Salud mental

La Unidad de Trastornos Alimentarios del hospital Provincial de Zaragoza cierra sus puertas

La asociación TCA Aragón alerta que los pacientes se quedarán "desamparados hasta septiembre" por la falta de trabajadores

Desde Sanidad, aseguran que están trabajando para "evitar" la suspensión y "buscan" a trabajadores para mantener este servicio durante el verano

Interior del hospital Provincial.

Interior del hospital Provincial. / Ángel de Castro

Judit Macarro

Judit Macarro

Las consultas externas del programa de Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA) de adultos ubicado en el hospital Provincial de Zaragoza ya han cerrado sus puertas y no las abrirán hasta finales de septiembre. Así lo ha asegurado a este diario la presidenta la asociación TCA Aragón, María Consuelo Alcalá, quien ha apuntado como motivo de la clausura estival la "alarmante" falta de personal. La unidad, ha explicado Alcalá, solo cuenta con dos psiquiatras, "de los cuales uno está de baja y el otro tiene derecho a disfrutar de las vacaciones que le corresponden, igual que le ocurre a la única psicóloga". 

Por su parte, fuentes del Departamento de Sanidad aseguran a EL PERIÓDICO DE ARAGÓN que ya están "buscando" a profesionales para "evitar" el cierre de la unidad durante el verano.

En la actualidad, según Alcalá, hay más de 250 pacientes en lista de espera. "Son 157 que corresponden a un psiquiatra y 106 al otro. Todos ellos tendrán que seguir esperando para ser atendidos", ha incidido la presidenta de la asociación. Una situación "alarmante" de demora que ha ejemplificado al decir que "un paciente que salió de la consulta el 12 de diciembre con la cita programada para un mes después y a fecha de hoy todavía no ha recibido la carta".

Las épocas de vacaciones como son el verano o la navidad, según Alcalá, son "las épocas del año más inestables para los trastornos alimentarios".

Con el cierre de la unidad de TCA (UTCA), Alcalá asevera que desde el hospital Provincial instan los pacientes que se quedan sin servicio a que acudan a los respectivos servicios de urgencias o a las unidades de salud mental de referencia. Una derivación de los pacientes que, debido a la falta de profesionales en el resto de sectores de Zaragoza, "supone un mayor abandono", ha afirmado la presidenta de TCA Aragón.

"En el sector 1, al que corresponde el hospital Royo Villanova, faltan cinco psiquiatras; en el sector 2, al que pertenece el hospital Miguel Servet, faltan siete psiquiatras y varios psicólogos; en el sector 3, el hospital Clínico Universitario Lozano Blesa tiene la planta de psiquiatría en obras y envía a los pacientes al Militar, donde el número de camas es menor", ha especificado la presidenta.

"Tampoco la UTCA de infanto-juvenil del hospital Clínico puede derivar a la unidad de adultos a los pacientes que ya han cumplido los 18 años y tienen que intentar mantenerlos hasta la reapertura de dicha unidad después del verano", ha alertado Alcalá.