Tribunales

Un juicio dirime esta semana la herencia de la familia Luengo

La justicia decide la validez del pacto sucesorio de una de las mayores fortunas de Aragón

Instalaciones de la empresa Brilen-Novapet, perteneciente a Samca.

Instalaciones de la empresa Brilen-Novapet, perteneciente a Samca. / Ángel de Castro

M. D. S.

El juicio que dirimirá si es válido el acuerdo entre el empresario y presidente del Grupo Samca, Ángel Luengo y su mujer, Aurora Sanz, para dejar su herencia en manos de dos de sus nietos ya se celebra desde este lunes en Zaragoza. Será a lo largo de esta semana, durante cuatro días, cuando la justicia decidirá sobre la herencia de una de las mayores fortunas de Aragón, después de que varios miembros de la familia alegaran que debería ser declarado nulo el pacto, al considerar que tal acuerdo tenía como finalidad la anulación de la autonomía de la voluntad de la mujer.

La vista oral, que se celebra a puerta cerrada desde este lunes, llega también después de que en septiembre de 2023 se celebrara una audiencia previa que concluyó sin acuerdo.

En este caso, la parte demandante argumenta, preguntada por este diario, que con el último contrato sucesorio entre ambos, suscrito el 12 de noviembre del año 2010, se sustituía la voluntad de Aurora Sanz por la de su marido. En ese sentido, consideran que la rúbrica llegó por el estado de vulnerabilidad de la mujer, con un documento complejo que no pudo entender y que, además, y a diferencia de los testamentos que la pareja había firmado con anterioridad, este se hacía ahora irrevocable.

Este pacto incluía que, en el caso de que muriera primero Ángel Luengo, la voluntad de la mujer fuera sustituida por las de unos terceros. Algo que finalmente sucedió, al fallecer el empresario aragonés en agosto de 2021, mientras que su esposa murió casi dos años después, en el mes de abril del año pasado.

En la audiencia previa celebrada en septiembre, la justicia desestimó la petición de los demandados para fijar la cuantía del procedimiento en un importe cercano a los 2.000 millones de euros, algo que podría desincentivar que los demandantes siguieran con el proceso por su alto coste. En este caso, el juzgado marcó esta cuantía como indeterminada.

Para este juicio, se ha admitido la declaración de catorce de las partes personadas, incluidos los nietos beneficiarios de la herencia, Javier y Guillermo Luengo, además de la de 23 testigos y seis peritos. De la misma forma, incluye la reproducción de varios testimonios en formato de audio de Aurora Sanz.

Ángel Luengo fue uno de los empresarios más destacados de Aragón. Nacido en Hoz de la Vieja (Teruel), en 1972 adquirió la Sociedad Anónima Minero Catalano-Aragonesa (Samca). El grupo arroja una facturación cercana a los mil millones de euros.