El tiempo sigue a lo suyo en Zaragoza: bajón de las temperaturas tras alcanzar los 41 grados

El jueves será el día más caluroso de toda la semana en la capital aragonesa donde se esperan noches tropicales

Varias personas se refugian del calor en Zaragoza

Varias personas se refugian del calor en Zaragoza / Josema Molina

El verano está siendo más fresco que los anteriores en Zaragoza. Las temperaturas están dando un respiro a la ciudadanía que ha comenzado sus vacaciones veraniegas sin tener que refugiarse obligatoriamente debajo del aire acondicionado de su casa o dentro de cualquier piscina. El fuerte viento está siendo el inesperado protagonista en estos primeros veinte días de la estación más calurosa del año. El cierzo ha provocado que la sensación térmica sea más suave de lo habitual a esta altura del año.

Sin embargo, el tiempo puede cambiar de un día para otro. La semana del 8 de julio ha comenzado en Zaragoza con una subida de las temperaturas que se prolongará a lo largo de los días hasta superar por primera vez en todo el año los 40 grados. Según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), el jueves será el día más caluroso de la semana en la ciudad donde se alcanzarán los 41 grados de temperatura acompañados de unas rachas del sureste.

Este lunes ya se notará más el calor, aunque las nubes cubrirán el sol durante gran parte del día. Las máximas van a alcanzar los 35 grados. La subida no se frenará ni el martes ni el miércoles. Mañana, los termómetros superarán los 37 grados, pero las rachas de cierzo suavizarán el fuerte calor por la tarde-noche. Mientras, el miércoles ya se rozarán los 40 grados.

La AEMET ya ha activado la alerta amarilla por altas temperaturas en Zaragoza tanto el martes como el miércoles y se esperá que el aviso se prolongue hasta el jueves. También se espera que todas las noches de la semana sean tropicales a excepción del viernes. Y es que las mínimas no bajarán en ningún momento de los 20 grados.

A pesar del fuerte calor, el tiempo volverá a cambiar radicalmente de un día para otro. La predicción indica que las temperaturas bajarán hasta 12 grados en menos de 24 horas. Las máximas el viernes no llegarán a alcanzar los 30 grados mientras que las mínimas por fin descenderán de los 20 gracias a unas rachas de cierzo que superarán los 30 kilómetros por hora.

Los termómetros se irán recuperando de cara al fin de semana, aunque los valores no serán tan altos como el jueves. El sábado se esperan 34 grados en Zaragoza y el domingo 38 de máxima.