El balance de rescates de montaña en Aragón durante el Puente de la Constitución dejó varios sucesos atendidos por la Guardia Civil en todo el Pirineo altoaragonés. El Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña de Boltaña recibió un aviso el pasado martes alertando que un perro se había precipitado 30 metros por un barranco quedando inmovilizado después de que se hubiese alejado de la presencia de su dueño al seguir el rastro de otro animal.

Fruto de esta alerta, un grupo de especialistas acudieron al lugar, cerca del Cañón de Añisclo en el término municipal de Fanlo, para localizar al perro que había quedado inmovilizado y sin poder ser rescatado por su dueño debido a la dificultad del terreno. Los agentes tuvieron que descender en el abrupto lugar para poder extraer con éxito al can hasta una zona segura. Debido al nerviosismo que presentaba el animal tras la caída y las heridas en las patas, los especialistas tuvieron que llevarlo hasta el vehículo en hombros para ser trasladado a un centro veterinario.

Además del susto, el dueño del perro recibió un aviso de sanción por parte de la Guardia Civil por una posible infracción al Decreto 49/2015 del Parque Nacional de Ordesa en concordancia con el Decreto Legislativo 1/2015 de Espacios Protegidos de Aragón bajo el precepto de "La introducción de perros sueltos en el Parque Nacional".