabajos de la comunidad, se abre nuestra primera oficina en Aragón, situada en Gómez Laguna, donde se ofrecían servicios de auditoría. Esta sede sirvió de base para la prestación de servicios de otras disciplinas, tanto abogados como consultoría. 

Gracias al éxito cosechado durante esos años, en 2013 y tras un estudio estratégico se decide localizar en Zaragoza el Centro de Calidad de Eficiencia de KPMG en España, introduciendo tecnología tanto para optimizar procesos en los servicios prestados a clientes, como para atraer nuevos nichos de mercado. Se ha convertido así en un centro especialista en la prestación de tareas masivas y en la automatización de las mismas gracias a la tecnología.

La consultora reforzó su compromiso en Zaragoza y creó primero KPMG Impulsa y más tarde el Tecnology Delivery Center, que presta servicios de tecnología, ciberseguridad, desarrollo de aplicaciones y servicios financieros.

«Este éxito es resultado de la colaboración público-privada y KPMG ha invertido sus recursos en formar a profesionales, ofreciendo una primera oportunidad profesional a jóvenes que aún no han acabado su formación y siendo un gran polo para la atracción y desarrollo del talento», considera Jorge García Costas, socio responsable de KPMG en Aragón:

Con todo ello, Zaragoza ha pasado de ser la oficina número 17 de la empresa en España a la tercera en volumen de empleados, por detrás de Madrid y Barcelona.

De hecho, una de cada 10 horas de servicio a clientes de la consultora en España se realiza en Zaragoza e incluso se prestan servicios a KPMG en Chile, siendo el centro hispanohablante de la firma más grande del mundo y uno de los principales de Europa. El objetivo para 2026 es que esta sede acapare el 20% de las horas de la firma.

El pasado mes de octubre celebramos el X Aniversario del Centro de Calidad y Eficiencia de KPMG en España (CCE), ubicado en Zaragoza, un centro multidisciplinar, competitivo y referente hoy por su actividad en digitalización y en mejora de procesos. Con proyectos dirigidos a grandes compañías y con foco en todo el territorio nacional, el CCE ha logrado un crecimiento exponencial estos años, pasando de 13 profesionales a los más de 500 que forman hoy su plantilla, en su inmensa mayoría jóvenes formados en Aragón.

«En KPMG somos muy conscientes de la responsabilidad de generar riqueza y empleo a través de nuestro conocimiento de las empresas, la economía y la sociedad y, por supuesto, dando la oportunidad de desarrollarse a las nuevas generaciones de profesionales», asegura. «Tenemos un fuerte compromiso con la diversidad perfiles profesionales, lo que enriquece nuestra firma y también los servicios que ofrecemos a nuestros clientes», precisa.

Zaragoza se ha convertido en una punta de lanza en diferentes aspectos, el primero de ellos en el ámbito tecnológico, al incorporar tecnología a todos los procesos y servicios para poder optimizar los mismos. 

«Nuestro objetivo en Zaragoza pasa por la intención de incrementar el empleo en los próximos dos años, hasta alcanzar como mínimo los 750 profesionales», apunta. «Un plan ambicioso para el que seguiremos comprometidos con la colaboración público-privada, manteniendo acuerdos enriquecedores con las universidades y los centros formativos de FP Dual, y siendo un agente tractor de la transformación de las empresas para ayudar a su crecimiento e incrementar su productividad», concluye.

raul rodrigo fondo logo 023

Raúl Rodrigo, socio de auditoría responsable de la oficina de EY en Zaragoza. / EL PERIÓDICO

EY: Cambio de sede en plena expansión

Aunque EY ya tenía presencia en Madrid, con el objetivo de dar mejor respuesta y cobertura a clientes a nivel nacional, con los años ha ido abriendo oficinas en diferentes comunidades, hasta llegar a contar actualmente con 15 repartidas por toda España. Una de ellas es, precisamente, la de Zaragoza, que abrió sus puertas en 1990 en el paseo de la Constitución. Allí estuvo hasta los años 2000 cuando se trasladó al centro de negocios CEA en Gómez Laguna. Ahora, está a punto de volver a cambiar de ubicación, un traslado motivado por el crecimiento de su negocio local. 

La oficina comenzó con ocho personas hace 34 años. Hoy cuenta con más de 80 profesionales y el próximo año prevé llegar a los 100. En sus nuevas instalaciones tendrá más de 600 metros cuadrados diseñados para el bienestar de los equipos. Actualmente ofrece servicios profesionales a través de tres líneas de servicio: auditoría, fiscal y consultoría financiera.

