El pleno

Pérez Forniés niega un panorama sombrío sobre la educación y acusa al PSOE de agitar la calle

La oposición ha reprochado al Ejecutivo la "carga ideológica" de la política educativa del Gobierno aragonés en favor de la concertada.

Pérez Forniés, durante su intervención en las Cortes este jueves

Pérez Forniés, durante su intervención en las Cortes este jueves / Cortes de Aragón

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La consejera de Educación, Claudia Pérez Forniés, ha negado este jueves en el pleno de las Cortes de Aragón el panorama sombrío sobre la situación de la enseñanza en la comunidad que ha esbozado el grupo socialista, al que ha reprochado el "agitar la calle" por interés político.

Forniés ha defendido la política aplicada por su departamento en una comparecencia para hablar sobre el desarrollo del curso actual y las previsiones para el próximo, hecha a petición del PSOE, cuyo portavoz en materia educativa, Ignacio Urquizu, ha iniciado el debate con acusaciones a la consejera de "falta de diálogo" con la comunidad educativa y no prever necesidades en materia de educación especial o en cuanto a las necesidades de profesorado.

En su intervención inicial, la consejera ha explicado que su acción se ha dirigido a buscar la calidad en la educación, pero basada en los principios de libertad en la elección de centros como palanca para garantizar la igualdad entre los alumnos, al margen de la situación social de las familias.

Ha comentado que el curso actual comenzó en septiembre de 2023 con 156.000 alumnos, 1.300 menos que el ejercicio anterior, una situación que ha considerado negativa, pero frente a las críticas del PSOE y del resto de grupos de la oposición ha destacado que en el primer presupuesto de su departamento, correspondiente a 2024, los recursos se elevaron a 1.547 millones, 115 más de lo presupuestado por el anterior gobierno autonómico. Unos recursos, ha añadido, que permitirán afrontar el próximo curso con un capital humano adecuado a las necesidades, principalmente en Educación Especial, grupo para el que se espera contar con alrededor de seiscientos auxiliares de apoyo.

Incremento

También ha defendido como prioridad para su departamento la escuela rural, destacando los convenios al 50 % suscritos con las diputaciones de Huesca y Teruel para destinar un millón de euros en cada una de las provincias para obras de infraestructura educativa fundamentales para el territorio.

Tras señalar que confiaba en llegar a un acuerdo similar con la Diputación de Zaragoza, ha resaltado el incremento de los recursos destinados en 2024 a la inclusión (de 6 a 12,5 millones), al transporte escolar (de 18 a 21 millones) y a los gastos de mantenimiento de los centros a fin de garantizar el confort de alumnos y profesores (de 21 a 28 millones).

En respesta a esta intervención, Urquizu le ha reprochado el mostrarse "autocomplaciente", antes de recordarle la existencia de movilizaciones en distintos centros de la comunidad para exigir un mayor número de profesores en las aulas a fin de evitar un aumento de las ratio y el previsible cierre de aulas.

Unos argumentos que han reiterado posteriormente los grupos de IU, Podemos y CHA en sus respectivas intervenciones, que han vuelto en insistir en la 'carga ideológica' de la política educativa del Gobierno aragonés en favor de la concertada.

Bombas

En respuesta a todas las críticas, Forniés ha recordado que en los diez meses de la actual legislatura se había dedicado a garantizar una educación de calidad y en igualdad, pero también a "desactivar las bombas" que había dejado el anterior ejecutivo socialista en coalición tanto en infraestructuras inacabadas, que ha ejemplificado en la situación actual del colegio Ana María Navales de Zaragoza, o en la situación de la educación especial.

Respecto a este punto, ha recordado que su antecesor en el cargo, Felipe Faci, sacó 300 plazas en agosto de 2023, antes de conformarse el actual gobierno, a pesar de que eran necesarias 600, una situación que ha reconocido que le causa "preocupación" dado que las necesidades educativas han incrementado este año en un 18 %.

También ha calificado de "éxito" el proceso de escolarización mediante el criterio de zona única, que ha posibilitado que más de un 97 % de las familias eligieran colegio en primera opción y que, ha ejemplificado, en la zona del Actur pudieran pasar a elegir de 16 a 95 centros, algo, ha añadido, que ha generado una alto grado de satisfacción.

Ha rechazado los reproches del PSOE sobre las ratios, dado que en el anterior gobierno las estableció en 26+1 por aula, mientras que en la actualidad se sitúan en 23+1, y les ha responsabilizado de mantener una alta tasa de interinidad entre el profesorado del 40 % y de mantener durante años a este colectivo con los peores sueldos del país. Una situación, ha añadido, frente a la que ya se han iniciado pasos por parte del actual Gobierno aragonés.