MEDIO AMBIENTE

La DGA plantará dos millones de árboles para reforestar 24 municipios de Aragón

La consejería que dirige Manuel Blasco invertirá 10,2 millones de euros en esta actuación a cuatro años vista con la que pretende recuperar 2.000 hectáreas de bosque en las tres provincias. Fía a la iniciativa privada la reforestación de otras 1.500 hectáreas

Ana Oliván, Manuel Blasco y Enrique Arrechea, este martes en la presentación del plan.

Ana Oliván, Manuel Blasco y Enrique Arrechea, este martes en la presentación del plan. / GOBIERNO DE ARAGÓN

El Gobierno de Aragón tiene previsto plantar dos millones de árboles en las tres provincias durante los próximos cuatro años para reforestar el tercio de la superficie forestal aragonesa que hoy carece de bosque. La Consejería de Medio Ambiente invertirá 10,2 millones de euros en estos trabajos que darán comienzo en otoño de este año y con los que se pretende proteger el suelo de la erosión en más de 2.000 hectáreas de titularidad pública. Esa será la parte pública del proyecto, pues los responsables de la gestión forestal aragonesa se muestran convencidos de que esa superficie se podría incluso duplicar con inversiones de empresas privadas que buscan compensar sus emisiones contaminantes con labores de reforestación.

El consejero de Medio Ambiente, Manuel Blasco, ha subrayado que con este plan se pretende cumplir el triple objetivo de mitigar el cambio climático, restaurar el medio forestal y proteger el suelo de la erosión en más de 2.000 hectáreas de titularidad pública, tanto autonómica como municipal. Hará las veces de plan general de ordenación urbana, dado que explicita las líneas generales del departamento a este respecto, y por lo que todavía queda por concretar concretado qué especies arboréas se utilizarán.

Con el plan se actuará en 24 términos municipales de las tres provincias que han sido seleccionados por la dirección general de Gestión Forestal tras analizar los estados erosivos de las cuencas hidrológicas de Aragón, que se corresponden con el Pirineo y el Prepirineo, Gúdar-Javalambre, Maestrazgo, Cinco Villas y algunas cuencas de afluentes del Jalón y del Alfambra. A estas zonas se ha sumado el estudio de los terrenos que han sufrido incendios forestales en los últimos 20 años para evaluar si hay una regeneración natural suficiente o si debe procederse a su repoblación. Según ha explicado la directora general de Gestión Forestal, Ana Oliván, la inversión pública de la DGA se concentrará en los suelos de utilidad pública, que rondan un total de 2.500 hectáreas. Sin embargo, espera casi duplicar esta superficie con casi 1.500 hectáreas más reservadas para intervenciones de iniciativa privada correspondiente. "El sector está en auge y creemos que podemos aprovecharlo", ha señalado Oliván.

La ejecución del plan supone un impulso para la activación del sector forestal, "muy empequeñecido durante los últimos años", y, en consecuencia, del medio rural aragonés. Los trabajos requerirán de 10 a 12 jornales por hectárea repoblada, es decir, entre 20.000 y 24.000 jornales de mano de obra directa, aunque no se ha precisado el empleo que podría generar.

¿Qué municipios se van a reforestar?

En una primera fase se actuará en los montes de utilidad pública municipales y en los de titularidad de la comunidad autónoma. En la provincia de Zaragoza se han seleccionado los municipios de Uncastillo, San Martín de la Virgen del Moncayo, Talamantes, Tarazona, Castejón de Valdejasa, Ejea de los Caballeros, Sos del Rey católico, Aniñón, Miedes de Aragón, Nuévalos y Ariza, mientras que en el Alto Aragón se ha elegido a Jaca, Castejón de Sos, Sabiñánigo y Las Peñas de Riglos. Por parte de la provincia turolense, la elección corresponde a Aliaga, Teruel, Villarquemado, Valacloche, Sarrión, Camarena de la Sierra, Calanda, Ejulve y Villarluengo.

Si bien llama la atención la ausencia de localidades afectadas por los últimos grandes incendios forestales, como los fuegos del Moncayo, de Ateca o de Nonaspe, la razón es que todavía está en fase de estudio. "Tenemos que comprobar si la reforestación natural puede cubrir la recuperación de la superficie forestal y aún es pronto para eso. Por ejemplo, con el incendio de las Cinco Villas no hizo falta intervenir más que en algunas actuaciones puntuales", ha detallado el jefe de servicio de Planificación y Gestión Forestal, Enrique Arrechea.

Para llevar a cabo el plan, en primer lugar, se procederá a revitalizar los viveros forestales del Gobierno de Aragón, de modo que puedan producir la planta necesaria (un millón de euros). Además, se elaborarán los proyectos técnicos de repoblación y se evaluará la necesidad de repoblación en los montes quemados (1,1 millones) y se contratarán los trabajos de reforestación y restauración de áreas incendiadas a empresas especializadas del sector forestal (8 millones de euros). Todos los trabajos contarán con el seguimiento y control correspondiente por parte de la administración.