«La idiosincrasia de Aragón nos ha hecho tener un ámbito de actuación global, con una visión amplia y generalizada», afirma Raúl Rodrigo, socio de auditoría responsable de la oficina de EY Zaragoza. Aunque el core business de la empresa es la auditoría, la fiscalidad y la consultoría financiera, «hemos desarrollado un modo de trabajo por el cual somos capaces de dar respuesta inmediata a cualquier necesidad de nuestros clientes en otras materias». 

La oficina de Zaragoza supone unas ratios, a nivel nacional, superiores a los que representa Aragón en el conjunto del PIB, lo cual «nos sitúa en una buena posición», subraya. «Cada año incorporamos nuevos profesionales en cada una de las tres líneas de servicio realizamos con las que contamos», señala. En auditoría y fiscalidad tiene ocho personas. Y en consultoría financiera está creciendo a doble dígito, por tanto, «es posible que en el próximo año incorporemos en torno a 20 empleados más». 

«Además de Madrid y Barcelona, Aragón se está posicionando como una de las regiones más dinámicas del país. Basta mirar los datos de paro para comprobar que estamos en un buen momento», comenta Rodrigo. «En Aragón hay empresas familiares que son más grandes que algunas compañías del Ibex y lo mejor, es que esto no trasciende en el resto del territorio. La discreción, la prudencia y la resiliencia son factores distintivos de los empresarios aragoneses que acaban trasladándose a los números de sus organizaciones», sostiene.

Javier Campos, socio responsable de PwC en Zaragoza.

Javier Campos, socio responsable de PwC en Zaragoza. / Miguel Ángel Gracia

PwC: En crecimiento con más de 50 profesionales

PwC se instaló en Zaragoza en el año 1988, para dar respuesta a las necesidades de servicios profesionales de las empresas aragonesas, en un momento en el que el crecimiento e internacionalización de dichas empresas implicaba una mayor profesionalización de las compañías y mayores necesidades de apoyo por parte de expertos independientes.

La oficina se encuentra en el paseo Constitución 4, en la que más de 50 profesionales ofrecen servicios de auditoría, consultoría y asesoramiento fiscal y legal. «PwC Zaragoza se encuentra en un proceso de crecimiento significativo, dando respuesta a las necesidades de nuestros clientes y apostando por el potencial de la economía y las empresas aragonesas», afirma Javier Campos, socio responsable de esta delegación.

Se trata de una sede «relevante» que forma parte de las 19 que tiene la consultora a lo largo de toda España, unas estructuras que «nos permiten estar muy cerca de las empresas allá donde se encuentren, conocer sus particularidades y prestarles un asesoramiento próximo y de la máxima calidad2.

"Si bien la economía aragonesa se ve afectada por las perspectivas generales de desaceleración e incertidumbre, existen sectores como la logística, la tecnología y la sanidad con alto potencial de crecimiento, así como factores macroeconómicos en los que se espera una evolución positiva, como puede ser la reducción de los tipos de interés», destaca el responsable de la consultora en Zaragoza.

Toni de la Prieta, responsable del centro avanzado de tecnología de Accenture en España y Portugal.

Toni de la Prieta, responsable del centro avanzado de tecnología de Accenture en España y Portugal. / Miguel Ángel Gracia

Accenture: Referente tecnológico con 250 trabajadores

Desde su establecimiento en Aragón en 2007, la actividad de Accenture en Zaragoza ha sido sinónimo de desarrollo tecnológico e innovación, trabajando en estrecha colaboración con el Gobierno de Aragón y entidades locales. Inició su actividad en la ciudad con el objetivo de apoyar a las empresas aragonesas y entidades públicas en la implementación del ERP de SAP. La apertura de este centro empresarial fue parte de una serie de iniciativas desarrolladas en colaboración con la DGA.

En 2019, la oficina se integró como una de las sedes del Advanced Technology Center (centro de tecnología avanzada) que Accenture tiene en distintas localizaciones de España y en el mundo, convirtiéndose en un referente para proyectos de transformación digital en el sur de Europa. En la actualidad cuenta con más de 250 profesionales en Zaragoza y dos ubicaciones el World Trade Center y Cesáreo Alierta.

Accenture en Zaragoza se ha consolidado como un centro de excelencia en diversas áreas tecnológicas y de consultoría. Sus más de 250 profesionales cuentan con especialización en gestión de plataformas ERP, soluciones CRM con Salesforce, diseño de experiencia de usuario (UX/UI), analítica de datos e inteligencia artificial, computación en la nube, ingeniería de software, digitalización de la industria y gestión de telecomunicaciones.

Además, el equipo de marketing digital es líder en estrategias disruptivas y campañas innovadoras. La combinación de estas capacidades posiciona a la sede aragonesa como un referente para la compañía y los clientes tanto a nivel nacional como internacional.

