SINIESTRALIDAD LABORAL

Muere sepultado por un desprendimiento de tierra un trabajador en Sos del Rey Católico

El hombre tenía 53 años y operaba en una zanja de unas obras para una balsa de riego

El fallecimiento eleva a 15 los muertos en el ámbito laboral en lo que va de año, más que en 2023 a estas alturas, cuando el año se cerró con 34 muertes según la estadística oficial, una cifra muy elevada respecto a la serie histórica

Los bomberos de la DPZ trabajan en el lugar de los hechos

Los bomberos de la DPZ trabajan en el lugar de los hechos / DPZ

Un hombre de 53 años ha fallecido pasado el mediodía de este lunes en un accidente laboral en Sos del Rey Católico. Trabajaba en unas obras de una balsa de agua cuando un desprendimiento de tierra le ha sepultado bajo tres metros de profundidad dentro de una zanja cuyas paredes se han venido abajo, según apuntan fuentes sindicales. El fallecido trabajaba para una pequeña empresa oscense especializada en la construcción de estas pequeñas infraestructuras para regadíos.

El aviso llegó a instancias del 112 pasadas las 14.00 horas y se dio aviso a bomberos de la Diputación de Zaragoza y de Sangüesa (Navarra), así como a la Guardia Civil de Zaragoza y la Policía Foral de Navarra y se movilizó un helicóptero del 112 Zaragoza.

Los bomberos de la DPZ en el lugar de los hechos

Los bomberos de la DPZ en el lugar de los hechos / DPZ

El nuevo accidente mortal pasa a engrosar la lista negra de la siniestralidad laboral en la comunidad, que acumula ya 15 fallecidos en el trabajo en lo que va de año, según los cálculos no oficiales que manejan CCOO y UGT Aragón. La cifra es elevada, mucho, dado que supera la cifra acumulada por estas fechas el año pasado, que fue el peor de la serie histórica tras terminar con 34 muertes en el ámbito laboral (los sindicatos elevan la cifra a 41 fallecimientos, dado que el Gobierno de Aragón no contabiliza ). Entre enero y julio de 2023 se notificaban ocho fallecidos (en 2022 se contabilizaban nueve), pero fue en aquel mes de julio cuando las cifras empezaron a dispararse con la muerte de cinco personas en el trabajo. Era solo la anacrusa de un segundo semestre fatídico que hizo repuntar la siniestralidad mortal en Aragón con más de 20 muertes en seis meses.

El último accidente traumático notificado en Aragón se remonta a hace algo más de un mes, cuando un trabajador de la la fábrica de envases de vidrio de Verallia en Cuarte de Huerva falleció al quedar atrapado su brazo en una cinta transportadora. Coincidió con una concentración de protesta que UGT y CCOO Aragón habían organizado para mostrar su indigncación por la muerte de un trabajador de una empresa navarra que trasladaba alfalfa en la carretera A-1208 a su paso por el municipio de Valareña.

A falta de conocer los detalles de la investigación, el nuevo caso parece coincidir una vez más con los casos más típicos expuestos por los expertos en materia de prevención de riesgos laborales: una empresa de tamaño pequeño y en el sector de la construcción.