Violencia de género

Violencia machista: este es el perfil del maltratador

El perfil del maltratador se ve condicionado por varios factores de riesgo como una experiencia previa de violencia en la familia de origen, el alcoholismo, el desempleo, una personalidad de control y posesión, baja autoestima, escaso autocontrol y trastornos psicopatológicos

Manifestación del 8M a su paso por la calle Alfonso de Zaragoza el pasado mes de marzo.

Manifestación del 8M a su paso por la calle Alfonso de Zaragoza el pasado mes de marzo. / MIGUEL ÁNGEL GRACIA

El Instituto Armado ha detenido, a lo largo de 2024, a 161 personas vinculadas a causas de delitos presuntamente cometidos en el ámbito de la violencia de género y, en total, tiene contabilizados 384 casos activos. Se trata de «una tendencia ascendente en los tres últimos años» ante la que, según Lafaja, hay que seguir combatiendo para acabar con «un ciclo que comienza con acumulación de tensión y que solo se rompe con una agresión irreversible, una denuncia o el divorcio». Son los datos del capitán de la Guardia Civil y jefe de la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ), Emilio Lafaja, durante su intervención en la Jornada Técnica sobre Patrones Delictivos organizada por la comisión de Seguridad Privada de Aragón en el Patio de la Infanta de la Fundación Ibercaja de Zaragoza.

El perfil del maltratador, ha detallado el jefe de Policía Judicial, se ve condicionado por varios factores de riesgo a tener en cuenta como, por ejemplo, una experiencia previa de violencia en la familia de origen, el alcoholismo, el desempleo, una personalidad de control y posesión, baja autoestima, escaso autocontrol y trastornos psicopatológicos.

Todo ello deriva en la existencia de dos perfiles criminales. Por un lado, el agresor dependiente con baja autoestima y dependencia emocional de su pareja, de la que desconfía y a la que incluso amenaza con violencia cuando esta pretende romper la relación. Un segundo perfil criminal, por otro lado, corresponde al maltratador psicópata que es más violento, destructivo y desconocido. Es manipulador y mentiroso, no tiene capacidad de enamorarse y persigue dominar, vejar e incluso matar a su pareja si se contradicen sus intereses.

Suscríbete para seguir leyendo