CIRCUITO PLANETA AGRO

Comunicación y trabajo en equipo, dos claves para el futuro del sector agrario

La jornada Planeta Agro, organizada por EL PERIÓDICO DE ARAGÓN, reunió a diferentes profesionales del sector agroalimentario en una mesa de expertos donde se debatieron cuestiones de vital importancia para conocer los diferentes retos a los que se enfrenta hoy en día 

Arriba, de izquierda a derecha: José María Alcubierre, David Navarro, Juan José Orriés, José Víctor Nogués, José Ramón Cambero y Jorge Heras. Abajo, Eloy Ascaso, Ricardo Barceló, Ángel Samper, Cristina Sánchez y Nicolás Espada.

Arriba, de izquierda a derecha: José María Alcubierre, David Navarro, Juan José Orriés, José Víctor Nogués, José Ramón Cambero y Jorge Heras. Abajo, Eloy Ascaso, Ricardo Barceló, Ángel Samper, Cristina Sánchez y Nicolás Espada. / LAURA TRIVES

Mejorar la comunicación, impulsar la digitalización y la formación, adaptarse a los nuevos hábitos y fomentar la unión de los eslabones de la cadena alimentaria. Estas fueron las principales cuestiones que se abordaron en la jornada Planeta Agro, celebrada el 3 de julio en el Hotel Alfonso de Zaragoza y organizada por EL PERIÓDICO DE ARAGÓN, con el impulso de AgroBank y la colaboración de Mercazaragoza, Cooperativas Agroalimentarias de Aragón, Aragón Alimentos Nobles y Gobierno de Aragón. La mesa de expertos contó con la participación de José María Alcubierre, director general de UAGA; David Navarro, director de AgroBank en la Territorial Ebro de CaixaBank; Juan José Orriés, director general de Innovación y Promoción Alimentaria del Gobierno de Aragón; José Víctor Nogués, presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Aragón y José Ramón Cambero, director de Servicios de Mercazaragoza. Condujo el acto, que llevaba por título La agroalimentación aragonesa, una despensa global. Retos y oportunidades, el periodista de este diario Jorge Heras Pastor

Durante la mesa, los expertos debatieron sobre los cambios que está experimentando el sector agroalimentario aragonés.

Durante la mesa, los expertos debatieron sobre los cambios que está experimentando el sector agroalimentario aragonés. / LAURA TRIVES

En sus palabras de bienvenida, Ricardo Barceló, director de EL PERIÓDICO DE ARAGÓN, recordó la importancia del sector primario: «Dinamizador, vertebrador, clave para impulsar la riqueza y el empleo y seña de identidad gracias a la gran calidad de sus productos». De igual forma, apuntó los grandes desafíos a los que se enfrenta, entre ellos la difícil situación de sequía y la excesiva regulación que ha hecho que en la comunidad «se estén perdiendo una media de 200 agricultores al año». 

Eloy Ascaso expuso diferentes formas de afrontar los desafíos del sector.

Eloy Ascaso expuso diferentes formas de afrontar los desafíos del sector. / Laura Trívez

Esta cuestión fue retomada por Eloy Ascaso, director comercial de la red CaixaBank en Aragón y La Rioja. En su intervención, señaló que el sector agrario es «un tejido vital» que se enfrenta a una delicada situación que implica desafíos como la digitalización, el cambio climático, la mejora de la competitividad y las nuevas demandas de los clientes. A su vez, hizo hincapié en las formas de afrontarlos que, según Ascaso, pasan por fomentar la formación, participar en proyectos de investigación y aumentar la influencia de las organizaciones agrarias en la formulación de las políticas que afectan a esta área. «El sector necesita incentivos y todo ello debe ir acompañado de soporte económico y tecnológico. En ese sentido AgroBank es la primera entidad financiera del país en apoyo al sector agroalimentario», aseguró Ascaso. 

La mesa redonda comenzó haciendo una radiografía a la situación actual de la agroalimentación en Aragón. José María Alcubierre fue el primero en tomar la palabra expresando su preocupación porque «el sector agrario empieza por las personas y los agricultores y ganaderos están en peligro», afirmó, añadiendo que esa pérdida de agricultores está relacionada con las «amenazas» que sufre el sector desde la política. Para el director de UAGA, es necesaria tener «una visión de conjunto» y preguntarse si «de aquí a 15 años queremos tener una agricultura de personas o de grandes corporaciones». 

José María Alcubierre, director general de UAGA.

José María Alcubierre, director general de UAGA. / LAURA TRIVES

"El sector agrario empieza por los agricultores y ganaderos y estos son los que están más en peligro"

José María Alcubierre

— Director general de UAGA

Juan José Orriés, amplió la visión hacia el punto de vista del consumidor y del comercio, y explicó que hay que intentar tomar medidas para que el agricultor no se sienta en una situación de inferioridad frente al comercio. Por su parte, José Victor Nogués puso encima de la mesa el reto que supone el relevo generacional, afirmando que «los pueblos se están quedando sin gente». Contra esto, según Nogués, «debemos definir el modelo de agricultura y ganadería que queremos en Aragón y educar al consumidor para que sea consciente de que lo que se produce en nuestra tierra crea valor en ella y sus beneficios revierten en el territorio». 

Por su parte, José Ramón Cambero explicó que Mercazaragoza dispone de infraestructuras para ayudar al sector primario y que pueden servir «como nexo para reactivar sinergias entre los diferentes agentes». El punto optimista lo aportó David Navarro, quien destacó que el primario es «un sector fuerte, diverso y con unas bases asentadas». 

