Notas de corte

Los nuevos alumnos de la Universidad de Zaragoza: "¡Ale! Por fin una preocupación menos"

Tras un mes de espera desde la celebración de la Evau, los estudiantes de Bachillerato conocieron ayer si habían sido admitidos en los grados universitarios que querían. Quien se quedó en lista de espera confía en los llamamientos.

Los estudiantes de Bachillerato durante uno de los examenes de la Evau'24, en una imagen de archivo.

Los estudiantes de Bachillerato durante uno de los examenes de la Evau'24, en una imagen de archivo. / Andreea Vornicu

Judit Macarro

Judit Macarro

Un mes ha pasado desde que los alumnos de Bachillerato acabaron sus exámenes de la Evau en Aragón. Sin embargo, muchos no se despidieron de la incertidumbre hasta ayer por la mañana, cuando se dieron a conocer las notas de corte para entrar a la Universidad de Zaragoza. Todas las dudas quedaron resueltas de un plumazo, aunque solo para aquellos que sí lograron entrar en la carrera deseada. Mientras tanto, los que no lo lograron tendrán que esperar a los sucesivos llamamientos, cuando las calificaciones van variando. El siguiente será el 22 de julio.

En el caso de Celia Sánchez, recibió con mucha alegría la noticia de que había entrado en Administración y Dirección de Empresas (ADE) en Zaragoza. «Estoy bastante contenta, era mi primera opción y no las tenía todas conmigo», aseguró la joven.

Durante la espera, señaló que se replanteó todas las opciones posibles si no conseguía la nota necesaria. «Miré grados superiores de Administración en Zaragoza y también eché para hacer la carrera en la Universidad de Logroño, pero esperaba poder quedarme en Aragón y no irme lejos de casa», explicó.

Los nervios y las dudas quedaron atrás al conocer que, «por fin», había sido admitida en su primera opción. «He sentido un alivio increíble y he pensado: ale, una preocupación menos», expresó. Ahora que ya tiene claro lo que va a hacer durante cuatro años, Claudia dice que «de momento» no se plantea lo que quiere ser en el futuro. «Haré los cuatro años de carrera y luego ya veré por donde tiro», señaló la joven, quien aseguró tener «muchas ganas de vivir la experiencia universitaria».

Por su parte, la primera opción de Nacho Merino también fue intentar entrar a el grado de ADE y lo consiguió «sin problema». Según indicó, las notas «han bajado un poco y me ha dado la media». El joven explicó que su intención y deseo era quedarse en Zaragoza. «No quería ni irme lejos, ni tampoco que mis padres se gastaran mucho dinero», apuntaba.

De hecho, para asegurarse su sitio en la Universidad de Zaragoza dice que echó solicitud en varias carreras. «Apunté en la lista Economía, Finanzas y Derecho, porque sí o sí tenía que ser algo en la ciudad y que estuviera relacionado con mi primera opción», añade. 

Frente a la alegría y el jolgorio de los estudiantes que consiguieron plaza en su grado deseado, otros, sin embargo, lamentaron quedarse en lista de espera. Fue el caso de Carmen Pérez, zaragozana que se presentaba por segunda vez a la Evau. «En 2022 hice el examen, pero me decanté por estudiar el grado superior de Imagen para el Diagnóstico, pero al acabarlo decidí comenzar Enfermería», cuenta la joven.

Al repetir la prueba después de dos años, Carmen explica que solo se presentó a las optativas de «Biología y Química para subir nota». Para esta segunda ocasión su nota llegó a un 11,75 de media. Sin embargo, ayer descubrió con pesar que se quedó «a cuatro décimas para entrar», lamentó. Tras el «chasco» inicial, la joven asegura que no pierde la esperanza y que se mantiene «positiva» para entrar en la segunda convocatoria.