Aínsa ha superado la primera fase del concurso "Juntos brillamos más" y se ha convertido en uno de los tres pueblos finalistas de la novena edición de este certamen. El municipio de la provincia de Huesca competirá con Mojácar (Almería) y Santillana del Mar (Cantabria) para convertirse en el escenario del anuncio navideño de Ferrero Rocher.

"Los datos de la difusión que tenemos en redes sociales nos apuntaban que estábamos llegando a más de 600.000 cuentas únicas, lo que nos proporciona una visibilidad muy grande" e "indudablemente tenía que tener su reflejo en votos y es que la página web registraba a más de 36.000 personas que se habían inscrito y participado en esta primera votación", ha apuntado el gerente de la Sociedad para la Promoción Turística de Huesca (TuHuesca), Fernando Blasco.

Tras conocer la noticia, Blasco ha animado a seguir votando para que Aínsa sea el pueblo ganador. "Tenemos que apelar a que los usuarios que ya han votado, a las personas que quieren a la provincia de Huesca, que colaboran, que comentan y que generan comunidad de amigos de la provincia para que este año se iluminen las luces este municipio altoaragonés".

La fase final de la novena edición de 'Juntos brillamos más' comienza este jueves, 1 de diciembre, y ya se han reabierto las votaciones en el siguiente enlace para los tres pueblos finalistas que siguen en la competición y que estará en activo hasta el próximo 11 de diciembre.

Ferrero Rocher, como impulsor de la incitativa, anunciará el nombre del pueblo ganador el día 12 de diciembre dando paso a la instalación y el posterior alumbrado. Las votaciones se mantendrán en activo a través de la página web de la marca, donde también se pueden encontrar todos los vídeos promocionales de los pueblos candidatos y más información de interés.

La iluminación consiste en instalar un conjunto de luces LED de alta eficiencia energética, una opción que implica una reducción del 75 por ciento del consumo con respecto a las bombillas de bajo consumo.

Se calcula que la iluminación tiene un consumo orientativo de cinco kilovatios por hora, lo que supone un consumo menor que el que generan tres hogares con una estufa eléctrica conectada --calculado sobre un promedio de seis horas de iluminación diaria--.