REHABILITACIÓN DE VIVIENDAS EN ARAGÓN

Yeso artesano y sostenible para viviendas sanas y saludables

La empresa aragonesa Nohuki comenzó como un proyecto de investigación exhaustivo de los yesos en el Bajo Aragón. Hoy en día fabrican y realizan revestimientos con yeso alabastrino, un material natural y sostenible

Nohuki se dedica a la fabricación de yeso artesanal usando como materia prima el yeso alabastrino.

Nohuki se dedica a la fabricación de yeso artesanal usando como materia prima el yeso alabastrino. / SERVICIO ESPECIAL

Monográficos

Andrés Millán inició su andadura como profesional en el mundo de la construcción en el año 1998, y desde entonces hizo del revestimiento su vocación. Gracias a su carácter emprendedor, en 2011 creó, junto a Mónica Tello y José Miguel Gracia, Millánplasol, una empresa dedicada a la ejecución de revestimientos y acabados de edificios tanto interiores como exteriores.

A la postre, Millánplasol se convirtió en una empresa sensibilizada con la bioconstrucción, orientada a la utilización de materiales respetuosos con el medio ambiente y buscando siempre la sostenibilidad de las edificaciones, dando lugar a viviendas saludables. Esta constante búsqueda de sostenibilidad llevó a la compañía a iniciar un proyecto cuyo objetivo era realizar una investigación exhaustiva de los yesos del Bajo Aragón. El resultado de este estudio ha sido la creación de una nueva empresa, Nohuki Yeso artesano de Teruel, dedicada a la fabricación de este material de manera artesanal, usando como materia prima el yeso alabastrino

Nohuki es un yeso artesano natural y resistente, fabricado al más puro estilo tradicional, un yeso cocido a alta temperatura en un horno de bóveda, conformada por la propia piedra de yeso, utilizando como combustible leña de olivo, usando como materia prima la piedra del rechazo del aserrado del alabastro: el yeso alabastrino, procedente de las canteras de Albalate del Arzobispo, el resultado es un material 100% natural y ecológico, sin aditivos.

El yeso se cuece a alta temperatura en un horno de bóveda.

El yeso se cuece a alta temperatura en un horno de bóveda. / SERVICIO ESPECIAL

Los revestimientos con el producto resultante,  ofrece una amplia variedad de acabados, así como, gran versatilidad de texturas para crear ambientes decorativos únicos y personalizados. Revestimientos y pavimentos continuos que marcan la diferencia.

En definitiva, en Nohuki han conseguido combinar la tradición con la innovación, ya que adaptan la técnica artesanal, de la mano del profesional artesano Jesús Herrero, con las necesidades del mundo actual. Además, también dan mucha importancia a la sostenibilidad y a la economía circular: "Seguimos un modelo de producción y consumo que implica reutilizar y reciclar los materiales existentes. Nuestro producto se obtiene de piedra de alabastro de rechazo, cocido en horno de leña procedente de la poda de olivo".

El principal beneficio del yeso alabastrino en la construcción es que, además de ser una alternativa ecológica y saludable que aprovecha las energías renovables, ofrece infinitas posibilidades de decoración y por ello la empresa lo adapta a los gustos y necesidades de los clientes, ya que es muy moldeable, lo que lo hace una opción muy versátil. Cuenta también con una gran capacidad para resistir a la intemperie en revestimientos verticales, menor porosidad, mayor elasticidad y una adherencia estupenda