Accenture tiene una apuesta decidida por Aragón que pasa por seguir creciendo en el mercado local, permitiendo al ecosistema público y empresarial capturar todo el valor que la consultora ya está aportando a los clientes nacionales e internacionales desde la oficina de Zaragoza. Esto se traduce también en la colaboración con el ecosistema educativo, la Universidad de Zaragoza y los centros de FP, con los que trabaja mano a mano para la creación de un talento digital tan necesario para ayudar a las compañías en su reinvención.

"Hemos apostado por Zaragoza debido a su excelente infraestructura tecnológica y el talento emergente en la región. Nuestra colaboración con el Gobierno de Aragón y diversas instituciones académicas y tecnológicas refuerza nuestro compromiso con el desarrollo y la innovación en la región", comenta Toni de la Prieta, responsable del centro avanzado de tecnología de Accenture en España y Portugal. "Continuaremos invirtiendo en nuestro equipo y en nuestras capacidades para seguir liderando transformaciones digitales que beneficien tanto a nuestros clientes como a la comunidad local".

“Aragón está viviendo un momento privilegiado en el área de la consultoría y la tecnología", afirma. Por un lado, compañías muy relevantes a nivel mundial están haciendo inversiones millonarias en sus centros de datos en la comunidad y, por otro, desde las instituciones públicas se está impulsando que Aragón sea realmente un nodo referente en el área de las TIC. En este aspecto, destaca que tiene "dos fortalezas importantes: su cercanía con los grandes nodos de negocio en España, Madrid y Barcelona; y el talento egresado de las dos universidades aragonesas y de los distintos centros de formación profesional”.

David Calderón,

Jorge Calderón, director de Negocio de DXC Technology en Zaragoza. / El Periódico

DXC: El decano de los centros tecnológicos

DXC es la consultora tecnológica que más plantilla tiene en Zaragoza y también la decana del sector a nivel local. Es la heredera de la actividad que en los años 80 estableció en la ciudad la antigua EDS (filial de GM), un negocio que en 2010 pasó a manos de HP y en 2017 a esta compañía.

La compañía, que emplea a 1.200 personas en la ciudad, dejará sus instalaciones en el polígono Plaza para alojarse en el edificio de Cesáreo Alierta 9-11, junto al hotel Boston. El objetivo de este cambio de ubicación es «estar mucho más cerca de los empleados, que son los que mueven la compañía, nuestro core», explicó a este diario Jorge Calderón, director de Negocio de DXC Technology.

De hecho, la nueva localización ha sido elegida tras estudiar cuál sería la más idónea para los empleados en función de los códigos postales donde viven. El edificio situado en el cruce de Cesáreo Alierta y Camino Las Torres tiene al lado tres paradas autobús y está a solo siete minutos del tranvía..

El traslado se produce en pleno apogeo de la consultora en Zaragoza, donde tiene previsto incorporar hasta 300 trabajadores hasta final de año, lo que elevaría su plantilla a 1.500 personas. Se trata por tanto uno de los principales empleadores de Aragón del sector tecnológico. «El objetivo es crecer en Aragón con empleos bien remunerados», afirma Calderón. 

Esta pujanza viene dada en buena medida por la especialización de este centro en tecnología cloud, con equipos especializados «en ayudar a la transformación digital del cliente hacia la nube».

De esta manerac es la tercera mayor oficina del grupo en España, tras Madrid y Barcelona, y su referencia en cloud en este mercado.

CONSULTA TECNOLOGICA NTT DATA

María Jesús Cáncer, directora de la delegación de NTT Data en Zaragoza. / El Periódico

NTT Data: La inteligencia artificial

El origen de NTT Data en Zaragoza se remonta a principios de siglo, cuando se puso en marcha la empresa aragonesa Net2u, que para su época tenía una importante especialización en tecnologías de vanguardia. La firma local fue adquirida en 2010 por Everis (antes DMR Consultin), que acabó siendo absorbida por este grupo japonés en 2014.

La consultora tecnológica cuenta actualmente con una plantilla formada por casi 600 profesionales en sus dos oficinas en la ciudad –en el edificio El Trovador y Torre Aragonia–, el doble que hace cinco años. En 2024 prevé incorporar a 100 personas más, un objetivo que se puede ver condicionado por la falta de talento digital que existe en el mercado laboral.

La pujanza local de la compañía, perteneciente al gigante nipón de las telecomunicaciones NTT (la Telefónica de Japón), se explica por la aceleración de los procesos de digitalización que viven las grandes empresas y las administraciones públicas, que son sus principales clientes. El empuje de las sedes de Zaragoza también se debe a su perfil innovador y la especialización en áreas como la inteligencia artificial, la experiencia digital o el cloud, una apuesta se va a seguir reforzando en la nueva etapa que lidera María Jesús Cáncer, que dirige la delegación desde el pasado mes de diciembre.