David Navarro, director de AgroBank en la Territorial Ebro de CaixaBank.

David Navarro, director de AgroBank en la Territorial Ebro de CaixaBank. / LAURA TRIVES

"Hablamos de un sector fuerte y con las bases asentadas, pero hay que buscar la colaboración de todos los agentes"

David Navarro

— Director de AgroBank en la Territorial Ebro de CaixaBank

Transformación a despensa

En relación con el título de la mesa, el moderador preguntó sobre los avances que se han dado para transformar Aragón de granero a despensa global, es decir, dejar de vender solo materia prima para vender productos elaborados. En este camino, el presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Aragón puso sobre la mesa que «tenemos un problema de cortoplacismo». Según señaló, «esperamos resultados en muy poco tiempo y las cooperativas somos lentas. Necesitamos cambiar algunos aspectos de la legislación para ser más ágiles». Pese a ello, «vamos despacio, pero algo se está consiguiendo», aseguró. 

También apoya esta transformación el Gobierno de Aragón a través de acciones de promoción y ayudas a la producción, aunque Juan José Orriés incidió en la necesidad de contar con «elementos que unan los diferentes eslabones de la cadena alimenticia» para tener más fuerza. Además, asumió que en este camino la labor de la Administración ha de ser también la promover esta colaboración para «concienciar al consumidor de que compre producto local, intentar mejorar la comercialización y apoyar todas las iniciativas que surjan».

Juan José Orriés, director general de Innovación y Promoción Alimentaria del Gobierno de Aragón.

Juan José Orriés, director general de Innovación y Promoción Alimentaria del Gobierno de Aragón. / LAURA TRIVES

"Necesitamos elementos que sirvan de unión para los diferentes eslabones de la cadena alimenticia"

Juan José Orriés

— Director general de Innovación y Promoción Alimentaria del Gobierno de Aragón

De nuevo en este punto Mercazaragoza mostró su potencial como «punto de unión entre el sector primario y las corporaciones» y por ello, José Ramón Cambero secundó la necesidad de colaboración: «Desde la persona que está plantando hasta la que se va a encargar de comercializar los productos tenemos que estar unidos». Además, subrayó la importancia de «hacer marca» y de esforzarse en comunicar. «Hay que hacer campañas de publicidad y hacerlas entre todos», apostilló. 

José Ramón Cambero, director de Servicios de Mercazaragoza.

José Ramón Cambero, director de Servicios de Mercazaragoza. / LAURA TRIVES

"Tenemos que hacer un esfuerzo grande en comunicar, para apoyar y dar a conocer los productos con marca"

José Ramón Cambero

— Director de Servicios de Mercazaragoza

Pero para acometer todos estos cambios, la industria agroalimentaria tiene que afrontar grandes inversiones. De ello se mostraron conocedores en CaixaBank, y hace ya diez años desarrollaron AgroBank, una «propuesta de valor» cuyo objetivo es el «acompañamiento y la ayuda» al sector primario desde cuatro pilares fundamentales. Por un lado, una oferta de productos específicos «que tiene que estar viva y para ello debemos estar cerca de lo que ocurre en el sector», explicó Navarro. Otro pilar es la «especialización», para la cual se esfuerzan por entender las necesidades de los agricultores y ganaderos y formarse para poder atenderles. El tercer pilar tiene que ver con «acciones de impulso», incentivando y promoviendo encuentros y actividades para dar voz al sector. Por último, el bloque de innovación, sostenibilidad y digitalización. «Lo que pretendemos es ofrecer soluciones y trasladarlas a través de proyectos concretos», explicó el director de AgroBank de la Territorial Ebro. 

José Víctor Nogués, presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Aragón.

José Víctor Nogués, presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Aragón. / LAURA TRIVES

"Debemos educar al consumidor para que sepa que lo que se genera en nuestra tierra crea valor en ella"

José Víctor Nogués

— Presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Aragón

Otro de los problemas del sector agrario es la creciente normativa medioambiental y de seguridad alimentaria. Ante esto, José Víctor Nogués expresó que en Aragón y en Europa «se están haciendo las cosas bien» para dar todas las garantías al consumidor, pero señaló que este debe ser «responsable» y «consciente de lo que está comprando y de lo que cuesta», al tiempo que recordó que habría que exigir la misma regulación a los productos que llegan de terceros países

Juan José Orriés, desde la perspectiva del Gobierno, añadió que «cuando intentas establecer una norma tienes que facilitar unas ayudas para aplicarlas». Es decir, «se pueden llevar a cabo cambios para producir de manera más sostenible, pero teniendo en cuenta a los que salen perjudicados con ella y estableciendo presupuestos que apoyen la medida y disminuyan los efectos adversos».  

El consejero Ángel Samper fue el encargado de clausurar la jornada.

El consejero Ángel Samper fue el encargado de clausurar la jornada. / Laura Trívez

La clausura estuvo a cargo de Ángel Samper, el consejero de Agricultura, Ganadería y Alimentación, que reforzó algunas de las ideas expuestas como la importancia de la comunicación y la financiación para afrontar los retos del sector. «Es fundamental la cohesión entre los agentes que intentan dar solución a los problemas», expuso el consejero, quien finalizó añadiendo que «las políticas no se pueden fundamentar en permitir o prohibir; deben centrarse en los incentivos y los apoyos a la gente» y solo serán efectivas si se esfuerzan por poner al agricultor «en el centro».