Sanidad

Más de 2.400 aragoneses están de baja, a la espera de una operación en Traumatología

Más de un millón de personas han estado más de un año sin ir a trabajar en España por estar de baja, ha asegurado el consejero de Sanidad, José Luis Bancalero

El Gobierno de Aragón creará una comisión con las mutuas y los agentes sociales para encontrar soluciones que permitan agilizar el diagnóstico a trabajadores que se encuentran en incapacidad laboral por contingencias comunes

Reunión esta mañana, entre el Gobierno de Aragón, agentes sociales y mutuas.

Reunión esta mañana, entre el Gobierno de Aragón, agentes sociales y mutuas. / GOBIERNO DE ARAGÓN

Eva García

Eva García

El tiempo medio para obtener un diagnóstico o realizar unas pruebas médicas es de 39 o 40 días, un tiempo que en el caso de las lesiones musculoesqueléticas puede ser mayor porque "no se les puede poner un tratamiento o una rehabilitación". En España, más de un millón de personas han estado más de un año sin poder ir a trabajar por estar de baja; y Aragón es la segunda comunidad autónoma con un mayor grado de incapacidad temporal por contingencias comunes o por absentismo. Estos son algunos de los datos aportados tras la reunión celebrada esta mañana entre el Gobierno de Aragón (representados por la vicepresidenta segunda y consejera de Economía, Empleo e Industria, Mar Vaquero; y el consejero de Sanidad, José Luis Bancalero), los agentes sociales y las mutuas, cuyo objetivo es mejorar la salud laboral y la atención sanitaria a los trabajadores. Vaquero ha reconocido que el objetivo es "poner al trabajador en el centro", analizando las causas, y mejorando el diagnóstico y los tratamientos para reducir ese absentismo.

En este sentido, consejero ha explicado que más de 2.400 personas en edad laboral, entre los 30 y los 65 años, están esperando una intervención quirúrgica en Traumatología, y ha anunciado que en los próximos días habrá "buenos datos" respecto a las listas de espera".

Para paliar estas situaciones, Bancalero ha anunciado la creación de una comisión cuyo objetivo es el de abordar soluciones que permitan agilizar la atención y las pruebas médicas a trabajadores que se encuentran de baja laboral por contingencias comunes. En este sentido, ha asegurado que "ya habíamos detectado un problema" con la población que está a la espera de pruebas o diagnósticos, una espera que "no solo produce problemas físicos" sino que también afecta al ámbito emocional. "Hay mayor porcentaje de depresiones" porque esta situación altera al ámbito familiar, de amistades y también de pérdida de autoestima".

El primer paso es la creación de un grupo técnico compuesto por dos miembros de cada una de las partes que estudiarán las "patologías más relevantes" y cómo reducir los tiempos de espera con la "colaboración de las mutuas y las empresas". Será la Consejería de Economía que enviará una carta, explicó Bancalero y, seguramente, a lo largo de este mes de julio , estarán ya los representantes y "al menos, un cronograma con los agentes que van a estar implicados".

Reducir ese tiempo medio de espera para un diagnóstico de unos 40 días es esencial, por eso "también vamos a contactar" con las sociedades científicas que estén involucradas en esas patologías para que nos sirvan de guía técnica y no nos desviemos hacia lo que es más frecuente". Es por eso, que ha hecho hincapié en la necesidad de ser "más ágiles" porque "la persona tiene que volver a su ámbito laboral para que se sienta bien".

Preguntado por ccuálesson las patologías más numerosas derivadas de los procesos físicos que provocan no ir a trabajar, ha explicado que son la depresión y la ansiedad porque estar de baja "signfica una merma económica".

Desde el departamento de Sanidad, ha reconocido el consejero, es una prioridad rebajar las listas de espera, y en eso llevan trabajando. Fruto de ese trabajo "pusimos en marcha un convenio con la MAZ que el gobierno anterior lo tenía totalmente aparcado". El equipo de Gobierno PP-VOX lo ha incentivado y "estamos ya prácticamente en el 90% de la actividad que son capaces de asumir", a lo que hay que añadir, que "nos van a permitir utilizar suelo quirúrgico llevando a nuestros profesionales", como los traumatólogos del Clínico que ya operan allí.

Por su parte, Mar Vaquero, ha reconocido que todos los sectores están implicados, aunque ha echado en falta al INSS, que "ha sido invitada a la reunión pero no ha asistido".

Agentes sociales

Tanto los representantes del Gobierno de Aragón como los agentes sociales se han mostrado muy satisfechos al término de la reunión. Desde CCOO mostraron la "preocupación por la salud de las personas que están de baja y que en muchas ocasiones sufren retrasos" en el diagnóstico y en las pruebas y ahí es donde quieren poner el foco para que "esos procesos se acorten", ha señalado Manuel Pina. Desde UGT, José Juan Arceiz, ha hecho hincapié en la necesidad de desarrollar algunos temas para que "el trabajador sane cuanto antes" y así vuelva a recibir el 100% de sus ingresos, lo que beneficiará a la economía familiar; y además, también ahorrará dinero público. Esta mesa técnica que se creará "tendrá que darnos un protocolo de actuación" que agilice la recuperación.

María Jesús Lorente, de Cepyme, ha reconocido que las bajas es "un tema que nos preocupa", ya que los trabajadores tardan una media de 40 días en tener un diagnóstico, un tiempo que es mayor en el caso de las lesiones musculoesqueléticas, lo que supone una pérdida para las pymes, pero también para las empresas grandes y para el propio trabajador.

En cuanto a Guillermo de Vílchez Lafuente, gerente de la MAZ, también insistió en que ese protocolo permitirá acelerar "la sanación del trabajador", aunque ha añadido que el tema de la incapacidad temporal es "un problema nacional" que avanza cada día y que "causa perjuicios enormes". La dificultad para solucionar este problema es doble porque "los recursos sanitarios son limitados" y porque "tenemos que cumplir unos procedimientos burocráticos" en cuanto a la incapacidad temporal por enfermedad común. No trabajar, ha dicho, causa "mucho impacto" tanto en la persona trabajadora como en su entorno social.